Sonic. La película

7.2
Sonic. La película Sonic, el famoso erizo azul de SEGA vivirá su primera aventura en la pantalla grande. En esta adaptación cinematográfica basada en la conocida saga de videojuegos podremos ver a los personajes icónicos de la franquicia. Su protagonista será Sonic, el erizo con la habilidad de correr a la velocidad del sonido y que, junto con sus amigos el zorro Tails y el equidna Knuckles, combaten con el malvado Doctor Eggman, que siempre está tratando de dominar el mundo y apoderarse de las esmeraldas del caos.   Sonic. La película Critica Las adaptaciones de videojuegos no paran nunca. Tuvimos adaptaciones de Mortal Kombat, Resident Evil y Detective Pikachu, por nombrar solamente a algunos, así que tarde o temprano íbamos a tener una película sobre nuestro erizo velocista favorito. ¿Cuál es el resultado? Realmente positivo. Sonic es una película simple, con una trama sencilla y que nos hace recordar por momentos a otras miles de series y películas donde el personaje principal es de otro mundo y llega a la Tierra en busca de tratar de ser cómo los demás y tener amigos y bla bla bla. Además de eso, un pequeño punto negativo es que los primeros 5-10 minutos son bastante acelerados y nos cuentan muchas cosas simultáneamente, para luego tener un ritmo narrativo correcto y entretener de principio a fin. El elenco tiene mucha química, todos los personajes tienen lo suyo, pero quiero destacar a tres en específico: Sonic (Ben Schwartz), James Marsden y Jim Carrey. Ellos tres son los que realmente se llevan todos los aplausos en cada escena que aparecen juntos o por separado, sobre todo Carrey, quien durante toda la película muestra realmente cómo ser un villano totalmente loco y psicótico. Las referencias también son otro punto fuerte de la película, ya que vienen de todos lados y apuntan tanto a cómics, franquicias cinematográficas y experiencias de la vida real. Este nuevo diseño de Sonic se ve espectacular durante todo el film, y cuando tiene escenas de acción, solamente hay que callarse y disfrutar de la experiencia, ya que considero que todas las escenas de acción (algunas muy épicas por cierto) se ven impresionantes y los efectos especiales cumplen en un 95% en toda la trama. La banda sonora también aporta lo suyo en los momentos cómicos y batallas entre ciudades. En resumen, Sonic es una de las primeras sorpresas del año. Mucha acción, diversión, un elenco que sobresale demasiado y unos efectos especiales que se disfrutan mucho. Siendo fanático del personaje, este film te va a encantar. Siendo poco conocedor del mismo, igualmente la vas a disfrutar, por todo lo que mencioné anteriormente.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 09/03/2020 1.54 GB 211 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald

Aventura Familia Fantasía
6.9

Animales Fantásticos: Los crímenes de Grindelwald Cumpliendo con su amenaza, Grindelwald escapa de su custodia y ha comenzado a reunir seguidores, la mayoría de los cuales no sospechan sus verdaderas intenciones: alzar a los magos purasangre para reinar sobre todas las criaturas no mágicas. En un esfuerzo por frustrar los planes de Grindelwald, Albus Dumbledore (Jude Law) recluta a su antiguo estudiante Newt Scamander, quien accede a prestar su ayuda, sin conocer los peligros que aguardan. Las líneas quedan marcadas mientras el amor y la lealtad son puestos a prueba, incluso entre los amigos más cercanos y la familia, en un mundo mágico cada vez más dividido. Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald Critica   "Uníos a mí... o morid". Gellert Grindelwald. Cuando uno se aproxima a una de las películas de Harry Potter, y por añadidura, de Animales fantásticos, va bastante tranquilo, porque sabe que hay unos estándares de calidad que el universo de J.K. Rowling ha cumplido hasta el momento. Resulta, por tanto, bastante sorprendente, que ese nivel de calidad no sólo no se haya alcanzado, sino que nos encontramos ante la peor de las ya 10 películas ambientadas en ese mundo, y con una diferencia muy considerable. Creo que lo más sangrante de todo es ver como Rowling, que debería haberse quedado en la escritura de novelas, donde claramente se mueve mejor, construye un guión que avanza a trompicones, que modifica personajes de manera abrupta y que alarga la trama durante unas innecesariamente largas dos horas y veinte de película. No contenta con eso, da la impresión de ser una niña que juega con una caja de muñecos, a los que mueve y altera a su antojo. Igual cuando llegó a las librerías Harry Potter y el legado maldito, la obra de teatro que continuaba la historia del mago protagonista, deberíamos haber visto que era aquí donde íbamos a acabar, porque cometía exactamente los mismos fallos. Si digo que esto en particular es lo más sangrante es porque hay cosas que sí funcionan: Los actores lo hacen muy bien en su mayoría: Eddie Redmayne está estupendo como Newt, Jude Law levanta un Dumbledore del que tristemente sabremos bien poco al acabar la proyección y Johnny Depp compone a un Grindelwald interesante, quizá el personaje más desarrollado de la película (o quizás el único desarrollado de la película). Los efectos especiales son espectaculares, al menos ese nivel sí roza el techo de lo que se ha visto hasta ahora en la saga, con algunas criaturas que realmente parece que estén ahí. No puedo incluir como bueno, o no totalmente, la labor de David Yates como director, quien hace tiempo que se apropió de la saga (con La Orden del Fénix) en un movimiento que me entristece, porque perdemos la posibilidad de ver a diferentes directores con el material. En este caso, Yates cumple, pero no consigue imprimir ningún ritmo a este despropósito, a pesar de componer algunas escenas de acción (la inicial y la final) que resultan verdaderamente espectaculares. Por otro lado, entre sus fallos se encuentra la tendencia a una mayor oscuridad visual, incluso en escenas a plena luz del día. Entiendo que se quiera introducir al espectador en una película más seria, pero da la impresión de que hayan pasado un filtro para oscurecer todas las escenas, lo que queda un poco raro, sobre todo cuando se compara con la primera entrega. Sin embargo, resulta aún más molesto resaltar los puntos positivos, porque el punto negativo, la guionista, no permite brillar a nada de lo que he dicho previamente. Su guión se construye sobre coincidencias y acciones de los personajes gratuitas, algunas tan aberrantes que dejan al espectador confundido. No contenta con eso, la autora construye la película en torno a un MacGuffin muy, muy abstracto (la identidad desconocida de uno de los personajes), que no tiene razón de ser, porque podría haber sido revelado en los primeros compases de la película y lo habríamos sentido como mucho más orgánico. Es simplemente que los personajes no quieren revelarlo o siquiera explicar cuáles son sus sospechas, sin ningún motivo, lo que resulta enormemente frustrante. Eso sin contar con que el susodicho MacGuffin es probablemente el movimiento más absurdo y poco justificado de la autora. Es ese preciso instante en que el espectador se da cuenta de que nada de esto estaba preparado, que va improvisando sobre la marcha y que introduce personajes donde nunca hubo un hueco preparado para que existieran. Si ya desde los primeros momentos de la película (una perturbadora escena que involucra un encantamiento amoroso) me sentía a disgusto con muchas de las decisiones tomadas, la resolución a esta trama terminó con todas mis esperanzas respecto a esta película. Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald es una mala película. Fracasa en todo lo que se propone debido a una autora que, desde que finalizó la saga original de Harry Potter, ha decidido alterar cosas a su libre albedrío. El guión divaga en personajes y situaciones que no presentan atractivo, hay momentos de verdadera confusión, los personajes no se desarrollan, cometen acciones irracionales que el espectador debe entender como normales o llegan a traicionar lo que eran de manera absurda y lo poco bueno que tiene se viene abajo considerando las largas, muy largas, incluso por momentos aburridas, dos horas y veinte de metraje. Es una verdadera lástima que, con los buenos momentos que nos había dejado hasta ahora, se haya convertido en una manera de sacar dinero a los espectadores de malas formas.

Mamma Mia! Una y otra vez

Comedia Romance
7.2

Mamma Mia! Una y otra vez "Mamma Mia: Una y otra vez" nos lleva de viaje al verano donde comenzó todo. Desde su vida en el presente, los protagonistas de "Mamma mia!" nos cuentan los hechos acontecidos el mágico verano en el que comenzó esta historia de los tres posibles padres de Sophie. Mamma Mia! Una y otra vez Critica Mamma Mia: Una y otra vez Por fin una película que no desvela en el trailer lo mejor que tiene. Vamos primero con lo menos bueno. Es cierto que en ocasiones hay canciones un poco metidas con calzador (básicamente, las canciones "de personaje", como las de los jóvenes Bill, Harry y Sam). Además, la película adolece de un cierto problema de narración, y algunas cosas suceden demasiado rápido. No rápido dentro de la línea temporal de la historia (que de por sí ha de ir muy rápida para que se pueda entender que Donna nunca sepa quién de sus tres amantes es el padre de su hija), pero sí en la de la película, haciendo que ciertos acontecimientos no hayan calado suficiente en el espectador como para compartir los sentimientos de los personajes al respecto (ver el número de "Knowing me, knowing you", por ejemplo). Hay cosas que tampoco cuadran demasiado con la historia que nos contaron en Mamma Mia! y que podrían interpretarse incluso como pequeños fallos de coherencia argumental, como por qué Tanya y Rosie no reconocen a Bill en la primera película si aquí descubrimos que sí lo conocieron de jóvenes. Y lo que es peor: la publicitada y aplaudida presencia d echer es ciertamente prescindible. Su personaje llega demasiado tarde, le falta emotividad (apenas se incide en su no-relación con su hija y nieta) y su trama con el personaje de Andy Garcia tampoco aporta demasiado, más allá de tener el momento "Fernando" a su servicio. Pero todo esto son minucias. Fíjense en la nota que tiene la película en esta crítica: un 9. Y muy, muy merecido. ¿Es una obra maestra? No. ¿Va a ser una de las mejores películas del año o se va a llevar premios? Tampoco, pero ni falta que le hace. Mamma Mia! Una y otra vez es una película hecha con un único objetivo en mente: hacer feliz a la gente. Y vaya si lo consigue. Pocas películas hoy en día consiguen arrancar el aplauso unánime de la platea al terminar. Es pura energía, pura diversión, pura diversión. Porque sí, es todavía más divertida que su antecesora, y además se agradece que sus responsables no se hayan limitado a repetir lo mismo para sacar el dinero a la gente. El espíritu es el mismo, desde luego, pero no se engañen: esta cinta es muy distinta de Mamma Mia. Es más emotiva, más dramática, más arriesgada (dentro de que no es arriesgada), más compleja sin duda e igual de buena y de entrañable. Emotiva sobre todo. Esperen a ver a Sophie, Tanya y Rosie cantando "I've been waiting for you" montada al mismo tiempo en que asistimos al nacimiento de Sophie, o la secuencia final, y díganme si pueden contener las lágrimas. Difícil. Y qué decir del reparto, no sólo extraordinario sino también muy bien aprovechado, pues todos tienen su peso. Dominic Cooper, Pierce Brosnan, Colin Firth y Stellan Skarsgard son esta vez secundarios de lujo, pero con mucha importancia. Jeremy Irvine, Josh Dylan y Hugh Skinner bordan su recreación juvenil de los tres padres de Sophie, hasta el punto de clavar las expresiones faciales y corporales de Brosnan, Skarsgard y Firth con una exactitud espeluznante. Julie Walters y Christine Baranski vuelven a tener momentazos cómicos antológicos (su llegada a la isla, desternillante) y comparten mérito con sus versiones jóvenes, las soberbias y divertidísimas Alexa Davies y Jessica Keenan Wynn. De Meryl Strep y Donna, hablamos en el spoiler. Mención aparte merecen Amanda Seyfried y Lily James. Seyfried está simplemente excelente, haciendo una Sophie muy distinta de la jovencita alegre e ingenua de la primera película. Sin necesidad de grandes aspavientos o lágrimas, encarna una Sophie endurecida, casi deprimida, amarga, y sin duda mucho más interesante. Y qué decir de James. Ya desde Downton Abbey prometía grandes cosas, pero lo que hace aquí es de antología. Cuando ella está en pantalla, se ilumina todo con el carisma y talento que tiene, y le bastan y le sobran dos minutos para conseguir que la sala entera se enamore de su Donna. Enorme trabajo el de la más reciente Cenicienta. En pocas palabras, un triunfo. Imprescindible para todos los fans de la banda sueca y de estos personajes que saltaron de las tablas del teatro a la pantalla para quedarse en los corazones y sonrisas de los espectadores. Lo mejor: Lily James, extraordinaria a la cabeza de un reparto sencillamente maravilloso, y lo entretenida, divertida y emotiva que es. No se le puede pedir más. Lo peor: El personaje de Cher es prescindible, hay cosas que suceden demasiado deprisa, y otras que no cuadran con la propia narrativa del musical original.

Sextillizos

Comedia
6.1

Sextillizos Un futuro papá descubre que tiene cinco hermanos gemelos y emprende un alocado viaje para dar con esa familia que no conoce. Marlon Wayans interpreta a los sextillizos.   Sextillizos Critica Marlon Wayans es un cómico y actor que me cae bien y me hace gracia… la mayoría de las veces. Muchos lo conoceréis por las dos primeras entregas de “Scary Movie” (que no han resistido bien el paso del tiempo), por “Dos rubias de pelo en pecho” (cuidado porque se rumorea secuela), “Pequeño pero matón” o “Los colegas del barrio”. Todas ellas tienen en común que son comedias tan divertidas y disfrutables, como bobas y de usar y tirar. No hay más. Recientemente, el bueno de Marlon trajo otra película exclusiva para Netflix, “Desnudo”, que se dejaba ver, aunque tampoco era nada del otro aquel, además de protagonizar para la plataforma la serie “Marlon”, que es una sitcom simpática que sirve para pasar el rato. Como se puede apreciar, todos los productos que nos ofrece uno de los hermanos Wayans son para evadirse un rato y punto. El problema es que en esta ocasión ha estado menos esmerado (aparte de protagonizar, también ha escrito esta cosa) y nos ha traído un bodrio que merece ser olvidado tan rápido como se consume, ya que nada funciona en ella. Pero vayamos por partes. No voy a entrar en la dirección, porque en productos de esta índole jamás destaca, pero sí comentaré que los efectos especiales dejan bastante que desear. Por lo tanto, mejor centrarse en el guion… bueno, en la falta de él, ya que estamos ante una historia plagada de clichés, con un mensaje demasiado sobado, unos personajes a cada cual más estúpido e insoportable (no funciona ni el protagonista ni los secundarios) y lo que es peor, estamos ante una comedia que no hace gracia. Creo que ese hecho debería estar penado por la ley, porque, ya que te tragas una bobada sin sentido, al menos se espera un poco de carcajadas, pero ni con esas. Lamentable. En cuanto al reparto, Marlon Wayans juega a ser Eddie Murphy (como en “El Profesor Chiflado” y su mítica secuela… pero de lo mala que era), y le sale rana, aunque lo intenta. En esta ocasión tiene que hacer de seis personajes, hermanos, y todos los hemos visto ya. La hermana agresiva (“Dos rubias de pelo en pecho”), el pequeño caradura (“Pequeño pero matón”), el chungo del barrio (“Los colegas del barrio”) o el protagonista corriente (“Desnudo”). No son sus mejores interpretaciones, desde luego, aunque se nota que lo intenta, pero creo que es capaz de más. El problema es que la historia no acompaña, y todo lo que la envuelve es un fracaso, haciendo que el conjunto sea mediocre, olvidable y muy prescindible. En conclusión, y aunque aprecio al bueno de Marlon, estamos ante una pérdida de tiempo, insufrible y nada recomendable, y que engrosa, todavía más, el penoso catálogo de películas exclusivas que tiene la plataforma. Ya he mencionado en alguna ocasión los filtros de calidad de Netflix, pero es que éstos brillan por su ausencia, y luego pasa lo que pasa. Una pena, porque con reírme un poco y disfrutar del viaje me conformaba, y considero que no era tan difícil. Espero que Marlon tome nota, y se esmere más la próxima vez, porque creo que es capaz de mucho más. Ni os acerquéis.

Palm Beach

Comedia Drama
6.2

Palm Beach Un grupo de amigos de toda la vida se reúne para celebrar un cumpleaños especial, con la icónica Palm Beach de Sydney brindando un impresionante telón de fondo para el drama que se desarrolla. Los buenos tiempos pasan, con muchas risas, comidas lujosas, vino fluido y música fantástica, pero lentamente aumentan las tensiones y surgen secretos profundos.   Palm Beach Critica Película snob, puramente comercial, que transita por los derroteros vistos en tantas ocasiones. Un grupo selecto de amigos de toda la vida, que ahora son unas viejas glorias de la música, se reúnen como suelen hacer anualmente para la celebración del cumpleaños de su comensal y que fuera líder del grupo. Todos memoran con cierta amargura al pasado glorioso -unos más que otros-, surgiendo entre ellos las viejas rivalidades y rencores con algún que otro secreto familiar. Todo trasciende muy bien regado con buenos vinos y licores, entre sentimientos que afloran entre los algodones que ofrece el confort del lujo selecto. En general lo más digno a destacar son los actores y el paraje paradisíaco australiano (Sydney).

Operación: Huracán

Acción Crimen Suspense
5.4

Operación: Huracán Un grupo de hackers se infiltran en una instalación de una pequeña ciudad costera para robar 102 millones de dólares justo cuando un tornado de categoría 5, la tormenta del siglo, está a punto de estallar. Las únicas dos personas que quedan en el pueblo son un meteorólogo y una agente del tesoro, que deberán sobrevivir a la tormenta y evitar que los ladrones salgan impunes del robo del siglo. Operación: Huracán Critica El cine de desastre y el cine de robos y atracos se unen en la nueva película del director Rob Cohen, el realizador de películas como ‘xXx’ y la primera ‘Rapído y furioso’, ahora en una película fallida, con una factura televisiva que termina siendo un auténtico desastre, y un robo. Un grupo de ladrones busca aprovechar la llegada de un peligroso huracán de máxima categoría para robar de un edificio del Tesoro la cantidad de 600 millones de dólares que están por destruirse. Como la pequeña ciudad que está amenazada por el huracán ha sido evacuada casi en su totalidad, solo quedan algunas cuantas personas en el lugar, entre ellos Casey (Maggie Grace), la agente encargada de trasladar el dinero, y dos hermanos, uno meteorólogo ( Toby Kebbell) y el otro electricista (Ryan Kwanten), quienes buscarán impedir el hurto. La película prometía mucha acción y adrenalina, con dos subgéneros que han sabido entregar películas por lo menos entretenidas, pero que en esta ocasión resulta en una película con múltiples fallas, las cuales se vuelven mas evidentes conforme avanza la historia. Entre esas fallas se destacan los pobres efectos especiales, lo cual no resulta un gran problema, no así la carencia de un guion mínimamente sólido, el cual está pobremente desarrollado y presenta un sinfín de fallos, con personajes que no son más que estereotipos que escupen diálogos sin sentido, a ello hay que sumar que la película carece de cualquier tipo de rigor en cuanto a lo que muestra, ya sea en tanto lo tecnológico o lo científico, y lo mismo puede decirse en lo relativo a su realización, tan descuidada que en ella no tiene cabida la lógica ni la congruencia. Esta es una película que uno se detiene a ver haciendo zapping al pasar por el canal SyFy o similares, pero verla en un cine es un verdadero desperdicio, pues apenas la salvan algunos momentos de humor involuntario y el juego en que se convierte el detectar el sin número de incongruencias que cada tanto aparecen en la pantalla.

Mindhorn

Comedia
6.2

Mindhorn Cuando el agente especial del MI5 Bruce Mindhorn fue capturado en los años 80, su ojo fue reemplazado por un detector de mentiras superavanzado, de tal manera que puede literalmente "ver la verdad". Escapó y se instaló en la Isla de Man para recuperarse. A día de hoy es el mejor detective de la isla. Mindhorn Critica Richard Thorncroft es un actor mediocre, ególatra y calvorota que lleva 25 años de capa caída. Desde que en los años 80 alcanzara el culmen de su carrera interpretando al superdetective Mindhorn en una serie de pacotilla al estilo de “El coche fantástico”, no ha vuelto a levantar cabeza: ha engordado tanto que necesita una faja para cerrarse los pantalones, solo le salen papeles para anunciar productos de teletienda y su antiguo doble en la serie se ha quedado con la que un día fue su chica. Pero, por una vez, parece que el viento vuelve a soplar a favor del protagonista: sin comerlo ni beberlo, esta especie de Birdman sin cualidad alguna, ni como actor ni como persona, se ve involucrado en una investigación policial que, al parecer, podría devolverle la vieja gloria. Solo tiene que volver a su isla natal y encarnar a Mindhorn una última vez. Pero hay una gran diferencia entre hacer de detective y ser uno de verdad, y las cosas pronto empiezan a complicarse. “Mindhorn” es una parodia del cine policiaco que consigue provocar más de una carcajada en el público con su toque absurdo y retro a lo “Johnny English” y “Kung Fury” y a base de momentos de auténtica vergüenza ajena. Si bien es cierto que tiene un desarrollo irregular, mantiene el interés del espectador gracias a un guion salpicado de gags ingeniosos y algunos detalles de cutrez extrema, como el merchandising de Mindhorn, el lema del antihéroe (que da nombre a esta crítica) y su antiguo single "You Can't Handcuff the Wind" (No puedes esposar al viento), a la altura de los mejores temas de Robin Sparkles. En general, no es una película sutil ni especialmente innovadora, pero tampoco aspira a serlo.