El ilusionista

7.3
El ilusionista de 2006. En la Viena de 1900, el misterioso Eisenheim cautiva al público con sus espectáculos de magia e ilusionismo. Sus poderes sobrenaturales llegan a los oídos del príncipe heredero Leopold, un hombre pragmático que acude a su espectáculo con incredulidad, acompañado de su prometida, la bella y sofisticada Sophie. Sospechando un fraude por parte de Eisenheim, el príncipe encarga al perspicaz inspector de policía Uhl que le vigile de cerca...     El ilusionista Critica En la Viena de 1900, el misterioso Eisenheim (Edward Norton) cautiva al público con sus espectáculos de magia e ilusionismo. Sus poderes sobrenaturales llegan a oídos del príncipe heredero Leopold (Rufus Sewell), un hombre escéptico que acude al espectáculo acompañado de su prometida, la bella y sofisticada Sophie (Jessica Biel). Sospechando un fraude por parte de Eisenheim, el príncipe encarga al perspicaz inspector de policía Uhl (Paul Giamatti) que lo vigile de cerca.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p BluRay Español Latino 02/01/2020 3.30 GB 1398 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

El héroe de Berlín

Acción Drama
7.2

El héroe de Berlín Narra la historia del mítico atleta Jesse Owens, el coloso de la velocidad que saltó a la fama en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, cuando dejó al mundo boquiabierto con sus espectaculares marcas que echaron por tierra la teoría de Hitler sobre la supremacía de la raza aria.     El héroe de Berlín Critica La película del héroe de Berlín se podía haber contado mejor o de otra forma pero como la vida de Jesse Owen es tan emocionante y el protagonista tan único, la historia se cuenta sola. Resulta conmovedor que aun sabiendo de antemano el resultado de cada carrera se cree esa tensión en los espectadores. Hay momentos tan bonitos (que no se si realmente pasaron así o si hay mucha fabulación del director), pero que te mantienen en vilo entre la sonrisa y la emoción. Cuando se trata de contar algo real resulta difícil porque se puede caer en el resumen excesivo al querer abarcarlo todo o limitarlo tanto que sepa a poco. En este caso se ha tratado de contar toda la historia desde que Jesse Owen llega a la universidad hasta los juegos de Berlín y no solo la parte personal del protagonista, si no los entresijos políticos que lleva la preparación de todos los Juegos Olímpicos, más en el caso de la Alemania Nazi. Es complicado contarlo todo y todo bien. Me encantó ver a William Hurt en un papel que sabe a poco pero que sigue manteniendo ese no sé qué en la mirada que lo hace tan vulnerable y atractivo, lo mismo ocurre con Jeremy Iron que con un papel de más enjundia vuelve a demostrar una vez más lo buen actor que es. Es una película recomendable para toda la familia, que es interesante y aunque quizá le falte profundidad no deja de ser una buena opción para volver hablar de un hombre que pasó a la historia por su talento, su esfuerzo, tenacidad y por el momento en el que lo hizo. Y que tiene tanto para reflexionar sobre el momento histórico y la comparación de una Europa preguerra y en la América que promulgaba las libertades que sin embargo sostenía el apartheid.

Milla 22

Acción Suspense
6

Milla 22 James Silva (Mark Wahlberg) es un experimentado agente de la CIA, enviado a un país sospechoso de actividad nuclear ilegal. Cuando el funcionario local, LI (Iko Uwais), llega a la embajada de los EE. UU. buscando intercambiar información sobre material radioactivo robado a cambio de su paso seguro a los EE. UU., Silva tiene la tarea de transportarlo desde el centro de una ciudad, en una peligrosa misión, hasta una pista de aterrizaje a 22 millas de distancia. Milla 22 Critica La sociedad conformada por Peter Berg y Mark Wahlberg se traduce en ya cuatro largometrajes, todos enfocados a enaltecer el heroísmo nacionalista y llenos de secuencias de acción, los resultados han sido entre medianos y buenos, pero este nuevo aporte se queda en la medianía. Un equipo especial de la CIA debe realizar una misión especial en un país del sureste asiático, trasladar a un funcionario local, Li Noor (Iko Uwais), quien posee información confidencial la cual se encuentra encriptada en un disco duro a cambio de recibir asilo político, hasta un avión que los sacará del país y se encuentra a 22 millas del lugar. Al frente del operativo está James Silva (Mark Wahlberg), quien junto a su equipo deberán sortear un sinfín de obstáculos puestos por el gobierno local para lograr su objetivo, todo bajo la sombra de un operativo realizado meses atrás, que terminó de manera fallida ante una mala decisión tomada por Silva. ’22 millas’ es, de las cuatro realizadas por Berg y Wahlberg, la más enfocada en desarrollar una trama netamente plagada de secuencias de acción, y la que menos esencia y profundidad contiene, lo que de entrada ya le resta méritos. Ante tal la carencia de sustancia, Berg decide dotar al personaje de Wahlberg de ciertas características para complementar la acción, en un personaje poco carismático que siempre parece estar irritado, mal encarado y a los gritos y que tiene la manía de jugar con una liga todo el tiempo. La película se construye de manera similar a la narrativa de un videojuego, el equipo que lidera el personaje de Whalberg debe trasladar a un sujeto de un punto a otro, y en el trayecto deberá sortear diferentes niveles de oposición hasta llegar a su destino, la película transcurre con tan pocos sobresaltos y sorpresas que ante tal previsibilidad se reserva una vuelta de tuerca para el final, dando por resultado una película convencional, entretenida y olvidable.

El cadáver

Drama Suspense Terror
5.5

El cadáver Película que nos sitúa en un peculiar Hotel, en un futuro post apocalíptico. En dicho establecimiento se ofrecen cenas con espectáculo, mientras afuera el planeta entero pasa hambre. Una familia pobre, consigue unas entradas para pasar una noche allí, pero su sueño se convertirá en pesadilla cuando descubren que son parte del siniestro juego que los anfitriones proponen.   El cadáver Critica Sin apenas información al respecto, me he aventurado en esta propuesta de terror y suspense (conviene recalcar que hay más de lo segundo que de lo primero), proveniente de Noruega, y cuya premisa y género captó mi interés. Debo confesar que no esperaba gran cosa, y menos después de los últimos estrenos de Netflix, a cada cual más mediocre. Quizás ese sea el principal motivo por el cual me haya sorprendido el film que nos ocupa, con un arranque muy prometedor y que entretiene en su ajustado y acertado metraje de apenas ochenta minutos. No es ninguna maravilla, pero da bastante más de lo esperado. Se nota la buena mano en lo que respecta a la dirección, con especial cuidado en los detalles y con una ambientación tan inquietante como estremecedora. Todos sabemos desde el principio que algo sucede en ese extraño hotel, pero la creación de la atmósfera ayuda a que estemos todavía más implicados. No hay grandes alardes, pero si interesantes planos, además de que todo lo que acontece ante nuestros ojos funciona, en una realización comedida pero lograda. Eso sí, si alguien espera violencia, sangre o casquería que se olvide, ya que la producción es más sutil y light de lo que cabría esperar. Y no lo digo como crítica, porque me parece una decisión más que acertada, no siendo necesario recurrir a dichos componentes, y menos en un producto que se toma muy en serio a sí mismo. Y es que no hay hueco para el humor o la mala baba, siendo otro acierto de la cinta, siendo elementos que no habrían cuajado en absoluto. Estoy seguro que otro cineasta habría recurrido a ello con la misma premisa. Por otro lado, su breve duración hace que la película no caiga en el error de aburrir en ningún momento, obviando el relleno innecesario y teniendo muy claro lo que quiere contarnos. Y es que comienza de forma estupenda y no se entretiene por el camino, con un desolador y muy logrado prólogo (de lo mejor del film), yendo a continuación al meollo de la cuestión de forma casi inmediata y sin perder un instante, presentándonos su interesante premisa sin que perdamos el interés. Y si bien es cierto que el punto de partida funciona (me encanta el elemento del teatro y como lo abordan), no se puede negar que la cinta navega por derroteros demasiado predecibles y ya vistos (todo se ve venir de lejos), aunque planteando interesantes debates por el camino, en una especie del tren de la bruja que coquetea con la insidia de films como El Resplandor, optando más por la intriga que no por el terror puro. Tampoco tengo nada que objetar al respecto, pero que nadie se lleve a equívoco. El reparto cumple su cometido a la perfección, destacando a la protagonista y a su hija, agraciadas con unos personajes que funcionan y por los que nos preocupamos, al contrario de lo que suele suceder en este tipo de propuestas. Y sería un crimen obviar su estupenda banda sonora, con unos temas que casan a la perfección con un perfecto tono que incluso le da un aire épico y profundo a la propuesta, como en el satisfactorio desenlace. En conclusión, estamos ante una correcta e interesante propuesta de suspense, que cumple su cometido y ofrece entretenimiento en su ajustada duración, sin obviar la reflexión. No va a revolucionar el género, pero tampoco es una pérdida de tiempo, por lo que si te atrae su premisa, seguramente disfrutes con ella. Una pequeña sorpresa. Ya era hora, Netflix… ya era hora.

El lado bueno de las cosas

Comedia Drama Romance
7.1

El lado bueno de las cosas Tras pasar ocho meses en una institución mental por agredir al amante de su mujer, Pat vuelve con lo puesto a vivir en casa de sus padres. Determinado a tener una actitud positiva y recuperar a su ex-mujer, el mundo de Pat se pone del revés cuando conoce a Tiffany, una chica con ciertos problemas y no muy buena fama en el barrio. A pesar de su mutua desconfianza inicial, entre ellos pronto se desarrollará un vínculo muy especial que les ayudará a encontrar en sus vidas el lado bueno de las cosas.   El lado bueno de las cosas Critica Con esta peli me ha pasado lo mismo que a De Niro en una escena de la misma. Iba cargado de prejuicios, con el cuchillo entre los dientes y en cinco minutos me han vencido por K.O. técnico. Puede que el hecho de que la dirija David O. Russell ha pesado mucho en mi forma de afrontar la peli. Me parece un director demasiado endiosado por la crítica, al que le masajearon el trasero con vehemencia en la sobrevalorada The Fighter. Además, después de ver que tiene 8 nominaciones para los Oscars (sabiendo cómo elige la Academia) y siendo una comedia romántica protagonizada por el guaperas de Resacón en dónde sea, provocó en mí ganas de sacar al reconocido paladín del buen gusto cinematográfico que soy (risas enlatadas aquí). Sentí la curiosidad/necesidad de verla ante la posible satisfacción que me podía proporcionar apuñarla con conocimiento de causa. Pues bien, Bradley Cooper me dio el primer guantazo con su currada interpretación. Luego el propio director golpeó mi ego con su dinámica realización, su buen ritmo y sus ágiles movimientos de cámara. De Niro mató a su malvado gemelo que lo había estado suplantando últimamente y volvió a ser De Niro, haciéndome sentir como antaño, cual ratita a la que quieren ver la colita, abogado. Y por último Jennifer Lawrence se puso a bailar mirando a cámara y bueno... Podemos hablar de su inmenso talento o de su hermosa voluptuosidad, podría hacer una conferencia con power points sobre ambos temas, aunque recomiendo el segundo. Tampoco es que ahora vaya flagelándome por haber pensado mal de esta cinta: tiene sus fallos, cae en topicazos pese a partir de una base original y la trama de De Niro puede ser simpática pero no deja de ser una soberana estupidez. En fin, se supone que debería haber aprendido la lección, pero yo sé que no. Te estaré vigilando David O. Russell. Has ganado este asalto.

Distrito Salvaje

Drama
7.3

Distrito Salvaje Jhon Jeiver (Juan Pablo Raba) es un guerrillero que escapa de la jungla tras la firma del Tratado de Paz Colombiano. Llega a Bogotá escapando de su pasado para intentar reinsertarse en la sociedad, mientras busca reconectarse con su familia. Pero rápidamente se encuentra envuelto en una red de crimen y corrupción, luchando por comprender las reglas de la jungla de asfalto, proteger a su familia de su pasado y enfrentándose al dilema moral de elegir de qué lado de la ley quiere estar

Los últimos días del crimen

Acción Crimen Suspense
5.2

Los últimos días del crimen En un futuro no muy lejano, el Gobierno de los Estados Unidos planea activar una señal para detener todo comportamiento delictivo. Un ladrón se suma a un plan para dar el último golpe que pasará a la historia.   Los últimos días del crimen Critica Critica: Los últimos días del crimen En un futuro distópico, EE.UU. pretende emitir una señal que anule toda capacidad para cometer actos ilegales. Graham Bricke se une a una banda de ladrones para dar un último golpe, con la promesa de averiguar que le ocurrió a su hermano. La película está basada en un cómic escrito por Rick Remender e ilustrado por Greg Tochinni. Con aroma noir, sorprendentes giros de guion y unos personajes bien construidos, el cómic se desarrolla a un ritmo endiablado que te atrapa desde la primera página y no te sueltan hasta llegar al final. ¿Cuánto de esto se mantiene en el film? pues me temo que poco o nada. El film está dirigido por Oliver Megaton, responsable de films como Trasporter 3 o Taken 2 y 3. Con estos antecedentes uno no espera gran cosa, pero si por lo menos que el film posea cierto ritmo. Pues nada más lejos de la realidad, la película dura unos extenuantes 148 min., que se hacen pesados en su primera mitad por culpa de una trama demasiado alargada y vacía. Algo mejor le va a la segunda mitad del film, con secuencias de acción dirigidas con cierta corrección. El guion es un manual de cómo no hay que adaptar una obra de otro medio. Karl Gajdusek desaprovecha totalmente la premisa original, simplificando la historia y sustituyendo unos personajes bien construidos y con personalidad por clichés andantes. La trama se desarrolla con una falta de originalidad pasmosa, construyendo un relato tan insultantemente previsible, que recuerda a miles de films vistos con anterioridad. Con semejantes mimbres, poco puede hacer un reparto de caras internacionales. Tenemos a una correcta Anna Brewster, un histriónico Michael Pitt (que parece ser el único que se lo pasa bien en el film), un anodino Edgar Ramírez (con un personaje del que no tiene mucho que aprovechar) y un Sharlto Copley que simplemente pasaba por allí. En resumen, si queréis disfrutar de una buena historia, leed el cómic. Si queréis perder dos horas y media de vuestra vida...seguro que se os ocurren mejores formas que viendo este despropósito.