Nunca, casi nunca, a veces, siempre

7.2
Nunca, casi nunca, a veces, siempre Autumn, una apática y callada adolescente, trabaja como cajera en un supermercado rural de Pennsylvania. Viéndose obligada a sobrellevar un embarazo accidental y sin alternativas viables para poder realizar un aborto en su propio estado, ella y su prima Skylar reúnen algo de dinero y se embarcan en un autobús rumbo a Nueva York. Con la dirección de una clínica apuntada en un papel y sin un lugar en el que pasar la noche, las dos chicas se adentran en una ciudad que desconocen.   Nunca, casi nunca, a veces, siempre Critica Pocos asuntos como el aborto provocan tanta controversia y polémica en las sociedades occidentales. Más aún si quién se ve en esa terrible tesitura es menor de edad. ‘Never Rarely Sometimes Always’, tercer largometraje de Eliza Hittman, aborda el tema con una perspicacia que no anda reñida con la profundidad. Autumn (Sidney Flanigan) es una joven de 17 años. Trabaja de cajera en un supermercado y se ha quedado embarazada. Es una chica callada, introvertida. Ese tipo de personalidades que guardan la congoja para dentro. De aspecto apacible y distante, impone pensar el calvario que estará viviendo. Decidida a interrumpir el embarazo sin el conocimiento de sus padres, el único apoyo lo tendrá en su prima (Talia Ryder). Hittman aborda un asunto complejísimo esbozando sus diversas aristas, mirando de cara al contexto, inmiscuyéndose en el ambiente que encuentran estas mujeres, empapando la historia de un lado muy humano, lejos de dogmatismos, grandes discursos o encendidas verdades. Autumn reside en un pueblo de Pennsylvania. Médicos de familia en entornos rurales que entienden el consejo en clave doctrinaria, una legislación estatal que impide abortar a una menor, grupos extremistas estigmatizando a mujeres frente a las clínicas abortistas y el evitar que te señalen con el dedo, hacen que las protagonistas busquen el anonimato de una gran urbe. Nueva York es el destino. Un viaje de ida y vuelta que se prolongará por dos días ante una gestación más avanzada de lo previsto. ‘Never Rarely Sometimes Always’ convierte La Gran Manzana en territorio hostil. Empequeñece a dos chicas solas, perdidas, enfrentadas a una coyuntura impropia de su edad. Hittman impone una puesta en escena atmosférica, administrando los silencios y miradas de sus personajes capta lo violento de muchas facetas de la vida. Y lo arroja a la pantalla. Sin miramientos. Posee escenas dónde el espectador siente, percibe la incomodidad. El primer plano de la protagonista contestando a un cuestionario previo a la intervención, o el de su prima enrollándose con un desconocido para sacar unos dólares, son momentos de fuerza insuperable, de gran cine. Estratosférica interpretación de Sidney Flanigan, a la que secunda una actriz chocante y estupenda llamada Talia Ryder. En un momento de la película el personaje de Ryder le pregunta a su prima: ¿alguna vez has deseado ser hombre?
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p BluRay Español Latino 02/12/2020 2.34 GB 230 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Spartacus

Drama
7.8

Spartacus Traicionado por su país. Convertido en esclavo. Renacido como guerrero. Spartacus protagoniza la historia más gráfica y visceral del gladiador más famoso de Roma. Con un reparto estelar, asistimos a una mezcla única de acción, efectos gráficos y brutales batallas. Separado del amor de su vida, Spartacus tendrá que luchar por su supervivencia, participando en un espectáculo, donde el principal entretenimiento es la muerte. En un mundo de corrupción, violencia, sexo y fama acabará interviniendo en política y vivirá atormentado por el deseo de venganza. Spartacus Critica Terminada ya la primera temporada sólo puedo decir que ha sido quizá la mayor sorpresa de la temporada junto con Glee o Modern Family a expensas de lo que hagan Treme o Broadwalk Empire de la HBO. Spartacus no es una serie con un guión enrevesado, ni mucho menos. Quién podría esperar algo así tras ver un solo trailer. Pero los propósitos que tiene los cumple, y déjenme decirlo, con creces. Tras un inicio de temporada que relata los orígenes de Spartacus, su llegada a Capua, y por tanto, al Ludus en el cual transucrrirá toda la historia, la trama se centra en cómo Spartacus forjará poco a poco una reputación digna en la arena con el fin de reecontrarse con su mujer, Sura. Toda la serie es un sin fin de violencia y sexo, ambos muy explícitos. Las escenas de acción están excelentemente filmadas, cada una de ellas emociona y transmite el mismo sentimento que vemos en las caras del público romano. Hay capítulos en los cuales el hilo argumental toma un segundo plano y el espectador únicamente ruega por un corte o una escena de sexo más. Pero no todo va a ser así ni mucho menos. A partir del sexto capítulo las cosas se tornan más complicadas y la ambición, la corrupción o el engaño se hacen eco para dejar paso a un tramo final de temporada mucho más interesante, siempre sin dejar de lado todos aquellos motivos por los cuales estamos viendo esta serie (los ya citados anteriormente). Por tanto, tras lo dicho, sólo me queda deciros que Spartacus es una pedazo de serie, y que a todos aquellos que adoraron Roma o 300 van a disfrutar desde el comienzo, y si no es así, lo harán a partir de la mitad de temporada como ya he dicho anteriormente.

The Jesus Rolls

Comedia Crimen Drama
4.7

The Jesus Rolls Horas después de su liberación de la prisión, Jesús Quintana se une a sus compañeros inadaptados Petey y Marie para un paseo libre de delitos menores y romance.

Mindhunter

Crimen Drama
7.7

Mindhunter Un agente del FBI, experto en asesinos en serie, inventa técnicas de creación de perfiles mientras persigue a violadores y asesinos famosos. Mindhunter Critica Para el que se vaya a poner con ella, un consejo: es una serie a largo plazo, de las cuales (igual me equivoco) pocas se hacen ya, incluso se hayan hecho, sin referirme a procedimentales o series random que se alargarán eternamente hasta que alguien ponga cordura. Hablamos de otro nivel , otro ritmo. Una serie de Netflix de la que se sentiría orgullosa HBO, aunque incluso las grandes clásicas como "The Wire" tenían temporadas a fuego lento pero bastante auto-conclusivas. Se nota que Fincher tiene mucha confianza en sí mismo y no le importa esto. En la primera temporada de 'Mindhunter' asistimos a como se va creando un nuevo departamento del FBI que analiza el comportamiento humano, mientras vemos como les afecta a sus componentes y sobre todo, cómo evoluciona la personalidad del personaje principal encarnado por Jonathan Groff. Un joven, casi más post-universitario que agente, que poco a poco se va convirtiendo en hombre, aunque falta ver si es el que él y los que le rodean hubieran querido. Junto a él, Holt McCallany, que aunque algo más cauto, no interpreta al rudo, "old fashion" y agente cliché que parece a simple vista. A los que se suma Ana Torv, que hace de mujer independiente y de carácter, con algún "secreto" personal, que realmente no importa para la trama, al igual que las relaciones de los otros personajes con su entorno, que no entran mucho más allá de lo justo y necesario para que queden bien dibujados de cara al espectador. De los diferentes asesinos que van pasando por los diferentes capítulos y entrevistas, sin duda destacar al que más minutos de pantalla tiene, con una interpretación a cargo de Cameron Britton que huele a premio de lejos. Él es para el protagonista una especie de lo que fue Hannibal para Clarice. "Antes la gente robaba y mataba por droga, una venganza, crimen pasional, pero últimamente el mundo está loco", frase de la policía de la época, aunque es un poco como lo de "antes si que se vivía mejor", que se dice y se seguirá diciendo en cualquier época. Comparativa histórica siempre haciendo caso a que lo que nos cuente se apegue a la realidad, dado que ni tan siquiera (aunque lo parezca por la cuidada ambientación) es una serie "basada en hechos reales". Finales de los 70, cuando ni se había acuñado lo de "asesinos en serie", cuando los agentes federales eran para la gente de a pie unos hombres de negro persigue hippies y cuando hablar de psicología o empatía por los pasillos policiales te hacía ser casi un paria. Porque a los criminales se les castiga y si puede fríe en una silla, sin plantearse por qué hacen lo que hacen, da igual si nace o se hace, aunque un análisis más profundo pudiera ayudar para detener a otros. Y en medio de todo esto y gracias a la confianza de un cargo al principio agnóstico (y que los policías en general se ven superados por asesinatos caóticos e irracionales que no salen en el manual), irrumpe este grupo con sus atípicos y diferentes métodos, que hoy en día son parte esencial de las investigaciones, atenuantes en muchos casos en los juicios, igual que cuando Hoover (no mucho tiempo antes de cuando sucede la serie) incorporó todo el tema de huellas dactilares y estudios forenses. Volviendo al balance general y para finalizar, el que tenga miedo de que sea una serie procedimental que esté tranquilo, es mucho más. El que espere un thriller tenso sobre asesinos en serie con un caso central que va in crescendo y remata con un gran clímax, quizá se lleve un fiasco. Pero tiene un poco de ambas cosas, con un halo de frescura y un nuevo enfoque diferente a lo visto hasta ahora en el género. Y no confundir "a fuego lento" con que sea lenta, espesa o aburrida. Aún con la mezcla de elementos y situaciones y la posible ausencia de una trama central al uso, todo su análisis moral y antropológico resulta apasionante y los episodios de devoran con avidez. Cualquier persona mínimamente curiosa, se habrá preguntado muchas veces cómo es posible que alguien sea persona ejemplar de día y descuartizador de noche, se le habrá erizado la piel al pensar que puede ser cualquiera de los que le rodean. Y cualquier persona con una relación estrecha con su lado oscuro, habrá reflexionado sobre que la línea entre ser ejemplar y un monstruo, no es tan gruesa. Y menos con los factores y empuje adecuado. Y si no, que se lo digan a Walter White. Filosofías aparte: seriéfilo y/o persona amante de los entresijos del comportamiento humano y su lado más oscuro, siéntate y disfruta con David Fincher y esta delicia llamada Mindhunter. Aunque habrá que esperar a ver la serie entera para valorar como es necesario un experimento, que acaba justo de comenzar.

The Good Catholic

Comedia Drama
5.6

The Good Catholic Daniel amaba su trabajo como sacerdote de un pequeño pueblo más que nada. Entonces conoció a Jane. Que Dios le salve.

Aguas oscuras

Drama
7.4

Aguas oscuras Inspirada en una impactante historia real, un tenaz abogado (Mark Ruffalo) descubre el oscuro secreto que conecta un número creciente de muertes inexplicables con una de las corporaciones más grandes del mundo. En el proceso, arriesga todo: su futuro, su familia y su propia vida, para sacar a la luz la verdad.

Jack Ryan

Action & Adventure Drama War & Politics
7.5

Jack Ryan Cuando el analista de la CIA, Jack Ryan, se tropieza con una serie de transferencias bancarias sospechosas, su búsqueda de respuestas lo saca de la seguridad de su escritorio y lo catapulta hacia un juego mortal del gato y el ratón por toda Europa y Oriente Medio, donde se encuentra a un terrorista que prepara un ataque masivo contra Estados Unidos y sus aliados.   Jack Ryan Critica El género de las agencias de inteligencia y del terrorismo internacional no es nada nuevo, ya tenemos grandes referentes como 24. Sin embargo, Jack Ryan aporta bastante frescor y actualidad al género, llevando al protagonista fetiche de Tom Clancy a abarcar temas actuales como el uso de drones militares, la crisis de refugiados y la radicalización de islamistas. La serie hace un gran esfuerzo por humanizar a sus personajes, tanto "buenos" como "malos". Sin embargo, esto no le sale tan bien, ya que simplifica y resume mucho los motivos que llevan a la radicalización y enaltece demasiado a la CIA. El protagonista y su nueva pareja son dibujados como la perfección humana (a excepción del trastorno de estrés postraumático que aparece cuando le conviene al guión). Sin embargo, es difícil pedir que una temporada de 8 capítulos en la que se resuelve toda la trama profundice mucho en los personajes, por lo que hasta cierto punto es perdonable en este aspecto. Quizás más preocupantes son algunas incongruencias del guión, donde algunos acontecimientos se desencadenan de forma poco verosímil o a exclusiva conveniencia del guión, lo cual a menudo acaba haciendo que ciertas partes sean bastante predecibles. Esto lo desgrano en la sección de spoilers. De manera general, con sus más y sus menos, la serie es bastante entretenida y digna dentro de su género, ya de por sí "propagandístico", aunque resulta relativamente corta, sobre todo si la comparamos con la protagonizada por su tocayo (8 capítulos vs. 24 capítulos para resolver una única trama). No consigue acabar de humanizar a sus protagonistas y antagonistas, pero hace un esfuerzo admirable, y posiblemente esto vaya mejorando con el estreno de la segunda temporada. También resulta admirable que no necesite acción constante e incesante para mantener la intriga y la tensión, aunque tratándose de solo 8 capítulos es comprensible. No es una serie ni mucho menos de culto, pero es un buen referente dentro de su género, y tiene su potencial. Revistando esta crítica, he de decir que la segunda temporada finalmente no ha cumplido con el estándar de calidad que estableció la primera. Esta vez cuenta con unos personajes extremadamente planos y dicotómicos, y se dibujan claras líneas divisorias entre el bien y el mal, y ahora los personajes son fácilmente clasificables en estas dos categorías. Todo viene digerido; los malos son muy malos y los buenos son muy buenos. Aquí ya no se exploran los personajes y sus diversas dimensiones, ya que todo ha quedado reducido a la dimensión moral, donde se nos deja bien clarito quién es quién. Por otro lado, el guión es muy mediocre y no se respira tensión en absoluto: parece más un producto propagandístico que un producto cinematográfico. Cabe esperar que el señor más rico del mundo tenga contratada a gente medianamente competente para aunque sea poder replicar el nivel de la primera temporada, la cual aún me hace cruzar los dedos de cara a la tercera.