La Citación

7.1
La Citación Una brillante estudiante nigeriana se enfrenta a una institución académica al denunciar a un profesor muy respetado que intentó violarla.   La Citación Critica *Un mal universal La citación es una película con un argumento y un mensaje actual en todas la latitudes del planeta, pero que estamos acostumbrados a percibir en lugares que nos resultan más cercanos o reconocibles. Estamos hablando del abuso sexual y, por acotar más la historia, el abuso que se produce en el ámbito académico. Un prestigioso profesor de una universidad nigeriana llamado Lucien N’Dyare (Jimmy Jean-Louis) es denunciado por una alumna de posgrado, Moremi (Temi Otedola), por intento de violación. La película se estructura alrededor de la vista que se organiza para dirimir la culpabilidad o inocencia del profesor N’Dyare. Curiosamente el acento local que posee La citación, hace que la película tenga mayor vocación universal. Sentimos que en el cualquier lugar del globo que escrutemos hay una cultura común del abuso, que en algunos países es más difícil de refutar que en otros. En el caso del profesor N’Dyare, existe además la circunstancia de un prestigio académico que sirve como resguardo de las acusaciones que puedan llegarle. Como si la gente se acogiera a la presunta respetabilidad que otorgan títulos concedidos en La Sorbona o Harvard, para dejar de creer a una simple estudiante. Todo ello sin contar con los motivos culturales de índole ancestral. Estamos pues, ante una película de David contra Goliath. *Una película a fuego muy lento Sin embargo La citación no va a ponernos las cosas tan fáciles. Desde un principio se nos da a entender el delito en sí, pero a partir de aquí la película se construye a base de una concatenación de flashbacks que nos irán contando de forma dilatoria lo que en realidad sucedió con el intento de violación. Y aquí está el problema fundamental de La citación. Acaba postergando los posibles clímax emocionales a base de una serie de miradas hacia atrás divagantes y montadas de un modo un tanto abrupto. Veremos como Moremi se encuentra con el profesor N’Dyare y adquieren cierto nivel de confianza que a su vez desencadena una situación de abuso de poder de la que el docente quiere aprovecharse. Entre medias Kunle Afolayan disemina muchos momentos que no pasan de ser anécdotas, eludiendo los momentos sustanciales o de drama. Con un montaje más sagaz se hubieran dejado de lado tantos circunloquios y contado la historia de forma más coherente. Si acaso, podemos encontrar la ventaja de que colateralmente se refleja un ambiente cultural y social al cuál no estamos acostumbrados. El director parece solazarse en mostrar algunos aspectos autóctonos (musicales o paisajísticos) que aunque de poco valor narrativo, no se puede negar que tienen el mérito de acercarnos a la vida cotidiana de Nigeria. Con algunos apéndices donde los protagonistas viajan a Senegal y Cabo Verde. *Un estilo sencillo La citación tiene un estilo sencillo que tiene como objetivo tener visos de verdad y verosimilitud. De este modo Kunle Afolayan utiliza un estilo sin ningún tipo de retórica o ejercicios de estilo. La salvedad es que de una premisa interesante, La citación desaprovecha muchas oportunidades de ser más contundente en su mensaje. De las dos horas y media de metraje, se podría haber hecho una poda de numerosas situaciones sobrantes que no hacen sino lastrar y aburrir al espectador. La trama judicial está desaprovechada, en su mayor parte, por el recurso demasiado repetitivo de los flashbacks para contar la peripecia. Uno de los logros es la sensación de soledad que siente Moremi en su batalla contra el profesor. Su novio Kwesi (Adjetey Anang) en lugar de ofrecer apoyo emocional se muestra celoso en el sentido más áspero de la palabra, y algunas amigas mostrarán una actitud algo traicionera. La factura de La citación es sencilla, adusta, algo espartana. La fotografía no es de altos vuelos, pero recoge cuando corresponde la belleza de los paisajes africanos y algo del colorido, exótico a nuestros ojos, de Nigeria. Si bien el acabado es algo pálido. La banda sonora, por su parte, tiene un lugar discreto, aunque destaca en un momento dado en que la música étnica es importante. *Galería de personajes Temi Otedola tiene a su favor el mérito de que para ser su debut, su actuación no es mala y transmite una desazón creíble. Quizá le hubiera venido bien un poco de ímpetu para conseguir que su drama fuese más vehemente, pero en general el resultado es aceptable. La contrarréplica la da Jimmi Jean-Louis, que pretende dar al profesor N`Dyare una caracterización de lobo con piel de cordero. La actuación es competente, pero a la hora de construir un personaje tan execrable quizá acuse cierta falta de colmillo. Dada la longitud de la película, la cantidad de secundarios que aparecen en La citación es relativamente alta. En el último cuarto de película sí que hay uno en concreto relevante para dar un vuelco a la trama. La cuestión vuelve a ser, que La citación es larga en exceso, prolija en momentos aburridos y planos (algo imperdonable en una película que debería ser punzante y directa al hígado) y con un extraño sentido del montaje que a veces incluso es capaz de hacernos desconcertar. Nos frustra que una historia interesante, y basada en hecho reales, no saque todo el potencial que se le supone. A modo de curiosidad, en Netflix hay más cine nigeriano del que parece. Todo él entraría en la categoría de Nollywood, si desean buscarlo. Porque en efecto, en Nigeria hay una industria cinematográfica modesta en sus medios, pero entusiasta y voluntariosa, que puede llegar a los 1200 títulos por año. Aunque con ciertas restricciones en cuanto al contenido, según la presión del Censo Nacional de Películas. De todos modos, uno de los mayores problemas es, por supuesto, la falta de medios. *Conclusión La citación tiene a su favor dar visibilidad a un problema serio como el abuso sexual en un entorno cultural diferente al nuestro, y hacerlo desde una perspectiva sin los aditivos o artificios de la rama más convencional del cine de Hollywood. ......
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 16/11/2020 2.64 GB 11 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Demasiado viejo para morir joven

Crimen Drama
8

Demasiado viejo para morir joven Serie que explora los bajos fondos de Los Ángeles siguiendo los viajes existenciales de los personajes que pasan de ser asesinos a convertirse en samurais. En los capítulos 4 y 5, mostrados en el Festival de Cannes, el inspector Martin Jones (Miles Teller) lleva una doble vida. También es un sicario de la mafia de Los Ángeles... Bajo la influencia de Viggo (John Hawkes), misterioso justiciero atormentado por las visiones del Apocalipsis, Martin se está hundiendo progresivamente en una crisis existencial, que va a sumergirle en un sangriento universo de violencia y asesinato. Esta odisea oscura llevará a Martin al desierto de Nuevo México, donde dos hermanos satanistas hacen estragos según su noción muy personal del bien y del mal... Demasiado viejo para morir joven Critica Si no estas familiarizado con NWR o solo conoces la aclamada Drive, recomiendo ver primero sus ultimas películas, o de lo contrario muy probablemente habrás perdido tu tiempo. Sobretodo su trilogía neón conformada por Drive, The Neon Demon y Only God Forgives (recomiendo verlas en ese orden). El estilo del danes cuenta con elementos que sus detractores o publico en general considera caprichos y defectos. Mientras que sus seguidores, como es mi caso consideramos sus virtudes y fortalezas. Se tiende a catalogar a Refn como pretencioso, wanna be de Lynch y que sus películas son puro estilo y cero sustancia. Cosa que comparto hasta cierto punto y entiendo a todos los que no les guste. Pero es precisamente ese uso magistral del color, la violencia, el tiempo y narrativa visual que lo hacen destacar de entre todos los demás, sobretodo en los tiempos actuales donde cada vez es mas difícil ver autores fieles a su estilo que no se dobleguen ante el dinero, la corrección política o los estudios. Creo que la mejor forma de sintetizarlo sería citando a Jay Bauman de RLM "Some people call that style over substance. I just call it filmmaking." La serie contiene todo lo que se puede esperar de Nicolas y aun mas. Pues ademas del ritmo lento, la violencia, los paneos, las luces neon y los personajes oscuros y estoicos, cuenta con elementos de sátira y comedia que solo había visto en Bronson. Personalmente he encontrado la historia bastante extenuante no por sus ritmo, si no por ese nihilismo que impregna cada rincón de ese mundo como lo hacen las luces neón dentro de el. El mundo es opresivo y oscuro aun al medio día y en pleno desierto. Los personajes son grises y hasta cierto punto despreciables, incluso aquellos que tratan de hacer lo correcto. Al mismo tiempo no pude evitar sentir compasión por ellos pues todos dan destellos de humanidad. Nicolas con tan pocos diálogos y planos largos logra dar de forma sutil, profundidad y realismo a todos ellos sin que ninguno se sienta sobrado o forzado. Mención especial para las actuaciones y personajes de Miles Teller, Jena Malone, John Hawkes y Cristina Rodlo. De igual forma los temas que aborda son planteados principalmente con el uso de simbolismos muy cuidados dentro de cada escena así como por medio de las acciones, miradas, poses y conversaciones entre personajes. Sin embargo esto no siempre es así y algunas secuencias se sienten demasiado exageras, forzadas, o que rozan la auto-parodia lo cual se contrapone con el tono general (las escenas de la policía fascista por ejemplo). Mientras que otras son memorables como la persecución en el desierto con el tema "Mandy" de fondo. El principal defecto que encuentros son sus últimos dos capítulos. Me dejo la impresión de que los guionistas no sabían como terminar la historia. Repiten y sobre-explican todo lo que ya había quedado claro antes. Y los conceptos New Age me sobran bastante y le dan un toque demasiado "Jodorowkyano" para mi gusto. También esta el asunto de que el film exalta lo que critica y en parte se que lo hace para ofrecer catarsis y plasmar la hipocresía de nuestra sociedad como lo hizo en The Neon Demon. Pero precisamente uno de los problemas actuales con el pos-modernismo y el nihilismo es cuando estos no son críticos consigo mismos, deconstruyendo y relativizando todo sin un pensamiento critico de por medio. Cosa que cada día mas esta presente en las nuevas generaciones.

Esta mierda me supera

Comedia Drama Sci-Fi & Fantasy
8.4

Esta mierda me supera Una chica atraviesa la vorágine de la escuela, la familia y la sexualidad con super(inoportunos)poderes. Basada en la novela gráfica de Charles Forsman.   Esta mierda me supera Critica Resumen: Sydney es una quinceañera apática y depresiva que guiada por su tutor del instituto ha decidido empezar a escribir un diario para desfogarse y tratar de expresar sus sentimientos de una forma ordenada, dado que Sydney tiene problemas: discute a diario con su madre, se culpa a sí misma de la muerte de su padre, se ha enamorado de su mejor amiga y ha empezado a flirtear con las drogas. De repente, Sydney descubre que tiene un increíble poder: es capaz de convertir esa rabia contenida en manifestaciones de dolor físico hacia los demás, desde migrañas a vómitos o cosas peores. Así que tiene que aprender a vivir con ese conflicto interno y el efecto externo que provoca a sus "víctimas" con su peligroso poder telequinético. Crítica: Esta serie es una comedia negra adolescente, en donde está más interesada en abordar el tránsito a la adultez de una forma más bien pesimista, como una etapa llena de frustraciones producidas por los cambios físicos y mentales. Destacar las actuaciones de Sophia Lillis (Sydney) y Wyatt Oleff (Stanley), siendo sus personajes muy carismáticos desde el primer capítulo. Conclusión: Me ha parecido una buena serie en la que se ve muy rápido con una duración entre 20 - 25 minutos cada capítulo. Creo que es una serie que tiene bastante fondo. Parece una típica serie de adolescentes, pero por todo lo que pasa Sydney, la complejidad de sus sentimientos y lo bien que se transmiten me parece una serie muy bien elaborada.

The Witcher

Drama Sci-Fi & Fantasy
8.8

The Witcher Geralt, un brujo que se dedica a cazar monstruos genéticamente modificados, busca su lugar en un mundo donde a menudo los humanos demuestran ser peores que las bestias. The Witcher Critica Soy un gran fan del The Witcher 3. Me lo he pasado 6 veces, lo cual hace un total de unas 1000 horas a mis espaldas en este universo. Esto hace que sea muy exigente con los resultados de esta serie, y espero que esto sirva de guía a todos aquellos frikis (y con cuánto orgullo) que están cagados, no vaya a ser que sea una mierda de serie. Pues vistos 4 capítulos, no, no lo es, para nada. Lo primero de todo: THE WITCHER NO ES JUEGO DE TRONOS. Muchos críticos se han sumado al carro del clickbait y las visitas fáciles comparando dos universos que no tienen nada que ver salvo en super amplio género "Fantasía". Juego de Tronos es un excelente universo de "alta política" e intriga fantástica; el universo de The Witcher no tiene parangón en la extensión de su mitología y sus escenarios y en su moral de escala de grises representado en el cinismo (aparente) de Geralt. Los fans de este universo llevamos disfrutando años y años de esta singularidad, así que por favor, dejad de mancillarla poniendo a esta serie siempre bajo la impronta de GoT. Ya respecto a la propia serie: POSITIVOS - Henry Cavill ES Geralt. Su voz es increíble, su caracterización se siente real, al igual que su personalidad y sus motivaciones. 10/10 en este aspecto. - Geralt y su trama sostienen la serie entera a base de carisma y relaciones entre personajes bien hiladas y convincentes. Sus "quehaceres cotidianos" (matar monstruos) son las mejores secuencias de la serie, en especial en un Capítulo 3 que es ESPECTACULAR. - La banda sonora es sutil y a la vez perfecta, mezclando el puro lirismo eslavo de los videojuegos con ciertas melodías más "pop"/actuales mezclándose en armonía. Una grata sorpresa dado que la banda sonora del videojuego es UNA MARAVILLA. - Una miriada de personajes secundarios rinden y a muy buen nivel: Renfri ha sido una sorpresa muy positiva, y la Leona de Cintra es la muestra perfecta de cómo hacer personajes femeninos "badass" sin caer en el tratamiento "Los Ángeles de Charlie". - La actriz de Ciri ha sido el casting perfecto junto a Henry Cavill. - Los combates no son mareantes (gracias a dios...) y tienen unas coreografías pulidas. Te las crees, y las disfrutas. - Jaskier. NEGATIVOS - Ciertas tramas secundarias (ejem Yennefer) se sienten como si nos cambiaran de serie. Mucho menos redondas...un tanto forzadas y llevadas a toda prisa. No es que sean malas (algunos detalles...sí): pero ojalá que el ritmo y la intensidad de las escenas de Geralt se vieran continuadas en el resto de subtramas. - Parte del CGI es...insuficiente para una superproducción. A mí personalmente no me importa, pero podría haber sido mejor. - Las escenas del bosque de Brokilon es lo peor de la serie. Da risa. Parece una obra de teatro escolar: el casting fatal, contado a toda prisa...suena a casting forzado por pura corrección política. Una pena. - Triss. Mi crush del videojuego. Puedo adaptarme a que no sea una absoluta belleza pelirroja, pero por favor, que tenga más carisma que una columna. Por ahora no ha salido mucho, pero joder...

Mr. Six

Acción Crimen Drama
7.2

Mr. Six Mr. Six es un hombre de recta moral, un ex-gánster que, de vez en cuando, aún tiene contacto con los ex-miembros de su banda. Cuando su hijo, al que hace tiempo que no ve, se mete en problemas, intenta resolverlo a su manera, sin usar la violencia. Mr. Six Critica Mr. Six no es otra de las tantas películas que hacen los chinos cada tanto tiempo para conseguir cabida en festivales internacionales. Es más que eso. Y mucho más, porque Mr. Six consigue trascender y no quedarse como una buena anécdota de la cartelera de turno. Mr. Six no es otra de las tantas películas que hacen los chinos cada tanto tiempo para conseguir cabida en festivales internacionales. Es más que eso. Y mucho más, porque Mr. Six consigue trascender y no quedarse como una buena anécdota de la cartelera de turno. Porque la historia es buena, el protagonista convincente y fuera de serie, además de contar con un desarrollo menguante y envolvente. Quien diría que China podría ofrecer semejante peliculón; y si bien es cierto que las películas de aquellas latitudes suelen deleitarnos de la mano de bellas propuestas épicas cargadas de una estética deliciosa (Héroe, La casa de las dagas voladoras, entre otras), lo que tenemos aquí es un privilegio para todo amante del drama ya que aborda de manera magistral tópicos como la justicia, lo correcto, la sabiduría de la vejez. Y aquí lo interesante: se aborda desde la ética de los bajos fondos. Desde los antiguos códigos de las tríadas chinas, en donde la venganza siempre debe ser justificada para no manchar el honor. Mr. Six Mr. Six es un ex integrante de una agrupación criminal que ya viene de vuelta: ya vivió los tormentos, ya respiró el crudo aire de la sangre fresca; ya escuchó cómo las espadas se blandían una y otra vez. Fue protagonista y testigo de tantas historias ligadas a la ilegalidad… que ahora vive retirado de ese mundo en busca de paz y tranquilidad fuera de los problemas. Sin embargo, Mr. Six sigue poseyendo ese gran espíritu de justicia y nunca dubitará en ponerlo en práctica. Cuenta con el respeto de sus vecinos y la policía. Porque sigue siendo una persona influyente y digna del mayor de los respetos. Ver Mr. Six es más que entretención asegurada. Es una cátedra de cómo desarrollar bien una historia simple y hacerla inteligente y mordaz, sin caer en lo fácil (que sería llenarla de escenas de acción). ¿Es posible concebir un thriller desde la decadencia y fatalidad y en donde el suspenso se mueva entre la bondad y lo patético? Esta mezcolanza extraña, que pareciera ser una receta para nada digerible, termina siendo, muy por el contrario, simple y deliciosa. Lo notable de la película y que en definitiva se lleva todos mis elogios es el mismo protagonista. ¡La interpretación de Feng Xiaogang es brillante! Consigue un personaje parco, sabio, malas pulgas, terco, de pocas palabras, rudo, deteriorado… pero a la vez con una sensibilidad de oro. Y como dice el dicho: no todo lo que brilla es oro.

Bronx

Acción Crimen Drama Suspense
6.4

Bronx Un policía leal, en el punto de mira de agentes corruptos y de belicosas bandas de Marsella, debe proteger a su brigada. Y se ocupará personalmente de la situación.   Bronx Critica Es la esencia del polar lo que sustenta la tensión narrativa en las películas del actor, guionista y director francés Olivier Marchal. La última, de título ‘Bronx’ y producida por Netflix, vuelve a adentrarse en un policíaco de contundente sequedad, con tipos rudos, dónde la trama principal queda supeditada a la gestión de los conflictos interiores y claves que zarandean el estado anímico de los protagonistas. Y por ello resulta paradójico que el retrato que se realiza de los mismos quede en gran medida incompleto. Todo ese torrente dramático que amenaza con explosionar, dando lugar a imprevisibles consecuencias, queda en meros fuegos artificiales, aderezados, eso sí, por un batiburrillo que va in crescendo conforme avanza el metraje. Lannick Gautry es un agente de la policía francesa que sentirá la necesidad de proteger a sus compañeros de brigada ante el fuego cruzado al que son sometidos por las corruptelas de algunos, las rivalidades que surgen entre bandas criminales y una operación policial fallida. Marchal mueve a sus actores a lomos de un guion enrevesado, difuminando el carácter ético o lícito de los propios actos. Un ejercicio de ambigüedad moral con la que alumbra un thriller que no pasa de discreto. No logra transmitir el turbio enfrentamiento entre buenos y malos de ‘Asuntos pendientes’, con Daniel Auteuil y Gérard Depardieu en un formidable juego de espejos. Ni la negra atmósfera de ‘Mr 73’. Tampoco ayudan unas interpretaciones un tanto sosas, muy alejadas del formidable ejercicio interpretativo de Gérard Lanvin en ‘Los Lioneses’. ‘Bronx’ se mueve bajo unos parámetros mucho más convencionales. Incluso las escuálidas escenas de acción por una Marsella con poco glamour me dejan frío, dado los antecedentes de su creador. En ese tira y afloja para desembarazarse de los clichés del género, Marchal apunta algunas maneras del reciente cine negro francés, pero no termina por apretar el gatillo. Un autor al que se le debe exigir mucho más.

La vida que queríamos

Drama
6.1

La vida que queríamos Una pareja que se enfrenta a problemas de fertilidad ve cómo su matrimonio se pone a prueba en unas vacaciones en un centro turístico de Cerdeña.   La vida que queríamos Critica Emociones sutiles, que con frecuencia resulta difícil plasmar en el cine. La directora Ulrike Kofler, manifiesta una clara sensibilidad para convertir a sus actores en grandes porteadores de un amor que resulta sincero en pantalla. Lo cual me parece un logro. La historia no importa, lo que sí, es el trasfondo de las cotidianidades donde el espectador se adentra, a través del ojo de cámara, sin vínculo participativo. Muy interesante por el conjunto de emociones que descarna, sin elementos efectistas, y siempre alejándose del lado pueril... recurso ampliamente utilizado, como salida común. Éxito de Netflix. Recomendable.