La Reina Victoria y Abdul

6.9
La Reina Victoria y Abdul Abdul Karim, conocido como 'El Munshi', se convirtió en siervo de la reina Victoria en el año 1887. Después de que el joven se ganase el afecto de la monarca, terminó siendo su secretario personal y confidente durante los últimos años de vida de la reina, algo que no fue bien recibido dentro de la Casa Real. La Reina Victoria y Abdul Critica Aunque en apariencia “La reina Victoria y Abdul” pudiera tener toda la pinta de ser un proyecto de encargo, todos los del equipo sabían perfectamente cuál era su función y cómo desempeñarla, por lo que, de entrada libra al film de ser un mero producto al uso, sobre todo gracias al director y sus actores, en especial su protagonista femenina. Stephen Frears es un director que admite cualquier época y estilo. Ha hecho de todo con resultados a veces impecables, como por ejemplo con su modélica “Las amistades peligrosas” o “Los timadores”, aunque, en líneas generales, ha creado buenos films a lo largo de su carrera durante varias décadas, como “Ábrete de orejas” o “La camioneta”, proyectos de presupuesto moderado pero elaborados con gran dignidad. Rara es la película que le ha salido rana, que también la tiene, como “Hi- Lo Country”, uno de sus más sonados pinchazos. Pero en definitiva, Frears es, aparte de inteligente, un buen director. Y eso es una ventaja. Otra virtud es que ya ha trabajado con su actriz protagonista en varias ocasiones, como si se tratara de su musa, logrando magníficas interpretaciones con “Mrs. Henderson presenta” o “Philomena” por las que con justicia consiguió ser nominada al “Oscar” a la mejor actriz. Y, por parte de Judi Dench, que a estas alturas nadie en su sano juicio o con un mínimo de sensibilidad no pondría su valía en tela de juicio, ya encarnó a la Reina Victoria en el film de John Madden “Su majestad Mrs. Brown” y que por la que también consiguió ser nominada como mejor actriz. “La reina Victoria y Abdul” por lo tanto no es una secuela tardía realizada veinte años después. Guarda estrecha relación con el mencionado film de Madden por las razones explicadas, pero el film de Frears tiene entidad propia, da igual si se ha visto o no la de Madden, y lo más importante, aunque su historia parezca menos interesante, acaba resultando una buena película que emociona a gran público, está muy bien conducida, tiene muchos puntos a su favor, sobre todo y para los tiempos actuales que corren, es un bonito canto a la amistad y a la tolerancia, que bien nos vendría aprender de lo que se nos cuenta en ella. No se ha llevado ninguna distinción tras su pase por el festival de Venecia. Puede que a crítica y jurado le haya parecido una más. Y por supuesto que esté harto o acostumbrado a estas interpretaciones de reinas y reyes, sobre todo en el caso de Dench. Hollywood es reticente, aunque no siempre, en volver a nominar a una actriz ya nominada por un mismo personaje, como Cate Blanchett por “Elizabeth” y la nominación de Dench podría sentar un precedente, cosa que se pensarán, ya que si esto ocurre superaría a la mítica Ingrid Bergman con sus siete nominaciones, siendo hasta ahora, la actriz de nacionalidad no americana más nominada. Pero creo que por derecho propio debería aparecer entre las nominadas en la próxima edición. Su trabajo es absolutamente impecable, es una labor que todo actor o actriz debería ver y aguanta como nadie los primerísimos planos. Sirva de ejemplo la escena en la que a la reina Victoria se le intenta convencer que desista en darle el título de caballero a Abdul. Aunque solamente se tomara en consideración ese monólogo, nada más que por eso, debería ser nominada. Bestial. Y eso sin tener en cuenta los problemas de salud que aquejan a la actriz y que no afecta a los personajes que interpreta. El resto de los actores hacen una labor reseñable, especialmente Ali Fazal como Abdul Karim, el “munshi” de la reina Victoria. Supongo que su productora le propondrá como actor de reparto, en una estrategia que en otras ocasiones se ha hecho, con el fin de asegurarse la candidatura aunque sea protagonista, pero su trabajo es de calidad ascendente según avanza el metraje. Y sus compañeros con él: Eddie Izzard como el príncipe de Gales, Michel Gambon como Lord Salisbury o un eterno secundario por ahora desconocido por el gran público fuera del Reino Unido como es el caso de Robin Soans como Arthur Bigge, que tienen oportunidad de lucir, como sus actrices, aunque el guión barra más para ellos que ellas, destacando Fenella Woolgar o una Olivia Williams en una espléndida madurez. El equipo técnico, como producción británica que es, cuida sus apartados, sea de manera rutinaria como su fotografía que filma preciosos paisajes o especialmente la labor del de vestuario, que es un lujo. En la música Thomas Newman hace una bonita banda sonora que gusta, aunque nos evoque en su “leit- motiv” a la composición que realizó para su célebre mini serie “Angels in America”. Lee Hall ha elaborado un buen guión, con buenos diálogos y pulso, que lleva de manera casi imperceptible por Stephen Frears, una soltura que pocos tienen. Y con todo esto, en conjunto, se logra una película, que si se ve sin prejuicios, resulta aleccionadora, como decíamos antes, pero que nos aproxima a un cine plagado de lujos, no de forma gratuita, que parece casi pertenecer a otra época, una época (dorada) que sabía aunar espectáculo y calidad, con un presupuesto que se aprovecha junto a una serie de talentos que parecían normal que existiesen y que, hoy día, cada vez cuesta más trabajo encontrar.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 26/01/2020 1.78 GB 157 Descargar
1080p BluRay Español Latino 26/01/2020 1.78 GB 65 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Operación Éxtasis

Crimen Drama
8

Dos agentes encubiertos se infiltran en la operación de un traficante de drogas, haciéndose pasar por una pareja. Inspirado en hechos reales.     Operación Éxtasis Critica Algo que me encanta ver en general en películas, series, o libros, es que los personajes sean personas de verdad. Que el hecho de estar en el "bando bueno" no signifique que son infalibles, ni que tienen superpoderes, ni que son santos. Y de la misma manera, que "los malos" tengan sentimientos, que no sean tontos, que de vez en cuando las cosas les salgan bien. Esto es más característico de las producciones europeas que de las americanas y, por eso, me lo esperaba a priori. Y no me defraudó. Esto, junto con buenas interpretaciones, ya aunque la historia de por sí no fuese demasiado interesante, para mí ya tenía medio camino hecho. Pero es que además la historia también me ha encantado. Cuando piensas en narcotráfico, piensas en Colombia, México, Galicia si acaso... o Marruecos... pero... ¿Bélgica? En Bélgica nunca pasa nada. Pues hete aquí que es la cuna del éxtasis mundial, y esta serie va un poco de eso. No pretende ser un histórica, pero sí está inspirada en hechos reales, y resulta muy interesante. Y luego el ritmo, la trama en sí, para mi gusto en su punto de tensión y desarrollo. No es trepidante, y yo personalmente lo prefiero, porque de lo que de ta tiempo es de irte "encariñando" con los protagonistas. Policías infiltrados, escuchas, rollos amorosos, asesinatos... tiene de todo, en una sola temporada a mi modo de ver bastante redonda. Eso sí, termina con un Cliffhanger para una posible segunda temporada y no sé yo si la quiero ver... creo que preferiría quedarme con el buen sabor de boca de esta... pero... si la hay la veré, seguro.

Atípico

Comedia Drama
8

Atípico Cuando un adolescente con un trastorno autista decide buscar novia, su petición de más independencia provoca profundos cambios en su familia Atípico Critica Tras una primera temporada muy correcta vengo a hablar de la serie, no sé si se hará una segunda temporada pero dudo que mi valoración cambie. Solo hay dos personajes o tres algo atípicos y que le dan chicha a la serie. La hermana de Sam, el novio de la hermana de Sam y Sam, estos tres son los personajes interesantes en los que nos agarraremos para que toda la trama se encuentre cohesionada y nos lleve a alguna parte, y la trama llega. A través de la hermana de Sam nos llegan las consecuencias de los actos de la madre de Sam, nos llega el ambiente en que viven y que Sam no puede percibir por su autismo. A través de Sam nos llega la lucha por alcanzar la normalidad y valerse sin el autismo para conseguir lo que se proponga. A través de la madre de Sam nos llega una trama plagiada a Gypsy pero desprendida de ninguna personalidad posible y metiendola sin venir mucho a cuento como adorno para darle algo más de contenido... aunque esta trama secundaria medio cutrona sí nos lleva a algo de cara a los últimos compases. El interés por esta serie lo capta Sam, quien nos revela una psicología interesante que incluye sus mecanismos de escape ante las situaciones que le producen más estrés. Por supuesto hablo de detalles como recitar cuatro especies de pingüinos para superar una situación de extrema ansiedad o el mecanismo de escape consistente en pensar en la Antártida. Y es que como dice Sam, todos tenemos nuestra Antártida. Todos tenemos ese mundo o esquema de pensamientos que nos llevan a un lugar placentero y nos estabilizan. La trama de Julia que afecta bastante a Sam... es un gran desacierto que al afectar tanto a la trama sí que es un fallo hiriente ya que se siente como una excusa para enlazar dos puntos en una historia que deberían haberla pensado mejor... esta trama que trae cohesión para la principal afecta a la fortaleza del conjunto. También afecta a la fortaleza del conjunto que el padre de Sam sea uno de los personajes más sosos, poco interesantes y cutrones que he visto en una serie. El padre de Sam es otro personaje que le resta interés de la serie y encima como es quien está con Sam más tiempo después de la hermana... pues vuelve a ser otro personaje que le falla a la serie. Al menos Julia aunque sea un topicazo de personaje, sí que es creíble y se puede llegar a empatizar con ella. La primera temporada cierra con grandes aciertos, grandes victorias, errores y alguna gran derrota. El interés puede estar alto de cara a una segunda temporada, pero hay elementos sosos en algo que tiene potencial de ser una obra de al menos un 8... pero nuevamente con truquitos de relleno para abultar minutos en una serie, lo que logran es quitarle interés dandole muchos minutos a personajes estúpidos y sosos como el padre de Sam. La hermana de Sam es el personaje más interesante junto con Sam, y a ellos son a quienes apoyas todo el tiempo. El resto son herramientas en sus viajes personales para que puedan desarrollarse. Me da rabia ver cómo una serie que ha usado mucho mejor la psicología que Gypsy, tampoco se siente engrandecida por tener los aciertos psicológicos contrarestados por los desaciertos en personajes secundarios y en brindarle más solidez al conjunto. Me ha gustado, se deja ver, tiene buen ritmo, está bien dirigida. Es recomendable y puede comprenderse mejor el autismo aunque se muestre de forma demasiado sencilla para lo que es, pero tal vez sea para mostrarnos una explicación demasiado básica. Es una serie que no es imprescindible y que entretiene gracias a sus capítulos de corta duración. Actualización sobre la segunda temporada: El show continúa siendo muy agradable de ver, de hecho el ritmo sigue siendo su fuerte y cada vez logra más que su sencillez sea una virtud porque logra ofrecer entretenimiento con ligereza en un formato de capítulos cortos, esta serie logra proseguir con arcos argumentales acertados que hacen que los personajes se vayan desarrollando cada vez más y progresen. No necesitan hacer más temporadas de la serie, cada una es autoconclusiva. Pero supongo que como han renovado por una tercera temporada volveré a actualizar la crítica de la serie con unas pequeñas impresiones sobre la misma. El resto, ya dicho tras la primera temporada, sigue estando vigente para el show en general.

Fear the Walking Dead

Action & Adventure Drama
6.3

Fear the Walking Dead El esperado spin-off de 'Los Muertos Vivientes', es una serie dramática que explora el inicio del apocalipsis desde el punto de vista de una familia desestructurada: Sean Cabrera, profesor divorciado consejero de orientación femenina, y sus dos hijos. De la ciudad nace un brote de algo misterioso que amenaza la estabilidad de Madison Clark y Travis Manawa. La presión de sacar adelante dos familias queda en un segundo plano cuando la sociedad comienza a desmoronarse. Deberán adaptarse y sobrevivir a la vez que aceptan las historias más oscuras. Fear the Walking Dead Critica Que rabia me da tener que reescribir una crítica porque al productor se le vaya la olla en la segunda temporada. A ver, señor Kirkman, usted nos prometió una precuela de "The walking dead" y prometió contarnos como empezaría el apocalipsis zombie en una gran ciudad y resulta que ya tenemos otro grupo de supervivientes como en la serie matriz. Otra cosa, señor Kirkman, usted repite en esta serie las situaciones de "The walking dead" Señor Kirkman, en aquella ya vimos a Hershel en su granja alimentar a su familia zombie, ¿para que coño nos muestra lo mismo en esta???? También les hemos visto aprender a moverse entre zombies gracias a llenar su ropa con la sangre de los muertos y hacerse pasar por uno de ellos. Señor Kirkman usted nos ha engañado y nos da más de lo mismo con peores actores (todos horrorosos) y personajes sin alma ni carisma, tan planos que no recuerdo el nombre de uno sólo de ellos, y me importa un bledo si se los comen los zombies a todos. Váyase a la mierda señor Kirman, no pienso seguirle el juego y ver más esta serie.

Freud

Crimen Drama Misterio
7.7

Freud Un joven Sigmund Freud resuelve desapariciones y asesinatos en la Viena de finales del siglo XIX, donde él y una médium se ven inmersos en una peligrosa conspiración.   Freud Critica Sigmund Freud vivió desde los tres años en Viena. Sólo abandonó la ciudad en 1938, tras la anexión de Austria por parte del régimen nazi. Su doble condición de judío y fundador de la escuela psicoanalítica ponían su vida en serio peligro. La capital imperial es el escenario en que se desarrolla la ficción ‘Freud’, miniserie de ocho capitulos producida por Netflix. Finales del siglo XIX, Freud (Robert Finster) es un joven médico en los albores de unas investigaciones controvertidas, que le asegurarían un lugar en la historia del pensamiento humano. Casi sin querer, se verá atrapado en una espinosa conspiración. Un inspector de policía (Georg Friedrich) y una medium (Ella Rumpf) serán sus compañeros de viaje. La serie despliega una estética reiterativa y hueca, para dar forma a un thriller psicológico con apuntes de terror. Una mezcolanza de géneros nacida a partir de la anarquía en que se desenvuelve un guión confuso e incoherente. La dirige Marvin Kren, que transforma los movimientos de cámara en tics nerviosos conforme algunos personajes van entrando en trance, y sus cuerpos se retuercen al ritmo de espasmos. Kren inunda la narración de ‘Freud’ con muchos conceptos trabajados por el mito que da nombre a la serie: el poder sugestivo de la hipnosis, el papel de los sueños en el subconsciente, la histeria, la doble personalidad. Y se recrea en ello. El problema surge al no conseguir que forma y fondo confluyan en un hilo argumental verosímil. La atmósfera densa y plomiza que luce, da la puntilla a una historia en la que no faltan maquinaciones de palacio. Tensiones nacionalistas en el seno del Imperio Austrohúngaro sirven como coartada histórica a un mero desvarío. El reparto se une a la fiesta. Robert Finster da vida a un Freud impertérrito e inexpresivo. Da igual que esté hipnotizando que fornicando; enfrentándose a su casero o a un loco de atar; hablando con un colega de profesión o con un policía. No me dice nada. Y eso que su personaje va puesto de cocaína hasta arriba. Mención aparte merece el papel de villanos que juegan la pareja de condes húngaros. Cada vez que los recuerdo me irrito. La televisión es así.

La villana

Acción Drama
6.8

La villana Desde la infancia, Sook-Hee ha sido entrenada para convertirse en una asesina sin piedad. Cuando Madame Kwon, la jefa del servicio de información de Corea del Sur, la recluta como agente durmiente, le ofrece una segunda oportunidad. "Danos diez años de tu vida y tendrás tu libertad". Su nueva identidad es Chae Yeon-Soo, una actriz de teatro de 27 años. Con la promesa de una libertad completa a cambio de servir a su país durante diez años, Sook-Hee emprende una nueva vida. Para esta mujer que ha vivido como asesina, llevar una existencia normal no resulta una tarea sencilla. Pero cuando dos hombres entran en su vida, los secretos de su pasado serán desvelados. La villana Critica En realidad, es sencillo: -Como película de acción, un 10. -Como thriller romántico, un 2. Y es que en esta curiosa película, hay algo innegable: las secuencias de acción son fabulosas. Originales, genialmente montadas, en planos-secuencia complicadísimos y muy bien resueltos. Sobre todo la secuencia inicial y la final, únicas en su especie y que te dejan pegado a la pantalla. Lo malo es....bueno, lo que hay entre medias de las secuencias de acción. Una trama liosa, tramposa, complicada de seguir con una historia de amor metida con calzador a tres bandas, y que baja literalmente el ritmo y el nivel de la cinta. Giros de guión cada cinco minutos y saltos temporales que lo único que consiguen es confundir al espectador, filmados de manera anodina y sin gracia. Hay momentos en los que realmente, no tienes ni idea de quién es quién, ni de lo que está pasando en la historia, y son producto de una mala dirección de la trama y un mal guión. Es como si la película la hubiesen dirigido dos personas distintas, y luego hubiesen juntado sus partes. Una se encargaba de la acción, y otra (posiblemente el becario algo lento que llevaba los cafés) se encargaba del resto. Desgraciadamente, el grueso del metraje recae sobre la trama amorosa y el thriller más descafeinado, por lo que la película se resiente enormemente, y los bajones de ritmo son notables. Sólo con las mencionadas secuencias de acción la película remonta hacia el final...pero ya está herida de muerte. Una verdadera lástima, porque si se hubiesen centrado más en la parte de la acción, y la trama fuese más directa y tuviese más vida, estaríamos hablando de otra joya del cine coreano, pero que finalmente se queda en un producto curioso que brilla (y mucho) en momentos puntuales.

La balada de Buster Scruggs

Comedia Drama Western
7.2

La balada de Buster Scruggs Antología de seis capítulos, cada uno enfocado desde una perspectiva distinta con respecto a la frontera norteamericana y a los peculiares personajes que habitan en sus alrededores. Cada parte cuenta una historia distinta basada en las convenciones del Lejano Oeste de los Estados Unidos. La balada de Buster Scruggs Critica Vuelven los hermanos Coen. Vuelven los portentosos planos, diálogos brillantes y humor negro que tanto les caracterizan. Y lo hacen retomando un género que ya les dio muy buen resultado con ‘Valor de Ley’, un film que seguramente perdure en la memoria de cualquier amante del séptimo arte. Eso sí, han vuelto, pero lo han hecho como nunca hasta ahora: sin distribución en salas de cine y con una película dividida en seis historias. Y dejando al margen el debate de la nueva forma de comercializar cine, en el cual me postulo a favor de la opinión más purista, hay que reconocer que para los usuarios de Netflix es una noticia cojonuda disponer de obras de calidad en exclusiva. 1er cap. “The Ballad of Buster Scruggs” Una canción en medio del lejano oeste nos introduce en esta disparatada aventura de un forajido singular y guasón en busca de entretenimiento, al que la ironía de sus blancas ropas define a la perfección. Y entre medias de mucha música, muchos tiroteos y muchos chistes fanfarrones, los acontecimientos se suceden, dando rienda suelta al disfrute, siempre en un tono desenfadado, lejos de lo creíble (abundantes son las situaciones cercanas a la fantasía y varias las intervenciones en las que el protagonista rompe la cuarta pared, hablando directamente con la audiencia).