La maldición de las brujas

6.8
La maldición de las brujas Luke es un niño apasionado por las historias de misterio. Un día, las leyendas contadas por su abuela sobre la existencia de las brujas lo introducen en un mundo misterioso.   La maldición de las brujas Critica Buena apaptación de la novela juvenil "Las brujas" de Roald Dahl, autor de "CHarlie y la fábrica de chocolate". Todo el protagonismo se lo lleva la soberbia Angelica Huston que hace un interpretación portenrosa de esa jefa de todas las brujas. Se trata de una película familiar que solo pretende entretener y divertir sin ninguna otra pretensión. En este caso la adaptación resulta muy buena y las interpretaciones también. Destacar la breve interpretacion de Mr Bean y la animada banda sonora, y como no, los efectos especiales; espectacular resulta la transformacion de Ajelica Huston.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p BluRay Español Latino 04/11/2020 2.24 GB 141 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Crónicas De Navidad 2

Aventura Familia Fantasía
7.2

Crónicas De Navi Kate Pierce (Darby Camp), que ahora es una cínica adolescente, se reúne inesperadamente con Santa Claus (Kurt Russell) cuando un misterioso malhechor amenaza con destruir la Navidad para siempre.   Crónicas De Navidad 2 Critica Hace dos años, Netflix trajo su gran propuesta navideña, Crónicas de Navidad, protagonizada por un estupendo Kurt Russell (en uno de los mejores Santa Claus que se recuerden, ya sea por su tono desenfadado) y la cual fue un gran éxito en la plataforma. Debido a ello, Netflix no tardó apenas en anunciar una segunda parte, y dos años después, con las Navidades a la vuelta de la esquina, ha aterrizado en nuestros hogares. Debo reconocer que la primera parte no era gran cosa, pero cumplía en su cometido de hacer pasar un buen rato, siendo una opción navideña más que recomendable y simpática. Y eso es exactamente lo que se puede decir de su secuela, con más medios y presentando un entorno todavía más navideño (y, por lo tanto, entrañable), resultando ser otra comedia tan entretenida como inofensiva, perfecta para los más pequeños de la casa. En esta ocasión, la dirección recae en Chris Columbus, director de clásicos como las maravillosas dos entregas de Solo en casa o las fabulosas dos primeras partes de Harry Potter, entre otras. Aquí ofrece un trabajo correcto, con unos efectos visuales convincentes (al final uno se acostumbra a los elfos), pero lejos de sus mejores tiempos. La película convence técnicamente, pero el bueno de Columbus nos tiene (mal) acostumbrados a cosas mejores, no siendo tampoco un trabajo memorable, aunque se agradece su buena mano, ya que no hay espacio para el aburrimiento en sus cien minutos de duración. El guion (también cortesía de Columbus, junto al guionista de la primera parte), vuelve a ofrecer una inocente y bobalicona propuesta navideña, con un villano que no lo es tanto, unos mensajes que ya hemos visto todos (creer en uno mismo, la valentía o la superación, habiéndose tocado ya este último en la primera parte) y sin innovar en prácticamente nada. No obstante, hay los suficientes elementos para que la experiencia merezca la pena, ya sea por una serie de elementos interesantes (el conflicto con el villano, el origen de Claus o la escena del aeropuerto), siendo una aventura perfecta para estas Navidades, y que disfrutarán tanto los más pequeños como los que no lo son tanto, si se dejan llevar, claro está. Kurt Russell vuelve a estar fabuloso como Santa Claus (o Papá Noel, como prefiráis), derrochando carisma y volviendo a pasárselo en grande. Quizás otro reputado actor cogería el cheque y pondría la misma cara durante todo el metraje, pero el bueno de Kurt siempre da la talla, siendo prácticamente lo mejor de la película. Al final de la primera entrega nos presentaban por sorpresa a la señora Claus, interpretada por la pareja de Russell (y madre de Kate Hudson, por si se tiene curiosidad), Godie Hawn, mítica actriz a la que no se la ve demasiado últimamente. Afortunadamente, esta secuela recupera a la intérprete, aunque con un papel más secundario de lo esperado. Y es que el comentado final parecía una promesa de que iba a tomar bastante más protagonismo, pero no ha sido así, volviendo a recaer toda la acción sobre el personaje de Santa. Quizás la actriz no esté para muchos trotes o quizás sean exigencias del guion, pero el caso es que Hawn cumple, notándose la química con su pareja (Russell, para los despistados). En cuanto al resto del reparto, tenemos a unos fugaces Judah Lewis (visto en las dos partes de Babysitter), el cual ya apareció en la primera, como protagonista, cediendo el testigo a su hermana en esta ocasión, o Tyrese Gibson (saga Fast & Furious), en un conjunto de secundarios que cumple, así como los convincentes niños protagonistas. En conclusión, estamos ante una comedia navideña que no engaña a nadie, que cumple su objetivo de entretener, con un Russell en su salsa (más papeles cómicos para él, por favor) y una recuperada Hawn, dejando sensaciones más que positivas. No es ninguna maravilla, pero sí una buena opción para ver estas Navidades, y más si te gustó la primera parte, aunque no sabría decidir cual es mejor, siendo dos entregas más que correctas y entrañables. Eso sí, tenéis que ser conscientes de a lo que venís. Otra simpática aventura. ¿Alguien duda que habrá una tercera?

Stray

Acción Crimen Fantasía Suspense
5

Stray Un adolescente huérfano forma una amistad con un detective. Juntos investigan el asesinato de su madre y descubren la fuerza sobrenatural que demuestra ser una amenaza para su familia.   Stray Critica Cuenta una historia de poderes sobrenaturales que no entiende muy bien al principio pero al avanzar el trama agarra un poco de sentido aunque siempre quedan algunas lagunas que nunca se explican. Personajes regulares apenas para sacar la trama sin mucha gracia pero si terminada para una nota de apenas regular.

Fast & Furious: Espías a todo gas

Action & Adventure Animación Familia Kids Sci-Fi & Fantasy
8.9

Fast & Furious: Espías a todo gas Un grupo de adolescentes se infiltra en una liga de automovilismo de élite controlada por una malvada organización que persigue dominar el mundo. Esta serie de animación infantil está ambientada en el universo de las exitosas películas de la saga Rápidos y furiosos.

Sinister 2

Terror
5.8

Sinister 2 Después de que Ashley Oswalt descuartizara a su familia y desapareciera con Mr. Boggie, una madre y sus hijos mellizos se mudan a la casa donde unos niños poseídos cometieron los asesinatos. Mr. Boogie ha vuelto y acecha a uno de ellos. Secuela de "Sinister" (Scott Derrickson, 2012).   Sinister 2 Critica Sinister, estrenada en 2012 con Scott Derrickson en la dirección (El Exorcismo de Emily Rose), era una efectiva película de terror con una historia bien contada e inquietantes atmósferas, ahora la secuela dirigida por el irlandés Cirian Foy (Citadel) retoma la historia pero nunca consigue generar un mínimo de tensión. La historia sigue ahora a un ex policía y amigo del personaje que en la primera parte interpretó Ethan Hawke, que ahora se dedica a quemar las casas donde el demonio Bughuul podría estar presente para terminar con la maldición. En una de esas casas encuentra a una mujer con sus dos hijos, quienes llegaron ahí escapando de un padre de familia violento, sin saber que en la iglesia que está al lado de su casa varias personas fueron brutalmente asesinadas, siendo el hijo menor acosado por un grupo de niños fantasmas que lo hacen ver las películas con los asesinatos que ellos mismos filmaron y cometieron, con la intención de que el pequeño se les sume. El gran problema de esta secuela es que no consigue llegar al equilibrio entre las distintas historias que pretende contar, ya que la mayor parte del metraje se concentra en narrar la historia de la familia con momentos que rozan el melodrama más rancio, dejando muy de lado todo lo relacionado con la historia de terror. La película apenas consigue inquietar en un par de secuencias siendo lo más interesante los crímenes que se muestran en las películas caseras filmadas por los pequeños asesinos, que son todas tan increíbles y novedosas como improbables, neutralizadas por un guion que impide una lectura más allá de lo que se ve. Insustancial, rutinaria y en muchos momentos aburrida, Sinister 2 queda bastante lejos de su antecesora.

Eliminado: Dark Web

Terror
6.2

Eliminado: Dark Web Un veinteañero encuentra archivos escondidos en la memoria caché de su nuevo ordenador, lo que le lleva al fondo de la Dark Web. De los creadores de 'Unfriended', este thriller ocurre en tiempo real a través de la pantalla del ordenador. Un aviso para la era digital. Eliminado: Dark Web Critica     Eliminado llegó a nuestras pantallas en 2014 logrando una recaudación de más de 60 millones de dólares con tan solo 1 millón de presupuesto, es decir, un éxito rotundo. Se trataba de un mockumentary de terror adolescente con toques sobrenaturales. Se diferenciaba del resto gracias a que toda la película se desarrollaba a través de las cámaras webs de los personajes, conectados entre sí a través de una llamada vía Skype; una idea original. Sin embargo, a excepción de esto, no mostraba nada nuevo dentro del género de terror, lo que llevó a la decepción a la mayoría de cinéfilos. Actualidad Ahora nos llega su segunda parte, que lleva como subtítulo Dark Web, con el objetivo de volver a repetir la taquilla de la primera y, si cabe, superar su calidad. En España aún no ha llegado a los cines, pero en Estados Unidos se estrenó hace unos meses y la recaudación, sin llegar a ser un fracaso, ni se ha acercado a la de Eliminado. Dejando de lado los aspectos relacionados con el marketing, uno de los principales motivos podría ser que el resultado no es demasiado satisfactorio, simplemente rozando la corrección. Errores Aunque sí es cierto que esta secuela conserva el mismo concepto de la original (Ya no tan innovador. Aceptámoslo) y la atmósfera teengager sigue presente, Eliminado Dark Web se enmarcara más en el thriller informático y no tanto dentro del terror, a pesar de que mantiene elementos del mismo. Esto no es un error en sí mismo, pero podría llevar a equívoco a aquellos que acudan a los cines esperando ver una película de ese género. Además, su ritmo es bastante irregular, concentrándose casi toda la acción (Y las muertes, que son más light) en los últimos 30 minutos, provocando así la frustración del espectador. Aciertos Lo que es innegable es que Eliminado Dark Web es más inteligente que su antecesora debido fundamentalmente a un guión más ingenioso que esconde giros interesantes y a unos personajes menos bobalicones y mejor interpretados. Igualmente consigue sacar más rendimiento a la idea original de la saga (Lo cual no era difícil) y las escenas de terror (Con reminiscencias a Sinister y a V/H/S) están bien logradas, siendo de un nivel superior que la media. Si tenemos en cuenta su escaso presupuesto, estos aciertos se tornan de mayor importancia. Conclusión Eliminado Dark Web puede que haga más amena la espera hasta el siguiente Halloween, pero no será de esas películas que te cueste olvidar. Guarda la esencia de la original bajo un nuevo y eficiente enfoque, aunque no tan sorprendente como se podría esperar. En definitiva, un producto perfecto si tan solo quieres pasar alrededor de 1 hora y media entretenido, pero si buscas algo más no es para ti. P.D.: Si te estás preguntando si puedes ver esta continuación sin necesidad de ver la primera parte, estás en lo cierto.

Déjame salir

Misterio Suspense Terror
7.5

Déjame salir Un joven afroamericano visita a la familia de su novia blanca, un matrimonio adinerado. Para Chris y su novia Rose ha llegado el momento de conocer a los futuros suegros, por lo que ella le invita a pasar un fin de semana en el campo con sus padres, Missy y Dean. Al principio, Chris piensa que el comportamiento "demasiado" complaciente de los padres se debe a su nerviosismo por la relación interracial de su hija, pero a medida que pasan las horas, una serie de descubrimientos cada vez más inquietantes le llevan a descubrir una verdad inimaginable. Déjame salir Critica Cuál es la clave a la hora de provocar miedo: ¿lo que piense el espectador o lo que se está mostrando? Una situación podría espantar a una persona, y a otra dejarla completamente indiferente. Las diferentes culturas, razas y creencias proporcionan una piscina demasiado amplia, donde sería posible que algunos espectadores hicieran pie. ¿No se trata en los medios demasiadas veces esa línea de ofensa, que establece que vivimos en una era tolerante, y que algunas quejas al respecto "están exageradas"? Terreno abonado para una película de terror donde la mayoría de sus personajes no tienen arraigados ciertos temores, mientras que la insignificante minoría se va ahogando en el silencio. 'Get Out' no es una historia demasiado original. Las siniestralidades que atesora la élite social y geriátrica de la sociedad son ya un clásico con todo tipo de adaptaciones. Y sin embargo, hasta ahora a nadie se le había ocurrido un tema en particular: la tensión racial existente entre una juventud realmente tolerante, y una cuasi tercera edad que ha tenido que moderar sus impulsos ante el avance de los tiempos. Quizá nunca explorada antes por incomodidad o miedo, Jordan Peele convierte esa tensión en el centro de esta historia, dejando que se cuele por las rendijas de una rutinaria cita familiar, hasta que su evidencia ahoga la poca amabilidad que va quedando. Chris es solo un joven negro, de camino a casa de los padres de su novia Rose, con la intención de presentarse por primera vez en familia. Sus reservas a la hora de ir son rápidamente acalladas por ella, que no presta ninguna atención a las consideraciones de raza, por más que Chris siga pensando que es un dato importante a señalar. Sigue sin parecerlo, sin embargo, cuando por fin llegan: nadie menciona nada a Chris, nadie parece escandalizarse por su presencia. De algún modo, todas las dudas nos han predirigido a un malentendido que nunca sucede, porque en la finca familiar todo es tan normal y feliz como podría ser. Y sin embargo... hay algo en esas apariencias, una inquietud oculta en las miradas y sonrisas de los que le rodean. Una persona corre hacia Chris en plena noche, y este se prepara para el impacto, solo para descubrir que era alguien haciendo ejercicio. Nadie le puede culpar porque... ¿quién correría hacia un joven negro si no es para atacarlo? Ese pensamiento de "alerta racista" impregna acciones banales de una comida entre familiares, dibujando poco a poco, sin pausa, un cuadro en el que algo no va bien. No sabemos qué es pero lo notamos... en misteriosos comportamientos, en fugaces vistazos, en insistentes sonidos crispando los nervios (una cucharilla perpetuamente arrastrada en su taza de té, un reloj marcando cada segundo de su aguja...). 'Get Out' se contagia de tópicos del terror como apariciones repentinas o siniestros subidones de volumen, y les da una razón narrativa, rompiendo una normalidad que, si nos hemos fijado bien, nunca ha sido normal. Los viejos presentes no paran de señalar sutilmente la raza de Chris ("me gusta el golf, sobre todo Tiger Woods"), y hasta el hermano de Rose se refiere burlonamente a su "maquillaje genético"; como si de todos los temas posibles solo se pudiera sacar ese. Pero eh, que todos están de broma, que somos muy tolerantes, no te lo tomes a mal, ven a celebrar con nosotros, que ya eres parte de la familia. Entre sus mejores rasgos de género, 'Get Out' habla de la tolerancia, y cómo las más de las veces es tan solo una sutil capa sobre el desprecio o el interés. El racismo sigue presente, hasta el punto de que no es descabellado temer presentar un novio o novia de otra raza a una muy tradicional familia: vienen de otro siglo, donde las diferencias eran la excusa para separar una élite del resto. Lo verdaderamente terrorífico, horroroso, es que esos "tradicionales" puedan llegar a adaptarse tan bien como para ocultar sus verdaderas opiniones, y mientras tanto sigamos aceptando esos "comentarios inofensivos" que reducen personas a meros objetos (... hasta que nos diéramos cuenta de que lo importante "no es lo que se dice, sino cómo se dice"). El silencio de los oprimidos empieza con una generalización, con una voz de alarma a la que nadie hace caso por considerarla demasiado irreal en pleno S. XXI. Sería espantoso que normalizáramos esa situación, en la que la gente pueda reírse burlonamente de graves acusaciones, solo porque "ya nadie es tan racista". Todos son normales. TAN normales que nadie será diferente. O nadie tendrá permitido sentirse diferente.