The Last Shift

6.1
The Last Shift Stanley, un anciano trabajador de la comida rápida, se prepara para trabajar en su último turno de noche después de 38 años. Cuando se le pide que entrene a su reemplazo, Jevon, el fin de semana de Stanley da un giro inesperado.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 03/01/2021 1.83 GB 473 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Cantinflas

Drama
5.6

Cantinflas Mike Todd, un excéntrico productor de Broadway, llega a Los Ángeles con un proyecto de película bastante descabellado, La vuelta al mundo en 80 días, con el que quiere sacudir el star-system de Hollywood. Mario Moreno es un cómico que se gana la vida en las carpas de la Ciudad de México. Su personaje Cantinflas lo lleva a volverse un ícono del cine mexicano, y uno de los personajes más importantes de la industria fílmica. Sus caminos se cruzan en una película que terminará ganando cinco premios Oscar, y un Globo de Oro para Mario.   Cantinflas Critica Luego de varios intentos frustrados llevados a cabo por diversos productores, por fin se pudo filmar la bio-pic del famoso comediante mexicano, sin embargo el resultado está lejos del esperado. Esta adaptación de un período de la vida de Mario Moreno abarca desde sus inicios en las carpas, hasta los momentos posteriores al estreno de ‘La Vuelta al Mundo en 80 dias’, irregular película que Cantinflas protagonizó en Hollywood, ganadora del Oscar a la mejor película y que le valió un Globo de Oro como mejor actor. Con un buen trabajo en la ambientación de las diferentes épocas por las que pasa la historia, el relato presenta paralelamente el crecimiento de Cantinflas en el mundo del espectáculo y sus devenires personales, al mismo tiempo que muestra el trabajo que le implica a Mike Todd (Michael Imperioli), un productor de Broadway, para intentar levantar la producción de la película más ambiciosa de la historia. Bastante se ha hablado ya (y lo que se hablará) del excelente trabajo de Óscar Jaenada como Mario Moreno y como Cantinflas, doble reto que el español logra sacar adelante con creces y que seguramente le rendirá frutos con algunos premios, pero la película no tiene mucho más para ofrecer que la actuación de Jaenada y un inicio bastante prometedor, y nada más. El resto se convierte en una pasarela de actores, algunos famosos y otros no tanto, disfrazados de otros si muy famosos, tanto de la Época de Oro de del cine mexicano como del Hollywood de entonces, algunos con resultados interesantes en su caracterización y otros haciendo el ridículo absoluto, en algo que se convierte en una especie de juego de adivinar quien interpreta a quien. El trabajo actoral del resto del elenco está bastante flojo, ni siquiera el actor de moda y ajonjolí de todos los moles, Luis Gerardo Méndez, es capaz de dotar de gracia a su Schillinsky, quedando muy por debajo en su duelo actoral con Jaenada. Luego de la interesante y simpática ‘El fantástico mundo de Juan Orol’, en la que Sebastián del Amo supo poner su muy particular sello al peculiar personaje, también conocido como el Ed Wood mexicano, en ésta ocasión se nota bastante la poca impronta personal para un trabajo por encargo. El gran problema de ‘Cantinflas’ está en su guión, sabiéndose que llevar a cabo cualquiera de las posibles versiones de la vida del famoso actor sería un acto muy complicado, el que termina filmándose resulta una serie de pequeñas viñetas que apenas muestran situaciones del quizás más internacional de los artistas mexicanos, mostrando muy por encima y sin profundizar demasiado en un personaje que se merecía una película mucho mejor. Así, el filme decae bastante cuando Jaenada no está a cuadro, perdiendo el ritmo e interés como si de otra película se tratara, y es que los realizadores deciden dedicar demasiado tiempo para mostrar el periplo de Mike Todd para poder realizar su película, momentos que terminan siendo sólo un pretexto para continuar mostrando rostros conocidos haciendo de estrellas internacionales y su posible efecto mercadológico, pero que, al igual que en la película que dirigió Michael Anderson, se convierte sólo en un desfile de luminarias dejando de lado la posibilidad de narrar una historia sólida.

Jojo Rabbit

Bélica Comedia Drama
8.1

Jojo Rabbit es un niño viviendo en plena 2ª Guerra Mundial. Su única vía de escape es su amigo imaginario, una versión de Hitler étnicamente incorrecta que incita los ciegos ideales patrióticos del niño. Todo esto cambia cuando descubre que su madre Rosie está escondiendo a una joven judía en su ático.     Jojo Rabbit Critica Primera escena de la película, un niño se ajusta la corbata y los calcetines para estar impoluto con su uniforme nazi. Está frente al espejo, motivándose para estar a la altura de la causa y en compañía, en forma de amigo imaginario, del mismísimo Adolf Hitler quien le enseña de manera infantil cómo decir correctamente “Heil Hitler!” y, de repente, suena "Komm, gib mir deine Hand” de The Beatles (la versión alemana de “I Want to Hold Your Hand”) que sirve para acompañar los títulos de crédito. Y con eso entro de lleno en el juego de Taika Waititi, quien ridiculiza el movimiento nazi a través de un campamento para jóvenes fascistas, el personaje de Sam Rockwell, que está enorme, y el protocolario saludo entre nazis, entre otros ejemplos. Cuando el aspirante a nazi descubre que su propia madre –Scarlett Johansson en un personaje de los que me gusta que interprete en sustitución de su lucrada Viuda Negra– esconde en casa a una judía, este deberá elegir entre seguir los pasos de Adolf o Rosie, la madre, quien lo está guiando por el camino de la lucha pacífica, la valentía y el amor hacia sus semejantes. Y de eso trata la película, sobre la búsqueda de la propia personalidad en mitad de un ambiente donde los adultos quieren adoctrinar a los jóvenes. Todo esto en tono humorístico a través de un tema tan serio como el nazismo, donde los niños se comportan como niños –estos me gustan mucho más que los de Wes Anderson en “Moonrise Kingdom” (2012), demasiado engreídos– y los adultos como… niños, exceptuando a Rosie. Por cierto, especial atención a Yorkie, el amigo entrañable de Jojo. A destacar también la atmósfera colorida y jovial de una Alemania en plena guerra, muy diferente a lo que podemos ver en otras películas de la época, aunque esto cambia a medida que avanza la historia y el drama va tomando mayor presencia. Así pues, nos queda una película divertidísima, muy amena, con buenos personajes y cuya denuncia llega fácilmente al espectador. Sí, y a falta de ver otras películas, “Jojo Rabbit” es de lo mejor de 2019. Y como diría el propio Jojo: “caso cerrado”.

Su último deseo

Drama Suspense
4.9

Su último deseo En el punto de inflexión del asunto Irán-Contra, Elena McMahon, una intrépida periodista de investigación que cubre la campaña presidencial estadounidense de 1984, se pone en peligro cuando abandona la tarea que se le ha asignado para cumplir el último deseo de su padre enfermo, un hombre misterioso cuyas actividades pasadas ella apenas conoce…   Descargar Su último deseo Lamentable ejemplo de cómo se puede destrozar una buena novela debido a la torpeza y el descuido del director (directora, en este caso) teniéndolo todo: historia, actores, recursos, ambientación, etc. Leyendo las críticas periodísticas se podría creer que, aunque hay oficio y cuidado en la dirección, ha habido mala suerte, pero creo que no es así. Más bien, puestos a pensar bien, habría que suponer que algo ocurrió durante el proceso de realización que echó por la borda las buenas intenciones y el interés por hacer una cosa decente, y todo se acabó a “salga lo que quiera”, rematándolo con un montaje demencial plagado de errores y descuidos. No estamos hablando de estilo, con elipses o abstracciones; es que faltan escenas y otras están incompletas, cortadas, de modo que resulta que muchas situaciones no tienen sentido y no se sabe por qué pasan cosas o cuándo o cómo han pasado otras que se supone han ocurrido. La narración está trufada de acciones absurdas y gratuitas, y carece de otras necesarias para entender lo que va pasando. El guion es un churro de incoherencias y agujeros. No se entiende nada. Hay varios personajes que aparecen y desaparecen de la pantalla sin que sepamos, ni se nos aclare, quiénes son, ni qué pintan allí. Se salta de un escenario a otro sin que se entienda cómo ha sido ni por qué. Un absoluto caos. Una chapuza vergonzosa.

Obsesión secreta

Drama Suspense
5.3

Obsesión secreta Después de ser brutalmente atacada, Jennifer se recupera del trauma que ha sufrido, con la ayuda de su esposo, Russell. Mientras el detective Page persigue al agresor de Jennifer, ella, que no puede recordar nada de su pasado, se enfrentará a un gran peligro mientras regresa a una vida que no recuerda. Obsesión secreta Critica *Demasiada obsesión Dicho lo dicho y para no cargarme un invento que se autodestruye él mismo, ante una cinta tan obvia, tan llena de tópicos y hasta a veces hilarante, solo os voy a lanzar varios cabos al aire, porque como entenderán cuando vean la película, a los cinco minutos van a adivinar todo y más, y eso siempre que no hayan visionado el tráiler, sino desde el minuto uno. Un accidente, precedido de un intento de asesinato, un amante esposo, que se presenta en el hospital más preocupado de la memoria de su mujer que de su mujer en sí, una rehabilitación del tebeo (bien por el maquillaje facial de la accidentada, no todo va a ser negativo). Suma y sigue; Breves recuerdos de Jennifer sobre un hombre con un cuchillo en la mano derecha (qué suerte que Russell pela las zanahorias con la mano izquierda, mejor que Arguiñano), un comportamiento cada vez más extraño del amante marido, que por cierto la ha estado encerrando dentro de la casa por las noches y unos móviles sin cobertura como si en vez de la parte jet set de USA, vivieran en el extremo más lánguido de Siberia. *¿Quieren un poquito más? Pues ahí lo llevan, el taimado policía (qué lástima, que no se enrollara con la enfermera multiusos del hospital y qué casualidad que esta se encontrara con Russell, por Dios…), averigua la verdadera identidad de Jennifer y dónde viven sus padres, a los que les hace una tétrica visita, sobre todo para el policía. Una aclaratoria visita al trabajo de ambos, ya que en teoría los tortolitos trabajan juntos, un photoshop hecho por la revista Pronto (ojo, que me gusta más que el Hola), unos recuerdos que vuelven cuando deben volver y una bella mujer atada a la pata de una cama precisamente por su pie renqueante (la escena de la mini tortura para este tipo de cintas, la verdad es que no tiene mucho sentido, Mr. Sullivan). Una gran sorpresa con el verdadero marido de Jennifer (por decir algo positivo), un policía en un arcón y un bosque. Y hasta aquí puedo leer, queridos navegantes, que cada palo aguante su vela. *El trío (sin doble sentido, por favor) Jennifer (Brendan Song), actriz y cantante chino-tailandesa, directamente abducida del Disney Channel y con solo un papel secundario destacable, en la excelente La red social (2010). Sí queridos, muy guapa, muy linda, muy buen tipito, pero ahí se quedó; de juzgado de guardia. Russell (Mike Vogel), lo de este actor y modelo estadounidense, que ha participado en cintas al menos algo interesantes, como Dicen por ahí (2005), Poseidón (2006), Cloverfield (2008) e incluso Blue Valentine (2010), pues de verdad que no entiendo que hace metido en este berenjenal, porque no es mal actor, ni bueno, pero tampoco malo. En fin, entiendo que como todos, cada uno se busca la vida como puede y el frigorífico hay que llenarlo a fin de mes, y para eso está entre otros, Papá Netflix. A pesar de todo, actor a seguir, me queda con él, el beneficio de la duda. Y el amigo inspector de policía (Dennis Haysbert), bueno, qué decir, actorazo, demostrado en series como 24 y The Unit; es el único que le da algo de empaque, presencia y seriedad a la película, aunque su papel esté más trillado que un chiringuito en Matalascañas, lástima que no sedujera a la atractiva enfermera, ahí me engañó, el puñetero (y mira que lo tenía fácil). Y por favor, borren La Torre oscura (2017) de su curriculum, el pobre hombre, no se lo merece. *El que pretendía manejar la barca El director (Peter Sullivan), escritor y director americano, sin nada destacable en su filmografía, de primero de preescolar de Cinemagavia. No comments, no, porque la voy a liar y mi jefe se va a volver a enfadar conmigo. *Conclusión Hoy más que nunca y hasta con agrado, le hago caso a mi jefe; sencillo, claro y directo. Secret Obsession, querido mundo Netflixniano, yo no la voy a recomendar, lo lamento, pero no, me lavo las manos como Pilatos, realmente Pilato, pero bueno. Habrá hasta a quien le guste, quien la vea estúpida e hilarante, aburrida o entretenida, doctores tiene la iglesia… A los Netflixnianos, costar no le va a costar un céntimo de euro más, y perder, solo van a perder poco más de hora y media, vamos que tampoco es Lo que el viento se llevó (1939), 238 minutos. Un consejo; No se dediquen a coger errores, porque la hora y media está plagada de ellos y sus consecuencias, unos tras otro y otro y otro…….. Y que nadie se queje del tema del hospital, que en España y aquí la Sanidad, gracias a Dios y a todos los gobiernos que han ido pululando, es gratuita, esperemos que siga para todos. ¿ A alguien, en algún hospital de España, cuando ha llegado a urgencias preguntando por un enfermo solo e ingresado, le han pedido el NIF o el libro de familia o al menos, una foto del perro en común ? Pegatina verde de visitante y a la sala de desespera.

La Otra Missy

Comedia Romance
6.2

La Otra Missy Tim Morris conoce a la chica de sus sueños, y la relación por SMS no podría ir mejor, así que decide dejarse llevar e invitarla al retiro que organiza su compañía en una isla. Sin embargo, la que aparece en el aeropuerto lista para viajar es una chica con la que tuvo una cita a ciegas para el olvido. Ya es demasiado tarde: se ha estado escribiendo con “La otra Missy”.   La Otra Missy Critica El cómico Adam Sandler (cansado de no tener más éxitos en el despiadado mundo del cine y la obligación de triunfar en el primer fin de semana de estreno) firmó hace unos años un multimillonario contrato con Netflix, el cual ha sido renovado recientemente, y es por ello que siempre solemos tener una cita anual con alguna de sus producciones (unas mejores que otras...). No siempre las protagoniza, y el caso que nos ocupa es uno de ellos, ya que aquí se limita a poner el dinero con su productora Happy Madison (capaz tanto de ofrecer grandes comedias como bodrios dolorosos) y ofrecerle, una vez más, el papel protagonista a su gran amigo David Spade (en una de esas amistades de décadas). La verdad es que cuando Sandler no quiere protagonizar una película algo huele, y este caso no iba a ser diferente. Cierto es que con una producción de estas características no se engaña a nadie (y más si se investiga un poco...), ya que se sabe a lo que se viene, y esta comedia no iba a ser la excepción. En la misma se nos cuenta como un hombre normal y corriente al que la suerte no le sonríe se ve inmerso en una pesadilla por culpa de una confusión, que le traerá más de un problema, y todo ello con Hawái como telón de fondo (que nunca está de más). Como les gusta viajar y rodar en sitios paradisíacos al bueno de Sandler (revisad su filmografía) y sus amigotes... tontos no son. Dicho esto, vayamos al meollo de la cuestión. ¿Estamos ante una comedia diferente que sorprende gracias a sus innovadoras ideas y a las situaciones que planeta? No. ¿Es una comedia por encima de la media que deja buen sabor de boca? Pues tampoco. ¿Es una mala película (pero mala, mala), como cabría esperar? Un rotundo sí, pero vayamos por partes. La dirección es cortesía del mismo responsable de la infumable El padre del año, y la verdad es que se nota demasiado, ya que ambos productos son bastante similares, sobre todo en su humor absurdo y escatológico. No obstante, hay un par de momentos lo suficientemente hilarantes y divertidos como para no tener la sensación de que se haya perdido el tiempo, además de algún instante interesante (la escena del lavabo). No es un trabajo maravilloso, pero cumple, y más para un producto de estas características (aunque pocas veces se le ha sacado tan poco provecho a un lugar como Hawái). En cuanto al guion (por llamarlo de alguna forma, ya que sus responsables han sido perezosos hasta decir basta, a pesar de algún apunte interesante), parte de una premisa ya de por si absurda, ya que el error que da título al film es un recurso que apenas aporta nada, como si el enredo fuese a mover el motor de la cinta cuando es un capricho de los guionistas (sí, dos personas...) para vendernos en realidad la misma historia de siempre, con los mismos clichés ( como por ejemplo el pasado del protagonista y su antigua relación, que no aportan nada a la cinta) y situaciones ya vistas en otras comedias, curiosamente algunas de ellas también en Hawái... La película es lo que es y no engaña a nadie, y más si se han hecho los deberes (como un servidor) y se ha investigado un poco respecto a los trabajos anteriores de sus responsables, por lo que creo nadie deba esperar sorpresa alguna, ya que la película no engaña a nadie y es lo que es. Aunque sí por algo podemos decir que no estamos ante un bodrio absoluto es por su fascinante personaje (femenino) protagonista, ya que dan en el clavo al presentarnos a una persona tan insufrible como divertida, haciendo que no sature y que no genere antipatía en el espectador, a pesar de sus manías y locuras. Todo un logro. Y bueno, creo que todo el mérito de que esto suceda lo tiene una sensacional Lauren Lapkus (vista en Jurassic World o en la serie Big Bang Theory), la cual se entrega sin pudor alguno a tan complicado personaje, saliendo completamente airosa y siendo, de lejos, lo mejor de esta comedia del montón. Sin ella estaríamos hablando de una absoluta basura. Por otro lado, el bueno de David Space (habitual en las producciones de Adam Sandler, y que me da que trabaja gracias a éste) está bastante convincente en su papel de hombre normal y corriente, superado por las extrañas circunstancias que le han tocado vivir, pero, sinceramente, me gusta bastante más cuando se desmelena y le toca interpretar personajes histriónicos. Mención especial para las aportaciones de un deternillante Nick Swarsdon (en un personaje que va perdiendo gas a medida que avanza la cinta, como si no supieran que hacer con él), un felizmente recuperado Geoff Pierson (protagonista de la mítica Infelices para siempre) o Rob Schneider, que tampoco se pierde una de su gran amigo Sandler. En conclusión, estamos ante una bobada que sería mucho más mediocre y olvidable si no fuese por la increíble labor de su protagonista y por un par de instantes bastante divertidos (si se aceptan las reglas del juego, por supuesto). Sirve para pasar un rato entretenido para olvidarte de ella a continuación. Ni tanto ni tampoco.

The After Party

Comedia Musica
6.3

The After Party Cuando un video de un aspirante a rapero se hace viral, el asunto pone en peligro sus aspiraciones como músico y piensa que su carrera está terminada. Pero una fiesta desenfrenada en Nueva York le brinda una nueva oportunidad para volver a soñar. The After Party Critica Con el único adelanto que nos presentó Netflix en su plataforma y redes sociales, ya sabíamos lo que íbamos a ver en esta película. Si, la historia es cliché, donde el protagonista lucha por sus sueños, pelea, sufre y cuando parece todo perdido aparece la escena que cambia todo el panorama y todos felices comiendo perdices, nada nuevo u original. En cuanto a las actuaciones y los personajes, son ciertamente divertidos y quizás tomando como referencia ciertos pensamientos o actitudes el espectador puede lograr identificarse con alguno que otro. Aún así, ni los protagonistas tienen tanta profundidad o un gran desarrollo, así que imagínense los roles secundarios y terciarios. Y sobre los cameos, resulta divertido ver a grandes raperos/cantantes haciendo apariciones como French Montana o Wiz Khalifa. Luego hablando sobre el humor que maneja toda la cinta de principio a fin no es tan excesivo y en los momentos donde trata de ser seria o emotiva, no es arruinada por un chiste para no "arruinar" la situación. Hay ciertas referencias a canciones populares del mundo del rap/hip hop y obviamente como mencioné antes, cameos divertidos de algunos de los famosos cantantes hoy en día. Lo que la película trata de implementar también es en ciertas escenas los "discursos alentadores" sobre ser uno mismo y no ser alguien que nunca podrás ser o siempre luchar por tus sueños por más que te caigas una y otra vez. En cierta forma están bien planteados en la trama ya que de eso estamos hablando y analizando pero aca en "The After Party" se lo toman de una manera un poco absurda. En resumen, "The After Party" no es ni una mala ni buena película de comedia, sirve para entretener, reírse un rato y disfrutar de la mejor manera posible como es la incursión al mundo del rap.