Rocky Balboa

6.7
Rocky Balboa Corre el año 2005 y el campeón Mason Dixon no encuentra un rival a su altura en un boxeo devaluado. Han pasado 30 años desde que Rocky Balboa (Sylvester Stallone), un hombre sin futuro, tuvo un golpe de suerte que le brindó la oportunidad de boxear y llegar a enfrentarse en el cuadrilátero contra el campeón de entonces, Apollo Creed. El coraje y perseverancia de Rocky, tanto en la vida como en el cuadrilátero, brindó esperanza a millones de personas. Ahora, la gloria del que fue bicampeón del mundo ya se ha ido, y Rocky se pasa las tardes contando viejas historias a los clientes de su restaurante Adrian's, que lleva el nombre de su ya fallecida esposa, por quien guarda un silencioso luto. Su hijo (Milo Ventimiglia) no desea pasar tiempo con él; se encuentra demasiado ocupado tratando de vivir su propia vida. El tiempo y los golpes han hecho más humilde a Rocky y en su corazón, él todavía es un luchador...   Rocky Balboa Critica Joder, como se han puesto los críticos profesionales con la última aventura de Balboa. El de Rolling Stone dice que aquí hay mucho por lo que sentir vergüenza ajena; este Peter Travers desde luego no sabe que es sentir auténtica vergüenza ajena. Ya me gustaría darle una lección pasándole un par de dvd con algún capítulo de Escena de matrimonio, El inquilino, o Los Serrano mayormente. Que un tío de más de 60 años sea capaz de rodar una escena así...
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p BluRay Español Latino 23/06/2020 2.50 GB 160 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Yo, Daniel Blake

Drama
7.7

Yo, Daniel Blake Por primera vez en su vida, víctima de problemas cardiacos, Daniel Blake, carpintero inglés de 59 años, se ve obligado a acudir a las ayudas sociales. Sin embargo, a pesar de que el médico le ha prohibido trabajar, la administración le obliga a buscar un empleo si no desea recibir una sanción. En el transcurso de sus citas al “job center”, Daniel se cruza con Rachel, una madre soltera de dos niños que tuvo que aceptar un alojamiento a 450 km de su ciudad para evitar que la envíen a un hogar de acogida. Prisioneros de la maraña de aberraciones administrativas actuales de Gran Bretaña, Daniel y Rachel intentarán ayudarse mutuamente. Yo, Daniel Blake Critica En una época en la que cualquier agresión social por parte de los poderes públicos pasa por delante de nuestros ojos, sin más que provocarnos espanto y a lo sumo indignación, Ken Loach y Paul Laverty nos "escupen" a la cara la maldad del sistema impuesto y fundamentalmente también la de los "cómplices necesarios" que la hacen posible, porque si no colaboráramos como lo hacemos, nada podría ser igual de canalla. De esta película hay quien dice que es igual a las anteriores de este director. Gracias a dios, es verdad, porque está uno harto de que los grandes éxitos nos hablen de acción, violencia con efectos especiales, soluciones de superhombres frente a problemas de índole cósmico. Loach lleva toda la vida denunciando las agresiones de los poderosos capitalistas, de los políticos que los necesitan para proseguir sus carreras, de unas clases medias ciegas y egoístas a las que nada les importa la suerte de los más desfavorecidos, y cuando enfrenta esas agresiones siempre ha encontrado los verdaderos caminos de salvación en la solidaridad entre esos desfavorecidos. Siempre molestaron sus películas a los poderes fácticos, pero ahora las enfrentan descalificándolas como didácticas, buenistas, ilusorias. Tienen que hacerlo así en una época que ya sufre la muerte de las ideologías, de las fes, de las utopias que han fraguado a través de los últimos lustros. Porque las ideas, las utopias son más peligrosas para los explotadores, los acaparadores, en suma "los malos", que las armas más sofisticadas. Si las personas asumiéramos que tenemos en nuestra ética, en nuestro comportamiento las verdaderas fuerzas revolucionarias para cambiar un sistema social basado cínicamente en la libertad de mercado que lleva indefectiblemente a la miseria, a la pobreza, a la marginalidad, a la falta de oportunidades, a la muerte prematura...de millones de seres humanos; Si lo asumiéramos todo sería muy distinto. Cierto que el protagonista está construído para llevar de la mano al espectador a través del laberinto levantado por las administraciones para enfangar la consecución de los subsidios, de las ayudas que en todas partes se tienden a disminuir, a hacer desparecer, a que los individuos que entran dentro del círculo de ayudas, subsidios se sienta una piltrafa sin capacidad de rebelión, imposibilitado para ello . Y lo logra. La protagonista femenina, vive, educa, es ayudada y ayuda, una persona portadora de todas las esperanzas que necesitamos para seguir caminando en un mundo aparentemente sin salidas; eso es lo que quieren, que vivamos solamente preocupados en consumir, pasarlo bien, llegar hasta donde podamos en la escalera social, sin que nos tenga que importar nada hasta dónde puedan llegar los otros. No te la pierdas.

Cinderella Man: El hombre que no se dejó tumbar

Drama Historia Romance
7.5

Cinderella Man: El hombre que no se dejó tumbar Basada en una historia real. Después de haberse retirado del boxeo, James J. Braddock decidió volver al cuadrilátero durante los años de la Gran Depresión para poder alimentar a su familia. No era un boxeador con talento, pero su coraje, sacrificio y dignidad lo llevaron hasta la cumbre.   Cinderella Man: El hombre que no se dejó tumbar Critica En las circunstancias actuales en que las productoras de cine nos ofrecen por una parte películas mediocres salvo honrosas excepciones, ú otras películas de ciencia-ficción realizadas con grandes medios, y que evidentemente tienen su público, pero que no consiguen llegar al corazón de otros muchos espectadores, es muy gratificante poder encontrar Films que no hace demasiado tiempo pudimos visionar. Y este es el caso de la excelente película sobre la vida de James J. Braddock, notabilísima película del denostado director Ron Howard, pero que en ésta ocasión si que acertó tanto en su planteamiento, como en la elección de los actores, con una inmejorable fotografía de Salvatore Totino, y una excelente música de Thomas Newman, así como en todo el desarrollo de la misma. “Cinderella Man (el hombre que nunca se dejo tumbar)”, es una muy buena película, puede no ser un film redondo, no será una obra maestra, y quizás pueda pecar de demasiado blanda, elude el mundo del gimnasio (muchas veces fatigante para los que no son amantes del boxeo) y también huye de los reiterativos entrenos casi por completo, pero es muy seguro sus imágenes dejarán en el espectador un poso dramático y sentimental que no se olvidará fácilmente. En éstos momentos (como ya he dicho antes) en que los remakes y las secuelas indican el agotamiento creativo de la industria cinematográfica, resulta gratificante poder comprobar que todavía existen muchas historias por contar. Una de ellas es la de Jim Braddock, verdadera fuerza de la naturaleza, un boxeador que en pleno ascenso de su carrera profesional, sufre las graves consecuencias de la gran depresión de la década de los treinta y cae en un declive, que le hace abandonar el mundo del boxeo abocándole a una situación de extrema pobreza, pero como un luchador sabrá seguir adelante no importándole los trabajos duros que tenga que realizar para poder dar de comer a los suyos, y como siempre suele suceder le llegará una segunda oportunidad para poder relanzar su carrera, con la ayuda inestimable de su mánager y amigo Joe Gould, y la comprensión de su esposa. Desde entonces su carrera, evidentemente contra todo pronóstico, será relanzada y poco a poco la prensa lo convertirá en un estandarte de los débiles y desfavorecidos por su ejemplo de superación y entrega. Las claves de la película radican en el enorme trabajo de Russell Crowe (quizás en la mejor interpretación que se le pueda recordar), y por supuesto en el inmenso trabajo de Paul Giamatti (perfecto como en casi todas sus actuaciones), ese tándem interpretativo hace olvidar por otro lado, la discreta presencia de Renée Zelweger, y monopoliza por completo la pantalla con muchos momentos inolvidables. Salvando la blandenguería, la apología de la familia y el carácter hagiográfico del boxeador, “Cinderella Man” es una muy buena película que hasta a los no amates del boxeo les llegará a emocionar.

Tolkien

Bélica Drama Historia Romance
6.8

Tolkien Inglaterra, principios del siglo XX. El futuro escritor y filólogo John Ronald Reuel Tolkien (1892-1973) y tres de sus compañeros de escuela crean un fuerte vínculo entre ellos al compartir la misma pasión por la literatura y el arte, una verdadera hermandad que se fortalece a medida que crecen; pero el estallido de la Primera Guerra Mundial amenaza con destruirla. Tolkien Critica El biógrafo de J.R.R. Tolkien, John Garth, dice que entiende por qué la sociedad oficial de Tolkien y su familia se desvincularon por completo de este proyecto y anima a cualquiera que esté interesado, a que busque información sobre la verdadera vida del legendario autor. En mi opinión la película viene a ser otro ejemplo de como Hollywood suplanta a una personalidad interesante y rica, por un estereotipo plano y sin alma que encaje en su esquema. La película "Tolkien (2019)" ignora el eje central de la vida de Tolkien: el catolicismo (mal que le pese a algunos), al que estaba tan íntimamente ligado y al que tanto debía. El autor de "El señor de los anillos" fue un fiero defensor y dedicó su vida al estudio y difusión de la religión católica. Casi cualquier carta de su abundante correspondencia da testimonio de su inquebrantable fe. La cinta evita o ignora esto, distorsionando así puntos cruciales en su vida: - La madre de Tolkien, Mabel, murió de complicaciones de diabetes. Su familia, que era protestante, se negó a ayudarla económicamente ya que se había convertido, junto con sus dos hijos, al catolicismo. Aún así ella prefirió no renunciar a su fe y creencias. Años más tarde Tolkien criticaría duramente al protestantismo por ser en sus palabras "una rama del cristianismo basada en el odio al catolicismo" y elogiaría a su madre. - A los 12 años es acogido por un cura católico, quién dará al huérfano un lugar en el mundo, le ayudará a crecer, a desarrollar su interés por las lenguas y a convertirse en estudiante de Oxford (aunque en este film solo se le presente como una figura autoritaria y severa que le regaña o le da malos consejos). - Tolkien dedicó muchos esfuerzos al estudio del cristianismo y de su filosofía, su arte e historia. Mantuvo correspondencia con estudiosos como C.S. Lewis (autor de Narnia) sobre el sentido del cristianismo y la importancia de la doctrina católica. Criticó severamente el cambio del idioma en que se hacían las misas (del latín al inglés), y su hijo Christopher recuerda como le avergonzaba que su padre alzase la voz en latín en mitad de la misa. Pero en la película no se hace ni la más mínima mención a su vínculo con la religión, de vital importancia para entender su personalidad. No es descuido ni equivocación, tuvieron que saberlo pero se ha arrancado de raíz. Incluso puede pensarse que se sugiere lo contrario: en la casi única referencia que se hace en el film a que una vez existiese algo llamado cristianismo, el cura le dice a Tolkien que no es buena idea andar con Edith por ahí ya que ni siquiera están casados, a lo que éste responde con una mueca de incredulidad y desagrado, como si le hubiese dicho algo completamente absurdo y anticuado para esa época y esas personas. El Catolicismo es más importante para entender su obra que la mitología nórdica y las Eddas, más importante que "El anillo de los Nibelungos", más que "la leyenda del anillo de Gijes" (en "La Republica" de Platón), más importante que la mitología céltica, las leyendas artúricas y el folklore y literatura anglosajones. Como cristiano convencido se puede decir que su relación con Dios era incluso más importante que sus amigos y que su esposa para él. En su magnífica obra, Tolkien reserva para el catolicismo un lugar especial entre las otras influencias y en sus cartas lo llama en varias ocasiones el "Mito verdadero" situándolo por encima de todo lo demás. Al eliminar la piedra angular de su psique el biopic queda hueco así que hay que rellenarlo con una historia genérica de "chico nuevo encuentra amigos en el colegio" vista ya mil veces; otra de amor homosexual no correspondido que, de existir (según creo está basada en una mala interpretación de una frase en una carta), no tendrá trascendencia ni en la obra de Tolkien ni siquiera en este film, la metieron porque si; y su historia con Edith se convierte en otra historia de amor prefabricada de Hollywood, más que vista también. En las escenas de guerra el único símbolo de esperanza es un caballo blanco (?), ¿no cabría pensar, que en mitad de la guerra, sus miedos y esperanzas se tornasen hacia la fe que profesó toda su vida? Y no solo eso sino que al final de la guerra meten una escena de un crucifijo quemado (¿?). Y una continua sucesión de escenas pueriles dejando este producto perfectamente vacío. ¿Es que a alguien le va a hacer daño saber que Tolkien era cristiano? En una especie de inversión extraña hoy en día se censura lo religioso y parece obligado mostrar constantemente la violencia y el sexo explícitos. Me parece siniestro este ímpetu con el que se nos inculca desde el cine, la televisión y la educación un secularismo prejuicioso e intolerante. Lo queramos o no, para entender nuestro cine, nuestra historia, nuestra cultura, nuestro arte y hasta nuestra ciencia; es fundamental entender la religión cristiana.

Control Z

Drama
8.3

Control Z Sofía, una chica asocial pero observadora, intenta descubrir quién es el hacker que está aireando los secretos de los alumnos por toda la escuela.   Control Z Critica El estilo de la serie Control Z podría emparentarse con otras series de reciente éxito entre el público adolescente y/o juvenil como Élite o Por 13 Razones, por poner un par de ejemplos conocidos por todos. Estamos en el universo de una high school movie tradicional, donde ya en la primera secuencia se encargan de describirnos a grandes rasgos el perfil de todos los personajes principales que aparecerán en la trama. La premisa argumental introduce a un misterioso hacker que parece conocer todos los secretos de los estudiantes y que no dudará en utilizarlos para chantajearlos en un juego donde todos saldrán lastimados. Si estuviera rodada hace 10 o 15 años y esta serie en lugar de mexicana fuese estadounidense, probablemente estaría protagonizada por la actriz Kristen Bell. ¿Por qué digo esto? Pues porque la actriz puso voz a la bloguera chismosa de Gossip Girl y también fue el rostro de la pizpireta aprendiz de detective Veronica Mars, dos series de las que también podría considerarse deudora Control Z. Lamentablemente, no llega a la altura de ninguna de esas referencias. *Problemas de adolescentes tratados sin tino Control Z tiene un arranque bastante inteligente y los primeros episodios son francamente entretenidos. Sus personajes son puro cliché, pero el tono inicial entre comedia, drama, denuncia social e intriga, funciona de forma sorprendente… hasta mitad de serie más o menos. A partir de ahí, la historia necesita un impulso para mantener el interés y sube su apuesta, cayendo en bastantes incoherencias y en una tendencia absurda hacia el melodrama inflado. La diversión se acaba y los últimos capítulos rozan lo telenovelesco. Hay un recorrido por los habituales temas en las ficciones de instituto como el bullying, el ciberacoso, el descubrimiento de la propia identidad sexual o la popularidad como herramienta de liderazgo. Aunque al principio el acercamiento es más siniestro y profundo de lo habitual en este tipo de ficciones enfocadas a un público juvenil, pronto se vuelve todo demasiado superficial y efímero. Tanto como las relaciones que mantienen entre sí todos los personajes de la serie. *Conclusión Control Z es una serie mexicana enfocada a un público adolescente o juvenil. Trata temas serios como el bullying escolar o el ciberacoso a través del uso de las nuevas tecnologías, pero en general, no acaba de ubicarse entre la comedia, el drama de denuncia o la intriga detectivesca. Los primeros capítulos dirigidos por Alejandro Lozano funcionan bastante bien y es fácil engancharse a la trama, pese a los estereotipos que maneja en la descripción de personajes. Sin embargo, poco a poco, los guiones flojean, la dirección cambia de manos, y se divaga de forma incoherente sin hallar un rumbo concreto, dedicándose a introducir giros sorpresa pillados por los pelos. Existe una superficialidad melodramática y una total falta de empatía con los personajes, interpretados de forma bastante irregular por el elenco de jóvenes que encabeza una carismática Ana Valeria Becerril, a la que pudimos ver en la estupenda Las hijas de Abril (Michel Franco, 2017). Control Z desperdicia una buena oportunidad para ofrecer un retrato generacional de mayor calado. Escrito por Daniel Farriol

El gran showman

Drama
8

El gran showman Biopic sobre Phineas Taylor Barnum (1810-1891), un empresario circense estadounidense que fundó el "Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus", conocido como "el mayor espectáculo en la tierra". El gran showman Critica Este es un musical con más virtudes que defectos. No tiene las ínfulas de La La Land, ni la espectacularidad de Moulin Rouge, ni las canciones de Sonrisas y Lágrimas, ni el dramatismo de los Miserables, y sin embargo funciona razonablemente. Para empezar tiene una duración limitada, lo que frente a todas las citadas le da una ligereza muy atractiva. El guion es muy simple y lineal, lo que facilita su digestión. Su principal baza es Hugh Jackman. En mi opinión, este tipo es el mejor actor-showman de su generación. Es muy carismático, canta con estilo muy eficaz y transmite múltiples emociones, particularmente la alegría, de una manera contagiosa. No llega al nivel de su Jean Valjean (qué vergüenza que no le dieran el Oscar) pero es un chute de vitalidad para toda la audiencia que se agradece mucho. A su lado, el resto de actores no desentona. Los números musicales posiblemente no pasarán a la historia, pero están muy bien. Más efectivos los temas corales que los románticos, pero en general pasan todos el corte con holgura. Esta dirigida a un público familiar. Eso supongo que la hace perder puntos para muchos, pero para otros como el que escribe la hace una película muy interesante en estas fiestas navideñas. Resumiendo, película musical, familiar, de duración limitada, de guion simple y con protagonista carismático que derrocha simpatía. No se ganará a la crítica ni arrasará en festivales, pero intuyo que dejará muy buen recuerdo en los espectadores que acudan a verla sin grandes pretensiones.

Patton

Bélica Drama Historia
7.5

Patton Biografía del general norteamericano George S. Patton, quien, tras vencer al mariscal alemán Rommel en el norte de África, condujo a sus tropas de manera imparable a través de Europa.   Patton Critica Aunque sea "Patton" la película con más premios de Schaffner y la más aplaudida en Estados Unidos no es ni de lejos la mejor del director. Con la llegada de Richard Nixon a la Casablanca y la guerra del Vietnam atascada tras la ofensiva del Tet era necesario volver a subir la moral del pueblo americano ya que la opinión pública se ponía en contra. "Patton" fue una película que influyó en que Estados Unidos bombardeara Camboya. La tesis de la película es que los grandes genios militares son así, excéntricos pero eficaces, y que cuando hay una guerra cuantos más Patton mejor para tu patria, ya que la guerra se ganará antes. En cuanto a los aspectos puramente cinematográficos decir que la banda sonora de Goldsmith es muy buena aunque demasiado manipuladora. El guión es demasiado obvio en momentos y la historia está engarzada basado en episodios y batallas histórica sin un pegamento que las vertebre. Francis Ford Coppola escribió parte del guión aunque apenas quedó nada en el rodaje final, eso sí, el magnífico prólogo sí es suyo, que quedará como uno de los momentos más brillantes de su carrera. La producción fue obra de Frank McCarthy, que aunque yo sepa no tiene nada que ver con el tristemente famoso senador cazabrujas; este sí era un hombre militarista y que volvería años más tarde a vanagloriar a otro general americano en "McCarthur, el general rebelde". Schaffner se siente cómoda en estas superproducciones (alumno aventajado de David Lean) y además fue militar durante la Segunda Guerra Mundial. Rodada las tres cuartas partes en España (Segovia, Madrid, Almería...) y con el apoyo del ejército franquista fue una de las últimas superproducciones rodadas en España de la etapa conocida como Kolossal. Lo mejor son las interpretaciones, tanto la de George C. Scott, la mejor de su vida, y un magnífico y a veces olvidado en esta cinta Karl Malden que está espléndido. "Patton" es una notable película -aunque de excesivo metraje- pero que vista una y otra vez no termina de resultarme el personaje simpático en absoluto. Aún así una película recomendable para ver entre otras cosas como cine y política siempre han estado y estarán de la mano.