Viena and the Fantomes

3.8
Viena and the Fantomes Una adolescente inicia un viaje de autodescubrimiento y supervivencia como parte de un convoy de una banda de punk, a través de Estados Unidos en los años 80.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 05/07/2020 1.80 GB 31 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

The After Party

Comedia Musica
6.3

The After Party Cuando un video de un aspirante a rapero se hace viral, el asunto pone en peligro sus aspiraciones como músico y piensa que su carrera está terminada. Pero una fiesta desenfrenada en Nueva York le brinda una nueva oportunidad para volver a soñar. The After Party Critica Con el único adelanto que nos presentó Netflix en su plataforma y redes sociales, ya sabíamos lo que íbamos a ver en esta película. Si, la historia es cliché, donde el protagonista lucha por sus sueños, pelea, sufre y cuando parece todo perdido aparece la escena que cambia todo el panorama y todos felices comiendo perdices, nada nuevo u original. En cuanto a las actuaciones y los personajes, son ciertamente divertidos y quizás tomando como referencia ciertos pensamientos o actitudes el espectador puede lograr identificarse con alguno que otro. Aún así, ni los protagonistas tienen tanta profundidad o un gran desarrollo, así que imagínense los roles secundarios y terciarios. Y sobre los cameos, resulta divertido ver a grandes raperos/cantantes haciendo apariciones como French Montana o Wiz Khalifa. Luego hablando sobre el humor que maneja toda la cinta de principio a fin no es tan excesivo y en los momentos donde trata de ser seria o emotiva, no es arruinada por un chiste para no "arruinar" la situación. Hay ciertas referencias a canciones populares del mundo del rap/hip hop y obviamente como mencioné antes, cameos divertidos de algunos de los famosos cantantes hoy en día. Lo que la película trata de implementar también es en ciertas escenas los "discursos alentadores" sobre ser uno mismo y no ser alguien que nunca podrás ser o siempre luchar por tus sueños por más que te caigas una y otra vez. En cierta forma están bien planteados en la trama ya que de eso estamos hablando y analizando pero aca en "The After Party" se lo toman de una manera un poco absurda. En resumen, "The After Party" no es ni una mala ni buena película de comedia, sirve para entretener, reírse un rato y disfrutar de la mejor manera posible como es la incursión al mundo del rap.

El sexto sentido

Drama Misterio Suspense
7.9

El sexto sentido El Dr. Malcom Crowe es un conocido psicólogo infantil obsesionado con el doloroso recuerdo de un joven paciente desequilibrado al que fue incapaz de ayudar. Cole Sear es un aterrorizado y confuso niño de 8 años que necesita tratamiento, y Crowe ve la oportunidad de redimirse haciendo todo lo posible por ayudarle. Sin embargo, el psicólogo infantil no está preparado para conocer la terrible verdad acerca del don sobrenatural de su paciente: recibe visitas no deseadas de espíritus atormentados.   El sexto sentido Critica Estarán de acuerdo conmigo en que esta frase, forma ya parte de la historia del cine sin lugar a dudas. "El sexto sentido" es de esa clase de películas, en las que el espectador sale burlado después de verla y es el director el que gana, ya que durante el transcurso de la misma, se va configurando una opinión y se va creyendo aspectos, que luego resultan ser de otra manera, hasta el punto de comprender que hemos sido engañados completamente. A mí particularmente es el género cinematográfico que más me gusta, pues me maravilla que me hagan pensar, además de entretenerme y que poco a poco, vaya descubriendo que nada es lo que parece. Por todo ello, el trabajo del señor Shyamalan me parece un derroche de imaginación y de originalidad en todos los sentidos. La pena es que después de ponerse el listón tan alto, el director no ha vuelto a dar la talla de esta manera y se ha perdido en artificios, que cada vez son menos sorprendentes. Pero bueno, eso es ya otro tema, pues de lo que estamos hablando es de uno de los mejores trabajos en la carrera de Bruce Willis y en el descubrimiento de Haley Joel Osment, como estrella de este mundo y es que sin él, la película no hubiera sido lo mismo. En fin, poco más queda por añadir, prepárense para asistir a una gran historia, a pasar miedo, a inquietarse por desentrañar la intriga y sobre todo, a quedarse con la boca abierta con el final de la película, pues esos segundos en los que todo se pone patas arriba, son simplemente una obra de arte y una fiel expresión, de lo más puro que representa el mundo del cine. Además, cada vez que la vean descubrirán nuevas facetas de la trama y le irán encontrando explicación a todo, con lo que no esperen más y a ver si también ustedes logran ver a los muertos que nos rodean.

Le Mans '66

Acción Drama
7.8

Le Mans '66 Se centra en un excéntrico y decidido equipo americano de ingenieros y diseñadores liderados por el visionario automovilístico Carroll Shelby (Damon) y su conductor británico Ken Miles (Bale). Henry Ford II y Lee Iacocca les dan la misión de construir desde cero un nuevo automóvil con el fin de derrocar el dominio de Ferrari en el Campeonato del Mundo de Le Mans de 1966. Le Mans '66 Critica Salgo del preestreno encantado. La actuación de Bale en sinergia con la de Damon ha sido soberbia. Conocer una parte de la historia de uno de los mejores preparadores de coches de la historia, como fué Carroll Shelby, junto a la gran ayuda de Ken Milles, tanto al volante como en la parte mecánica, siempre es interesante, y más si lo adaptas a la gran pantalla con estos monstruos. Desde Rush no salía tan satisfecho tras ver una película enfocada al mundo del motor, la pasión y el buen gusto se notan desde el primer fotograma. La construcción del film sigue un patrón lógico. Nos ponemos en la piel desde el primer momento de dos grandes amigos, Carrol Shelby (prestigioso preparador de coches y piloto) y Ken Milles (una de los pilotos más legendarios de la historia de Le Mans y un impresionante gurú del motor). Interpretados por Christian Bale y MatT Damon, consiguen transmitir a la perfección la pasión por el motor y una amistad con altibajos en ciertos momentos. La película, pese a centrarse mucho en la carrera, también se centra en el factor humano, en conocer y conectar con las personas que estuvieron detrás del volante y construyendo cada pieza. El ritmo del film es sobervio, bajo mi punto de vista, no se hace lento en ningún momento. El director ha sido capaz de mantener mi interés a lo largo del largometraje y centrar mi antención en cada escena. La adaptación al mundo de la época es también sobresaliente. Desde el primer fotograma viajas en el tiempo y te trasladas a los 60. La ropa, las cámaras, los coches, incluso la forma de comportarse de la gente, hacen que este apartado sea también creíble. Por supuesto la parte que concierne al aspecto visual es impecable. Un orgasmo visual para disfrutar de coches clásicos como el legendario Ford GT que ganó Le Mans 4 veces seguidas, construido por Carrol Shelby y Ken Milles, o los Ferraris preciosos de la época, así como Porsches clásicos o Alpines entre otros. El circuito de Le Mans ha sido perfectamente adaptado para simular al de la época, siendo de hecho prácticamente calcado al original, que combinado con el rugido de los motores, no defraudará a nadie. Por supuesto no todo es bueno. El toque Hollywood es innegable, y esa falta de realismo en algunos momentos puede que no guste a todo el mundo. Quitando este pequeño detalle, en definitiva Le Mans 66 se cuela en la lista de peliculones dentro del género del cine de Motor. Una película sobresaliente a modo "documental", donde podemos aprender de forma sobresaliente parte de la historia de Le Mans, disfrutar de sus coches y conocer a genios del motor como Carroll Shelby o Ken Milles, y ya de paso, conocer algo más de historia del clásico constructor, Ford. Puede que no llegue a la altura del clásico de Steve McQueen en algunos aspectos, pero desde luego, está muy cerca de su grandeza. La mejor película del género desde Rush. Una película recomendada para cinéfilos, pero sobretodo, para amantes de la conducción, para todos aquellos que sienten algo por el motor, y sobretodo el mundo del racing. En esta película volvemos a una época donde esta competición transmitía auténtica pasión, y nos da un soplo de aire fresco para olvidarnos de lo monótono y aburrido que se ha convertido la alta competición de motor en estos días...

La librería

Drama Romance
6.6

La librería En un pequeño pueblo de la Inglaterra de 1959, una mujer decide, en contra de la educada pero implacable oposición vecinal, abrir la primera librería que haya habido nunca en esa zona. La librería Critica Así lo sentí nada más salir de la sala de cine. A priori, una película con elementos que me gustan: la temática, la ambientación, los actores y las actrices. Lamentablemente, bastan cinco minutos para que la decepción empiece a asomar la colita. Quieres pensar que no, que todo va a remontar según avance la trama y la relación entre los personajes se afiance, pero es un aspecto que nunca llega a producirse. Desde mi punto de vista, la película fracasa en el montaje, en la dirección de actores, en la interpretación, en el guion y por un abuso constante de la voz en off. Todo ello da como resultado lo peor que puede ocurrir en el cine: que nada te emocione, que nada te conmueva. El montaje se siente deslabazado sin que haya un sensación de conexión entres escenas y cambios de escena. La falta de ritmo es constante y la estupenda fotografía se queda en eso, en bellas estampas sin solución de continuidad. A esto se le suman las continuas, innecesarias e idénticas gesticulaciones faciales de Mortimer que utiliza en todo momento para toda clase de emociones a quien se le suma un James Lance sobreactuadísimo (el nihilista Mr Thorne) que produce extrañeza y sonrojo en cada escena por su aparatosidad gestual más que ser seña de personalidad. La niña, Honor Kneafsey, sientes en todo momento que está desaprovechada, al igual que Bill Nighy y Patricia Clarkson, dos estupendos profesionales. De los más secundarios y terciarios mejor no hablar. Porque el guion también va a saltos en ese afán de soltar frases lapidarias. No funcionan en casi ninguna ocasión entre casi ningún personaje, y así poco se puede hacer. Al no tener un montaje adecuado ni un guion que defina personajes (además de la cargante voz en off), las interpretaciones fracasan, los sentimientos no llegan. Y el problema es que quieres emocionarte, empatizar, pero es imposible. No entiendes por qué adjudican a la protagonista el adjetivo "coraje" (tienes que adivinar que simplemente por el hecho de abrir una tienda y no hacer caso de la rica del pueblo que está acostumbrada a hacer lo que le viene en gana ya es muy valiente, aunque no haga nada más y luego el coraje brille por su ausencia cuando tiene que luchar de verdad), por qué la mala es tan mala (sí, hace lo que quiere... pero para abrir un centro cultural, carajo, que no va a abrir una tienda de ropa. Además, apenas aparece en la película), por qué se llevan tan bien Nighy y Mortimer hasta el punto del enamoramiento si la relación no está construida bajo ese prisma. Termina la película de una forma incendiaria pero la apatía se ha instalado en mí y ya ni siquiera ese último gesto de resistencia llega al corazón, porque de nuevo ahí está esa voz en off que te dice lo que tienes que sentir, la moraleja.

Las Niñas Bien

Drama
5.9

Las Niñas Bien En medio de casas de lujo, autos Grand Marquis y música de Julio Iglesias, Yuri y Menudo, Sofia y un grupo de mujeres viven los devenires del clasismo, las buenas costumbres y las crisis económicas.   Las Niñas Bien Critica Viernes 3 de mayo, 6:00 pm, Cinéteca Nacional. «Las niñas bien», película basada en una de las publicaciones de Guadalupe Loaeza —escritora afamada por distintos medios de comunicación en México —, da claros indicios de su pertenencia a ese estrato social del cual hace crítica, al describir las preocupaciones de esas mujeres que ajenas a la realidad nacional de millones de mexicanos, intentaron perpetrarse en la opulencia. La directora Alejandra Márquez Abella estrena una cinta distinta al fenómeno del cine mexicano actual, encasillado en las recetas del estilo comercial y opta en la adaptación del drama de una fifí en tiempos de la debacle sexenal de López Portillo en 1982, el presidente que golpeó al peso mexicano para sumir a la economía en una recesión severa a la que no todos pudieron resistir. Con una Ilse Salas sobre la que recae el peso del drama vivido por Sofía de Garay, tan natural al momento de entrar en personaje, nos transporta a su residencia, de esas que se ubican en el Pedregal de San Ángel —una zona exclusiva al sur de la Ciudad de México— que con el transcurrir del tiempo la plusvalía no bajó, pero sí perdió renombre con la extensión de la ciudad hacia el poniente, donde gente de la misma esfera han acentuado el cinturón diferenciador de las clases dentro de la capital. A Sofía de Garay le gusta el buen vestir, los Grand Marquiz, los tulipanes, el club, las amigas de alcurnia, las actividades veraniegas que mantengan a los niños alejados de ella, la servidumbre que no resonga, pero reniega claramente de la esencia del mexicano, de sus gustos y costumbres, no le da cabida al de «abajo» en asenso, la envidia le invade y antes de asumir los estragos de la crisis económica y por tanto matrimonial, mantendrá la soberbia y su altivez hasta que el embargo de bienes toque a su puerta. Muy a pesar de una filmación cerrada y evitar exteriores con más elementos que necesitaran mayor inversión en la dirección de arte, los objetos y la ambientación recrean la época formidablemente. A ello se le suman elementos como el vestuario y peinados, que refuerzan el concepto de la elegancia o lo casual, donde los colores para la ocasión dan mucha información a lo largo del metraje y en función de lo que para la protagonista es buen gusto o pintoresco, según sus estándares. La directora se logra colocar en la mira de los distribuidores y perdura en salas que ven más allá de lo insustancial que las tendencias continúan marcando para atraer espectadores a la sala con respecto a oferta nacional.

Powers

Drama Sci-Fi & Fantasy
6.4

Powers La historia transcurre en un universo paralelo: en la gran ciudad donde se ambienta Powers habitan todo tipo de superhéroes y supervillanos, y sus peleas son una parte más del ajetreado ritmo diario de la ciudad. El veterano detective de homicidios Christian Walker es el encargado de ocuparse de los casos que están relacionados con poderes, con la ayuda de su novata y joven compañera recién asignada, Deena Pilgrim. Pero el trabajo de un policía en un mundo habitado por seres con poderes es distinto, diferentes armas y sobre todo diferente manera de pensar, ellos necesitan un tipo especial de policía para poder encargarse de ese trabajo.