Proyecto Géminis

Proyecto Géminis
5.8
Proyecto Géminis Henry Brogan, un asesino a sueldo ya demasiado mayor para seguir con su duro trabajo, decide retirarse. Pero esto no le va a resultar tan fácil, pues tendrá que enfrentarse a un clon suyo, mucho más joven   Proyecto Géminis Critica Pues nada, la decepción cinematográfica del año ya tiene nombre: “Géminis” (Ang Lee, 2019). Los que hemos sido devotos seguidores del cine de Lee desde sus inicios recibimos con “Géminis” un soberano bofetón. En su fracasado intento por sumarse a una oleada de nuevos cineastas que impresionan al mundo en el uso de las nuevas tecnologías, Ang Lee ha conseguido dejar de impresionarnos. Porque ha dejado de hacer lo que sabía hacer como nadie: conmovernos. De su lirismo y sensibilidad, su visión estética y su sinceridad narrativa, ya no queda nada. Quizás huelga decirlo, pero entre su filmografía están las magníficas: “El banquete de bodas” (1993), “Comer, beber, amar” (1994), “Sentido y sensibilidad” (1995), “La tormenta de hielo” (1997) o “Brokeback Mountain” (2005). Y, ¿qué es “Géminis”? La gran apuesta del mejor director taiwanés de todos los tiempos por la tecnología conseguirá sin duda poner a todo el mundo de acuerdo: es un rotundo fracaso. Y este le va a doler mucho, porque hace dos años ya reconoció haberse sentido “apaleado” por su penúltimo film (“Billy Lynn”, 2016). Con Géminis, Ang Lee ha culminado un salto tecnológico sin red que inició con “La vida de Pi” (2012). En aquel caso, todavía existía una historia fabulosamente conmovedora que iba de la mano del espectáculo visual. Con “Géminis” ya solo queda el espectáculo visual. Es un thriller sin maestría, tensión ni sentido del humor. Desaprovecha un suculento debate ético y filosófico y se toma demasiado en serio para lo vacía que resulta. Solo cabe hablar de este ejercicio de frivolidad como hito tecnológico. Ha sido rodada a 120 frames por segundo en 3D y 4K, lo cual es absurdamente inútil, pues solamente 14 cines de los Estados Unidos tienen la capacidad tecnológica de proyectarla. Y nos ofrece a dos Will Smith: uno real y otro virtual. Y esto sí merece ser resaltado. “Géminis” crea el personaje virtual más real que he visto. Y es que el Will Smith de pega goza de un realismo tan impecable que el espectador evocará la mítica “El príncipe de Bel Air”. De hecho, el actor real a veces resulta mucho más postizo que su clon. Se abre una nueva vía: Si conseguimos una versión rejuvenecida del Star-system tan convincente, le hemos salvado de pasar por quirófano a un buen número de mitos de la interpretación. Es una pena que todo esto a Nicole Kidman le llegue demasiado tarde. (4,5/10) Fernando Garín.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
4K 2160p Español Latino 06/01/2020 18.34 GB 1941 Descargar
1080p Dual Español Latino 26/12/2019 1.90 GB 4558 Descargar
1080p Dual Español Latino 06/01/2020 1.88 GB 2117 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Upgrade (Ilimitado)

Acción Ciencia ficción Suspense Terror
7.3

Upgrade (Ilimitado) Tras quedar paralítico y viudo en un brutal atraco, Grey Trace recibe la visita de un inventor que le ofrece una cura experimental para "actualizar" su cuerpo. Este implante de inteligencia artificial le otorgará habilidades físicas fuera de lo de natural, y la posibilidad de vengarse de quienes arruinaron su vida. Upgrade (Ilimitado) Critica Al final va a resultar que el mayor enemigo de lo divertido es fingir que se tiene libertad. Porque siempre hay que cumplir con lo establecido por alguien (¿el público?) y empezar con un protagonista tal que asá, meter el número reglamentario de escenas de acción, llegar a todos los lugares comunes en el momento justo... 'Upgrade' pasa fuerte de todo eso, y es lo mejor que le podría suceder. Es tan barata, tan descarada y tan bien engrasada que lo sorprendente es lo rápido que entra en materia. Pero también tiene un arma secreta: la sinceridad y cariño en el mundo de ciencia ficción que construye, donde los implantes cibernéticos y las máquinas automáticas van sustituyendo personas, acaban siendo la mejor garantía para invertir un poquito en la poca humanidad que queda. Eso es lo que se ve en Grey Trace, mecánico que aún en era de coches autodirigidos sigue empeñado en reparar aquellos que todavía tienen volante, pero eso no es obstáculo para querer a una esposa que mantiene su casa automatizada y a la vanguardia de la tecnología. Todo hasta que el puñetero fallo informático, el clásico "ha ocurrido algún error" que tantas veces vemos en nuestro ordenador, les deja en una situación comprometida y la mujer de Grey muere de la forma más desgarradora posible. Entonces, un cliente habitual del accidentado mecánico, un chaval genio con mucho dinero que gastar y poca gente con la que relacionarse, le da la perfecta rehabilitación: un chip llamado Stem, directamente implantado en su columna para paliar su cuerpo paralizado. Uno de los motivos por los que esta aventura se hace más ligera y divertida de lo que tenía permitido es, simple y llanamente, que Grey cae bien. Como el único de un futuro cercano que no es psicópata o directamente autista, habiendo visto los destrozos (morales, materiales) que causan las máquinas que tanto rechaza, su cruzada es la única válida en un momento en que parece despreciarse la simple vida humana. Pero además hay sorpresa: Stem tiene conciencia, vida y voz propias, conjugando junto a su anfitrión una extraña pareja que poco a poco irá dando caza a los habituales cabrones que se cargaron a su mujer. Es en esta sencilla propuesta, un mecánico enemigo de lo tecnológico y un chip casi omnipotente, codo con codo, donde la trama escapa de sus clichés y se convierte en un cómic distópico que entra tan bien como luce sus ideas: nunca pensé que ver el movimiento de una cabeza desconectada de su cuerpo, todo mérito de Logan Marshall-Green, iba a ser tan fantásticamente hipnótico. Mal mirada, podría parecer algo ya visto, pero son los detalles los que marcan su originalidad. Incluso colarte hacia el final un pequeño poso de a dónde vamos a ir a parar con la obsesión por actualizarnos y hacer más perfecto lo que ya somos... eso solo es saber qué hacer con lo que se tiene, y hacerlo bien.

Animales nocturnos

Drama Suspense
7.4

Animales nocturnos Susan Morrow es una galerista afincada en Los Ángeles que comparte una vida llena de lujos, aunque vacía, con Hutton Morrow, su segundo marido. Un día, Susan recibe una novela escrita por su exmarido Edward Sheffiel, del que lleva años sin tener noticias. En una nota le pide que lea la novela inédita y que se ponga en contacto con él, pues se quedará unos días en la ciudad. Es de noche. Susan, sola en la cama, empieza a leer, y es la historia de un matrimonio con una hija que conduciendo por Texas una noche, son perseguidos por otro vehículo... Animales nocturnos Critica Una retahíla de imágenes desconcertantes abren 'Animales Nocturnos'. Mujeres fofas, carnes colgantes, estética grotesca, sin sentido ninguno. Poco a poco, entendemos que estamos en una galería de arte, y que ha tenido lugar una exposición. Que una mujer llamada Susan la ha dirigido, y el espectador observador podrá comprobar que no parece muy satisfecha con dicho arte. Juntamos piezas, poco a poco. Porque esta historia es un continuo juntar piezas, y mejor empezar desde el principio. Cuando Susan vuelve a casa, encuentra un manuscrito esperándola, un libro recientemente escrito de su ex-marido Edward. La naturaleza inquietante de mandar algo así después de tanto tiempo queda patente, tan solo por la herida que se hace Susan con el sobre: una superficial, poca cosa, lo menos que ese relato puede hacer. Será tras pasar una sutilmente decepcionante velada en casa de unos amigos cuando por fin se ponga a leer. Aunque antes de que ocurra, un amigo la avisa: "no deberías estar tan cansada de todo. Al fin y al cabo, estas tonterías de las que nos rodeamos son mucho, mucho mejores que la dolorosa vida de ahí fuera". Un consejo que sirve como sutil invitación a comprobar, de verdad, que hay en esa "dolorosa vida", y si le puede ofrecer algo diferente a un marido ausente y una casa demasiado vacía. Nada mejor para ello que la carta en forma de libro que te ha escrito un antiguo amor abandonado. La historia del libro nos atrapa tanto como a Susan: como si fuera una tenue pesadilla, de bordes opacos e irreales, asistimos a la desesperada situación de un hombre con mujer e hija, y lo que nos sobrecoge no es tanto la historia como la cercanía. Esto que estamos viviendo, sufriendo, temiendo, (llegado a un punto, ya no leemos) le podría pasar a cualquiera. A su vez, se intercalan conversaciones del pasado de Susan, con un hombre al que apenas estamos conociendo a partir de lo que escribe. De repente entendemos que el dolor de lo que leemos no surgió de la nada: es el manifiesto de algo que "se podría haber perdido de no estar escrito", como mencionó Edward alguna vez. 'Animales Nocturnos' habla de la creación artística en su esencia, y del efecto que nos produce, pero también del duro sacrificio que exige. Tus palabras nunca serán dolorosas si nunca has sufrido dolor. Los sentimientos de tu lector nunca serán manipulados si no sabes, exactamente, como manipularon los tuyos. Y el precio a pagar por eso es algo horrible, que transforma al romántico soñador (aquel que empieza) en un alma profunda y oscura. Todos escribimos de nosotros, todos elegimos si creamos o tan solo apreciamos las creaciones. Y es algo que pasa, y pasará siempre, que la distancia entre los que observan algo y los que lo moldean está solo a una lágrima de más. Entre Edward y Susan se establece una relación a partir de una creación, una forma de arte tan sencilla como un libro, y es una relación tan profunda que infecta todos los aspectos de su vida. De repente, Susan experimenta un lado de Edward que nunca vió, porque ella estaba demasiado ocupada controlando, apreciando, no creando. Los motivos de la historia y sus imágenes se entremezclan con su realidad cotidiana (el director hasta nos lanza guiños comparando un lecho sensual con un desolador asesinato, como si dijera que ambas cosas no están tan alejadas), y Susan se da cuenta del mundo que estuvo ignorando. La "dolorosa vida" qué estuvo evitando. La que vivió Edward en su tiempo juntos, la que perdida en sus lujos nunca alcanzaba a ver. Ese es el maravilloso (y terrible) regalo del artista: te doy mis ojos, tú verás si puedes soportarlo. Para cuando alcancemos el final no hará falta decir nada, porque hemos estado tan cerca de la historia del libro como para compartir cada latido de su agonía. Nos ha cambiado tanto como a Susan: los motivos del pasado se adivinan entre los pliegues de la narración. Y las palabras parecen banales, carecen de adjetivos, para expresar el vacío inmenso que deja un romántico soñador, cuando ha perdido los sueños y no cree en el romance. "Si amas a una mujer, y la pierdes, conviértela en literatura". O convierte la literatura de esa mujer en tu único testimonio de amor y pérdida.

Hard Night Falling

Acción Suspense
7

Goro, un autor intelectual criminal, conspira para robar un enorme alijo de oro de la familia Rossini. Sin el conocimiento de Goro y sus soldados de la fortuna, uno de los invitados de Rossini es un agente extranjero altamente capacitado que lucha no solo por salvar a los rehenes y el oro, sino a su familia en peligro.

Serenity

Drama Misterio Suspense
5.2

Serenity La tranquila vida de Baker Dill, un capitán de barco pesquero que vive en la aislada isla de Plymouth, donde pasa sus días obsesionado con la captura de un escurridizo atún mientras lucha contra sus demonios personales, se ve perturbada cuando alguien de su pasado acude a él en busca de ayuda. Serenity Critica     Ridícula, marciana, descontrolada, desquiciada, desequilibrada, desproporcionada, desatinada, loca, es esta cinta de Steven Knight (el notas de Peaky Blinders, esa serie tan guay que nunca voy a ver). Resulta imposible, repito, imposible poder destripar a gusto y como se merece este engendro absolutamente pasado de rosca sin hacer spóiler. Por tanto, me limitaré a reflejar que cuando las cartas se ponen boca arriba y viene el giro argumental, ya es demasiado tarde y estás deseando que se acabe esta ida de pinza; bien porque no puedas bostezar más o reírte más, por mucho músculo (físico, no interpretativo) que se marque Matthew y mucho culito que enseñe. El tan insustancial como loco papel de femme fatale de la Hathaway... para hacérselo mirar ella o para despedir a su representante. Una paranoia desquiciada, una tomadura de pelo, un todo vale, una locura, una broma de mal gusto, un sin Dios, una fumada, una ida de olla, un empacho de hongos... del que solo respirarás satisfecho cuando por fin se acabe. Tú sabrás.

007: Casino Royale

Acción Aventura Suspense
7.4

007: Casino Royale La primera misión del agente británico James Bond como agente 007 lo lleva hasta Le Chiffre, banquero de los terroristas de todo el mundo. Para detenerlo y desmantelar la red terrorista, Bond debe derrotarlo en una arriesgada partida de póquer en el Casino Royale. Al principio a Bond le disgusta Vesper Lynd, la hermosa oficial del Tesoro que debe vigilar el dinero del gobierno. Pero, a medida que Bond y Vesper se ven obligados a defenderse juntos de los mortales ataques de Le Chiffre y sus secuaces, nace entre ellos una atracción mutua. 007: Casino Royale Critica Le doy un 10. Y para mí, los dieces son subjetivos, es decir, vale que esta película no es una obra de arte, ni se llevará 11 oscars, pero con esta película disfruté, me reí, me enamoré, me sorprendí y se me pasó el tiempo volando. Entonces, cuando sales del cine y piensdas: "no me importaría verla de nuevo", eso para mí es una película excelente. Porque es una película completa aquella donde hay humor, traición, pasión, acción, intriga, amor, y algún giro inesperado. Y al haber un poquito de cada cosa, esta película gustará a jóvenes, adultos, novios, novias, hermanos, abuelos etc. Considero que es una película accesible a todo el público ya que al que más o el que menos, le gustará. Ya empezando con la primera escena con Craig y una "gacela humana" el espectador se queda asombrado y con la sensación de que la película promete. Craig, por mucho que digan, hace un buen James Bond. ¿Que tiene otro catisma, que es inespresivo, que no pega en el papel porque tiene pinta de bruto? Vale, pero lo ves y dices: "es un James Bond diferente, distinto, pero no por ello malo. Distinto es distinto, y punto". Además, esta película te muestra los inicios de Bond, es decir, asistimos a cómo Bond se convierte en 007 y vemos a un James inteligente pero algo inexperto aún. Comete fallos. Por tanto, James se nos muestra algo vulnerable en su papel ya que se trata del inicio de todo. No pueden poner a un James Bond sabiondo, pedante y "sabelotodo" en el inicio de su carrera como 007. En este sentido considero que la película está muy conseguida, pues muestra sus inseguridades. A destacar, por supuesto, las frases irónicas de Bond, los puntos de humor (que no escasean) y la escena de la tortura. La película se desarrolla con fluidez sin llegar ha hacerse cargante en ningún momento. En esta película se ahonda sobre los personajes, sobre todo en los sentimientos del nuevo 007, lo cual está bien, porque una película sobre agentes secretos no tiene que ser siempre todo explosiones, disparos, y persecuciones. Que todo eso está muy bien, pero si le sumas intriga, humor y amor la película es, desde luego, más completa y llegará a mayor número de público. Respecto a la chica Bond, Eva green, la elección está bien, aunque no es una chica esencialmente explosiva. Lo mejor es los diálogos mordaces que hay entre ellos. Muy muy conseguidos. Mi consejo es que cada cual la vea y opine. Que no se dejen llevar po eso de: "es que Daniel Craig no pega como Bond". Yo también lo llegué a pensar al principio, pero una vez que lo ves, Craig convence, y mucho.

La música del terremoto

Drama Misterio Romance Suspense
5.6

La música del terremoto Tokio, Japón, 1989. Lucy Fly, una extranjera que trabaja como traductora, comienza una apasionada relación con Teiji, un hombre misterioso obsesionado con la fotografía. La música del terremoto Critica   'La Música del Terremoto' decepciona ya que tenía muchos alicientes para llegar a ser una buena película. Un director con una trayectoria interesante, Atticus Ross (oscarizado por 'La Red Social') encargado de la banda sonora, un elenco de primera con dos de las actrices más en forma del momento, una ambientación ochentera situada en el siempre exótico Japón y ese estilo pop con fotografía colorista que podía darla un toque único. En cambio, nos encontramos con un thriller mediocre que no logra ser lo suficientemente atractivo debido principalmente a una plana adaptación de la novela inglesa multipremiada en la que se basa. No tiene un ritmo que enganche al espectador (en parte por culpa del montaje), recurre a secundarios estereotipados y poco desarrollados e intenta poetizar continuamente recurriendo a situaciones y diálogos forzados. Su director está curtido en películas con personajes femeninos potentes. En sus anteriores trabajos cumple dirigiendo a actrices de renombre como Keira Knightley, Christina Ricci o Julianne Moore en sendos papeles protagonistas, y en esta ocasión hace lo propio con las talentosas Riley Keough y Alicia Vikander, sin duda lo mejor de la película junto con el toque exótico de rodarse en tierras niponas. Pero resulta un esfuerzo vacuo, porque a pesar de estar bien contextualizada, la historia en su conjunto carece del interés necesario y no consigue sumergirnos en la atmósfera intrigante u opresiva que cualquier buen trama noir necesita. Ahí están ejemplos como 'Burning' o 'Under the Silver Lake', cercanos en temática y tiempo aunque no en resultado.