1917

8.2
1917 Nos encontramos en el año 1917. La Guerra Mundial amenazaba con cambiar, para siempre, el orden mundial. Ante la amenaza que se cernía, Estados Unidos decidió entrar en el conflicto con el objetivo de desequilibrar la balanza que caracterizaba a la contienda.     1917 Critica Para empezar -bien- confieso que mi película imprescindible sobre la I Guerra Mundial sigue siendo "Senderos de gloria" de Stanley Kubrick, sobre un guion escrito por él mismo, Calder Williangham y el gran Jim Thomson. Una obra maestra. 1917 es una buena película de acción. Me mantuvo en tensión en sus más de dos horas de duración, con el estómago hecho un nudo. Probablemente que sea un prodigio técnico ese plano-secuencia único que sigue a los dos soldados durante su misión casi suicida entre las trincheras y a campo abierto para llevar un mensaje. Lo que me gusta del film: que sean dos soldados anónimos los protagonistas en medio del espanto, la confusión y el miedo atroz que genera una batalla o la guerra en sí. Esa lucha por la supervivencia segundo a segundo, sin acabar de entender nunca en lo que a "uno le han metido" por muy "nobles" que sean las causas. Y sin ser héroes ni pretenderlo, aunque muchas de las decisiones o acciones tomadas en el momento lo sean. (Me gusta la conversación entre los dos soldados sobre una medalla y una botella de vino) Esta "idea" viene directamente de "La cartuja de Parma" de Stendhal, donde su héroe Fabrizio del Dongo participa, casi sin ser consciente, en la batalla de Waterloo debido al caos y la confusión. Y que recogería Tolstoi en "Guerra y paz". La ambientación, la localización de la película me parecen extraordinarias, con ayuda de los efectos digitales. El miedo, el sueño, el barro, la miseria, están muy bien reflejadas a través de las imágenes. Es ese tipo de cine que intenta hacerte "sentir" que estas en la batalla, digamos. Aunque estas sentado, afortunadamente, en tu butaca de cine. Gustarme, gustarme, hasta la admiración, está ese corte a negro que se produce hacia la mitad de la película, y que es como el nexo entre el plano secuencia y las tomas que vienen a continuación. Se produce en el momento narrativo justo y me produjo angustia, vacío... Lo que me gusta menos, poco o nada del film: 1/ La reflexión política o moral sobre la guerra está casi ausente. No le interesa al director. Basta comparar esta actitud con "Senderos de gloria", que aparte de ser una película antibelicista (chapeau) es una reflexión sobre la conducta humana puesta al límite por la ambición sin escrúpulos durante una guerra. 2/ Se apropia innecesariamente de un anécdota de "Salvar al soldado Ryan" de Steven Spielberg (Una gran película, por cierto). 3/ En dos ocasiones pone a los soldados británicos como "santos" en comparación a la cabronería de los alemanes. Conviene recordar que no eran nazis... Es ese Automegabuenismo de los ingleses en general, y que hacía especialmente repelente "Dunkerque" de Nolan. 4/Sobra la banda sonora grandilocuente. Esas partituras para las adaptaciones de las batallas de "El señor de los anillos". Es una película cara, muy cara, y se nota la influencia de lo que antes se llamaba superproducción y ahora taquillazo o blockbuster (bomba revientamanzanas in Inglish). Y de su posterior pase por las plataformas y cadenas de televisión. Aparte de ver "Senderos de gloria" (aunque no creo que nadie no la haya visto), recomiendo la lectura de "En las trincheras", crónicas sobre la Gran Guerra del periodista español (catalán para más señas) "Gaziel". Y la novela gráfica "La Gran Guerra" de Joe Sacco: un desplegable sobre la batalla del Somme en la que en la primera hora de la batalla murieron diez mil soldados británicos... Y otros tantos más.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 12/03/2020 2.06 GB 11436 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Soy leyenda

Acción Ciencia ficción Drama Suspense Terror
7.1

Soy leyenda Año 2012. Robert Neville es el último hombre vivo que hay sobre la Tierra, pero no está solo. Los demás seres humanos se han convertido en unos mutantes nocturnos llamados "Darkseekers" y todos ansían beber su sangre. Durante el día vive en estado de alerta, como un cazador, y busca a los muertos vivientes mientras duermen; pero durante la noche debe esconderse de ellos y esperar el amanecer. Esta pesadilla empezó hace tres años: Neville era un brillante científico, pero no pudo impedir la expansión de un terrible virus creado por el hombre. Él ha sobrevivido porque es inmune al virus; todos los días envía mensajes por radio con la esperanza de que haya otros supervivientes, pero es inútil. Lo único que puede hacer es buscar una fórmula que le permita utilizar su sangre inmune para devolverles a los hombres su naturaleza. Pero está en inferioridad de condiciones y el tiempo se acaba.     Soy leyenda Critica Vale con que Will Smith sea Robert Neville, hacemos un esfuerzo imaginativo y nos lo creemos. Vale con que Neville sea un cruce entre un Navy SEAL y la doctora Quinn, cuesta, pero también nos lo creemos. Vale que el tipo se dedique a hacer el gañán en el Nueva York asolado, en lugar de tratar de preservar el paso de la ya extinta raza humana como hacía el Robert Neville literario, en fin, son pequeñas licencias del guión...Y el caso es que la primera parte tiene garra, entretiene y hasta inquieta, a pesar de que nunca sientes la verdadera soledad de Smith. De hecho, da la impresión de que se lo está pasando bomba y todo. Pero el final NO. El cabreo con que he salido del cine es considerable. No se me ocurre mayor traición a un texto, a un concepto e incluso a un título. Y ahora, abajo, al spoiler...

Wonder

Drama Familia
8.2

Wonder Un niño de 10 años (Jacob Tremblay, conocido por 'La habitación') nacido con una deformidad facial que le ha obligado a ser operado 27 veces de cirugía, se esfuerza por encajar en su nuevo colegio.

El Gordo y el Flaco (Stan & Ollie)

Comedia Drama
7.1

El Gordo y el Flaco (Stan & Ollie) El Gordo y el Flaco Stan (Steve Coogan) y Ollie (John C. Reilly), conocidos en castellano como "El gordo y el flaco", se embarcan en su gira de despedida ahora que su época dorada parece haber quedado anclada en el pasado. Con la ayuda de sus respectivas mujeres, Lucille (Shirley Henderson) e Ida (Nina Arianda), ambos logran conquistar al público de las salas de Reino Unido gracias a su peculiar manera de interpretar y de entender el mundo. Este biopic ahonda en la personalidad de ambos personajes y en las circunstancias personales que les convirtieron en figuras cómicas de leyenda. El Gordo y el Flaco (Stan & Ollie) Critica       Entre el Gordo y el Flaco hay algo más que peso; juntos hicieron más de 30 cortometrajes mudos, 40 cortos sonoros, 20 largometrajes y 10 cameos. Y es que, entre muchas de las parejas cómicas de la historia del cine, Stan Laurel y Oliver Hardy están considerados como unos de los mejores humoristas del séptimo arte. La propuesta era arriesgada. Sin embargo, Jon S. Baird y su equipo la han sabido ejecutar sin escatimar en detalles ni añadir florituras innecesarias. Jon, que después de Filth, el sucio (con James McAvoy) se había estado dedicando a las series de televisión, ahora vuelve con fuerza a la gran pantalla. Pero es Jeff Pope, un gran admirador del dúo cómico y conocido productor y guionista, quien se encarga de sacar a relucir la gira teatral que realizó la pareja por el Reino Unido a principios de los 50. Pope y Baird cuentan con dos excelentes actuaciones. Por un lado Steve Coogan, que ya había colaborado con Pope en el guion nominado al Óscar de Philomena y, por otro, el cómico John C. Reilly (Chicago, Guardianes de la galaxia). Ambos se han llevado nominaciones por estas interpretaciones en los Globos de Oro y los BAFTA. El film sabe arrojar luz sobre un periodo concreto de este dúo y descubre mucho más que una mera biografía. El tesoro se encuentra en dos personas muy distintas a las que les une algo más que sus personajes. Así que, entre payasadas y lagrimillas, no solamente celebran la grandeza del Gordo y el Flaco sino que retratan una alabanza a la amistad.

Golpes del destino

Drama
7.9

Golpes del destino Million Dollar Baby Frankie Dunn, después de haber entrenado y representado a los mejores púgiles, regenta un gimnasio con la ayuda de Scrap, un ex-boxeador que, además, es su único amigo. Frankie es un hombre solitario y adusto que se refugia desde hace años en la religión buscando una redención que no llega. Un día, entra en su gimnasio Maggie Fitzgerald, una voluntariosa chica que quiere boxear y que está dispuesta a luchar denodadamente para conseguirlo. Pero lo que más desea y necesita es que alguien crea en ella. Frankie la rechaza alegando que es demasiado mayor y que, además, él no entrena a chicas. Pero Maggie no se rinde y se machaca cada día en el gimnasio, con el único apoyo de Scrap. Finalmente, convencido de la inquebrantable determinación de Maggie, Frankie decide entrenarla. Golpes del destino Critica Hace algún tiempo pude leer una frase que decía, con bastante realismo he de admitir, que "la muerte está tan segura de vencerte que te da una vida de ventaja". Después de ver esta película un servidor se acuerda de la frase y piensa en la maldita razón que llevaba el que la escribió. No obstante, soy de los optimistas y creo que, al igual que Peligro, (el que haya visto la película le recordará. Los que no, lo harán), sólo queda encajar los golpes como buenamente se pueda y levantarse. Las veces que hagan falta. Clint Eastwood, para mí, no pasará a la historia del cine solamente como el paradigma del cowboy que toma curiosos apodos como El Manco, El Rubio, El Bueno, El Chachi (ése es de mi cosecha personal) etc... y viste con un poncho y tiene una gran destreza con los "seis tiros" (AKA revólver). Ya no. Desde que vi esta pedazo de película no. Decir que tiene talento para conmover es ser superficial. Ya no es la forma de narrar la historia, que goza de un trío protagonista en estado de gracia en el plano interpretativo. Es la forma de dibujar la relación de dos soledades introvertidas que se unen en un amor casi paternal (Eastwood y Swank), velado durante toda la película. Es la forma de rodar unos combates, muy rápidos, en los que los golpes rasgan el viento en comparación con el tremendo impacto que esta película propina, al final, al espectador. Million Dollar Baby te golpea y te noquea. Pero no golpea el mentón, sino el corazón. Una película que tiene la genialidad de pintar una tragedia absoluta sobre la ingratitud de la vida y dejar, casi imperceptiblemente, un rayo de esperanza pintado a su término (me remito a Peligro).

Juego de Tronos

Drama Sci-Fi & Fantasy
8.2

Juego de Tronos Juego de Tronos es una serie de televisión de drama y fantasía creada para la HBO por David Benioff y D. B. Weiss. Es una adaptación de la saga de novelas de fantasía Canción de Hielo y Fuego de George R. R. Martin. La primera de las novelas es la que da nombre a la serie. La serie, ambientada en los continentes ficticios de Westeros y Essos al final de un verano de una decada de duración, entrelaza varias líneas argumentales. La primera sigue a los miembros de varias casas nobles inmersos en una guerra civil por conseguir el Trono de Hierro de los Siete Reinos. La segunda trata sobre la creciente amenaza de un inminente invierno y sobre las temibles criaturas del norte. La tercera relata los esfuerzos por reclamar el trono de los últimos miembros exiliados de una dinastía destronada. A pesar de sus personajes moralmente ambiguos, la serie profundiza en los problemas de la jerarquía social, religión, lealtad, corrupción, sexo, guerra civil, crimen y castigo. Juego de Tronos Critica Las series de ficción que quieren perdurar en la actualidad se escriben a Fuego y Sangre, con el aliento del dragón, la fiereza del rugido de un león y la agilidad de un lobo hambriento dispuestos a atraparnos en sus fauces. Sí, estábamos hambrientos de una adaptación de George R.R. Martin y de su inconclusa a día de hoy “Canción de Hielo y Fuego”. ¡Abran camino al Rey! Los Lisiados, Bastardos y Cosas Rotas esperan. Siete Reinos, numerosos personajes para nada secundarios, localizaciones distantes y un trono por poseer. “Game of Thrones” nos enseña personajes sibilinos, cegados por el valor y capaces de asesinar con lengua y sin espada afilada que valga. Lobos y Leones, Enano, Bastardo e Hija del Dragón. La serie, como adaptación, se resume en una secuencia de alto contenido sexual en el prostíbulo de Petyr Baelish, más conocido como Meñique, en el que dos prostitutas simulan todo tipos de posiciones y posturas para representar un trabajo entre uno de sus clientes jugando ambas con sus respectivos roles. Mientras practican sexo oral y se sodomizan Meñique se desnuda pero no para unirse a la fiesta erótica y lasciva sino para desnudarse ante el espectador. Habla de su pasado y del amor que profesa a una mujer, de sus aspiraciones, de sus debilidades y sus metas. Habla de poder y de un Trono sobre el que orbitan el resto de poderosos y ambiciosos protagonistas mientras observa impasible la secuencia de simulación y actuación (y seguramente sin ninguna erección salvo pensar en ‘follarse’ a sus enemigos en el otro sentido traicionero de la palabra). Todo trata de un interior y una actuación, de fingir y no mostrar nada de lo que uno pretende realmente. Ese es el Juego de Tronos en el que uno puede Ganar o Morir, en el uno puede Perder o Perecer. Posiblemente una secuencia que nos presenta definitivamente a uno de los secundarios protagonistas sea la que mejor funcione como adaptación a la pantalla que cada vez se hace más grande. Y es ahí donde la violencia y alto contenido sexual emerge con nueva simbiosis visual en el terreno de la representación televisiva: un gran teatro guiñolesco con tendencia a lo excesivo como arrebato frente a la competencia cada vez más mojigata y censurada a tijera de la gran pantalla. A la HBO le faltaba esta serie… Porque tenía el talento por saturación de épocas, creadores y genialidad en series que han marcado escuela de religiosidad. Pero pese a tanto gozo y orgasmos que había provocado le quedaba una serie. El material de George R. R. Martin se ha convertido por méritos propios en el indicado para conseguir copiosas temporadas en un territorio poco explorado. Me temo que el deseo real de la HBO es tener su particular Trono de la Comic-Con por encima de “Heroes”, “Lost” o “Battlestar Galactica” . El Invierno se acerca peligrosamente… para la competencia, claro.

Book Club

Comedia Drama Romance
6.1

Book Club Las vidas de cuatro amigas cambia cuando leen en su club de lectura "50 sombras de Grey". El libro hace que la pasión, hace ya mucho dormida, renazca y altere sus hasta ahora monótonas vidas. Book Club Critica Según tenía entendido, no iban a hacer una tercera película de “Sexo en Nueva York”. Al parecer, entendí mal, porque los personajes principales de Book Club parecen ser la versión septuagenaria de Carrie, Miranda, Samantha y Charlotte. Al igual que en la exitosa serie de HBO, las protagonistas de Book Club hablan desinhibidamente, y a partes iguales, de amor y sexo. Por medio de ocurrentes diálogos, y casi siempre con una copa de vino en la mano, las amigas demuestran tener personalidades que resultan extremadamente familiares. Vivian, la más activa sexualmente, es una exitosa mujer de negocios. Carol, la más conservadora, está felizmente casada pero sexualmente insatisfecha. Diane, la más dicharachera, es una viuda excesivamente preocupada por la felicidad de sus hijas. Y Sharon, la más seria, es una juez felizmente divorciada a la que la falta de sexo no le quita el sueño. *Las chicas de oro Aunque todas las actrices hagan un buen trabajo interpretando a los predecibles personajes a los que dan vida, la actuación de Candice Bergen es la que más destaca. Eso se debe a que su personaje es el menos alejado de la realidad y a que su actuación es la más comedida. Eso sí, por muy bien que se conserven las veteranas actrices, todas ellas parecen estar a punto de romperse en algún momento u otro de la película. Sin ser la intención de Holdernan, el espectador acaba pasándolo peor viendo a Candice Bergen tambaleándose en unos tacones finísimos, a Mary Steenburgen bailando claqué y a Jane Fonda corriendo que a todas ellas sufriendo por amor. *Los chicos de oro Como no podía ser de otro modo, a las cuatro estrellas protagonistas les acompañan actores de primera. Nada más y nada menos que Andy García (“Mamma Mia:Una y otra vez”), Craig T. Nelson (“La joya de la familia”), Don Johnson (“Django desencadenado”) y Richard Dreyfuss (“Tiburón”) completan el reparto de Book Club. Sin embargo, todos ellos interpretan papeles tan simples como los de sus enamoradas. Como dicta la norma, no falta el galán de turno, el marido que pierde el apetito sexual, el amor de juventud que reaparece con las consabidas intenciones y el hombre encantador que busca el amor en las redes sociales. *Aspecto visual Como muchas otras comedias románticas Hollywoodenses, Book Club está cubierta por una capa de esmalte brillante que no deja transpirar ni un gramo de realismo. Las escenas están tan pulcramente elaboradas que parece estar proyectándose un catálogo de IKEA en la pantalla. Si a eso le añadimos atardeceres y paisajes que desentonan por su falta de autenticidad, queda claro que Book Club tampoco destaca por su puesta en escena. *Clichés 1 – 0 Feminismo Aunque tenga un reparto formado principalmente por mujeres, Book Club no tiene carga feminista alguna. Muy al contrario, la vida de las protagonistas parece girar única y exclusivamente en torno a hijos, amantes y maridos. De hecho, si no fuera por las anodinas conversaciones que Diane mantiene con sus asfixiantes hijas acerca de la vejez, Book Club sacaría un cero en el tercer apartado del test de Bechdel: las conversaciones entre los personajes femeninos no deben estar centradas en los masculinos. El único aspecto medianamente revolucionario de Book Club es la presencia de actrices protagonistas de entre 65 y 80 años. Aunque ninguna de ellas haya dejado de ser relevante a lo largo de sus carreras, su presencia en la gran pantalla no deja de ser una forma de reivindicar papeles para actrices mayores de cuarenta en una industria en la que la discriminación por edad está a la orden del día. *Conclusión Aun siendo predecible hasta decir basta, Book Club entretiene como lo haría cualquier comedia romántica de sobremesa. Como es de esperar, la película no da más de lo que promete: grandes actores en sus años dorados dando vida a personajes de usar, tirar y olvidar.