Outer Banks

8.7
Outer Banks Tras un huracán, John B, JJ, Pope y Kiara se embarcan en una peligrosa aventura cuando encuentran un misterioso barco hundido.   Outer Banks Critica Outer Banks tiene varios factores que hacen de la serie un buen entretenimiento. Es juvenil, se adentra, aunque sin salpicarse, en la lucha de clases. Nos mete en la búsqueda de un tesoro. Comienza con un extraño asesinato y una desaparición.Tiene buenos personajes que a mi me han hecho engancharme a la historia. No es una serie de culto ni lo pretende, es un buen entretenimiento.
# Formato Idioma Fecha Total Descargas Descargar
1 720p BluRay Español Latino 11/09/2020 234 Descargar
2 720p BluRay Español Latino 11/09/2020 140 Descargar
3 720p BluRay Español Latino 11/09/2020 129 Descargar
4 720p BluRay Español Latino 11/09/2020 129 Descargar
5 720p BluRay Español Latino 11/09/2020 115 Descargar
6 720p BluRay Español Latino 124 Descargar
7 720p BluRay Español Latino 11/09/2020 144 Descargar
8 720p BluRay Español Latino 11/09/2020 131 Descargar
9 720p BluRay Español Latino 11/09/2020 104 Descargar
10 720p BluRay Español Latino 11/09/2020 104 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Come Sunday

Drama
5.9

Come Sunday El evangelista Carlton Pearson es expulsado de su iglesia por predicar que no existe el infierno. Su revelación crea controversia y lo pierde todo. Poco a poco tendrá que reconstruir su vida y encontrar su propia fe. Come Sunday Critica Un película muy bien montada y con fotografía excelente...algo bueno hay que decir. Esperaba más de la banda sonora. Se presenta en la línea de cualquier biopic de los muchos que se están haciendo ahora, pero que le falta el ingrediente más importante, la vida de una persona a la que merezca la pena reconocer. Alucinante despliegue de medios que supongo habrán hecho amigos del reverendo, pero no hay nada valioso, honorable o valorable en la vida del tal Pearson. Me he quedado con las ganas de ver cómo que se lo vendía todo y se iba a Ruanda a plantar cara al hambre y al desastre que su Dios no estaba evitando...pero no, nada de eso. Ni siquiera ha colgado el hábito para dedicarse a una prospera carrera de cantante :( ...¿pero qué tiene de bueno este señor??

Wonderstruck: El museo de las maravillas

Drama
6.2

Wonderstruck: El museo de las maravillas Ben y Rose son niños de dos épocas distintas, que desean en secreto que sus vidas sean diferentes. Ben sueña con el padre que nunca conoció, mientras Rose lo hace con una misteriosa actriz cuya vida narra en un libro de recuerdos. Cuando Ben descubre una pista en casa y Rose lee un tentador titular en el periódico, ambos comienzan una búsqueda que se desarrollará con una fascinante simetría. Wonderstruck: El museo de las maravillas Critica Cualquiera que conozca la filmografía de Todd Haynes no la describirá precisamente como accesible. Su magistral último trabajo, “Carol” (2015), sobre un romance lésbico en la década de los 50, no fue exactamente una película para todos los públicos. Ello no tiene nada que ver con la calidad de sus películas, todo lo contrario, posiblemente estemos ante uno de los mejores realizadores contemporáneos, sino por la complejidad de sus temáticas y contenidos. En cambio, con Wonderstruck, posiblemente estemos ante una excepcionalidad en su obra, un cuento de hadas moderno, dirigida tanto a mayores como a jóvenes, ideal para verla en familia. Aunque el libro de Selznick presenta personajes infantiles, y estaba dirigido en un inicio al público más joven, en el fondo conecta con los lectores de todas las edades. Con Wonderstruck sentimos que Haynes apunta en la misma dirección, continua con el mismo enfoque y no se dirige exclusivamente a un público infantil. Wonderstruck es una película sobre la vida, el cine y los museos. Utiliza la luz, el sonido, el montaje, la puesta en escena y los decorados para retratar las misiones profundamente sentidas de dos niños: Ben y Rose. Ambos poseen la misma edad y dificultades (son sordos) para encontrar a sus respectivos padres. Ben y Rose no se sienten realizados en sus lugares y sueñan con otra vida. Ambos deciden ir a Nueva York y tomar el mismo camino. Las dos lineas narrativas se describen en paralelo a la espera de que ambas confluyan en un mismo punto y nos de respuesta a las intrigas planteadas de inicio. La aparición de Millient Simmonds en su debut en la gran pantalla, es un maravillosa sorpresa y un gran descubrimiento. Tras una mirada conmovedora y unos gestos equilibrados, sentimos y notamos de manera natural todas sus emociones. El otro protagonista infantil, Oakes Fegley, en cambio, pese a su corta edad, es ya un veterano. Todos le recordaremos por su actuación en “Peter y el Dragón” (2016). Sobre las películas de Tod Haynes, independientemente de que puedan estar mejor o peor, lo único que puede asegurarse siempre es que el diseño de producción será perfecto y Wonderstruck no es una excepción. El diseñador Mark Friedberg (The Amazing Spider-Man 2) recrea dos épocas totalmente diferentes de Nueva York con un toque magistral. Es una autentico gozo y placer observar la profundidad y minuciosidad con que están filmados todos los detalles de cada periodo. Como nos tiene siempre acostumbrados, Tod Haynes ha conseguido nuevamente en Wonderstruck mostrarnos su especie de marca registrada: Realizar una película pensando hasta el mínimo detalle. Junto a su Director de Fotografía Ed Lachman, usan una sorprendente combinación de películas Kodak de 35 mm en blanco y negro, con otras en color, para dar a las dos líneas narrativas desarrolladas en la trama una autenticidad y una belleza única. La ciudad de Nueva York de los años 20 que habita Rose, además de la magnífica fotografía, va acompañado de un impresionante diseño de vestuario, decorados y escenografías que consiguen mágicamente transportar y trasladar a los espectadores a otra era. Desde la ropa de la gente hasta los carruajes de la época mantienen nuestros sentidos absortos ante la magnitud del espectáculo ofrecido por Haynes, donde todo está recreado a la perfección. La fotografía en blanco y negro aumenta la sensación de realismo, del mismo modo que la inexistencia de sonido crea la impresión de estar viendo una película muda. El mundo de Ben en la década de los 70, psicodélico, funky y saturado contrasta con el de Rose en Blanco y negro, silencioso, entusiasta y envolvente. Ed Lachman recrea estos años con colores naranjas quemados. Al igual que en la época de Rose, las calles llenas de gente por las que deambula Ben están minuciosamente realizadas tanto en decorados como vestuarios. Ademas, Tod Haynes, emplea aquí canciones como “Space Oddity” de David Bowie o “Fox On The Run” de Sweet para conseguir mayor efecto y autenticidad. Al igual que en las películas mudas, la partitura tiene un peso relevante en el resultado final, y por la magnífica utilización de la música en cada una de las escenas, brilla el excelente trabajo de Carter Burwell con el que ya colaboró Haynes en “Carol“. Su música evoca sentimientos y emociones sin llegar a ser nunca manipulador. Wonderstruck realiza un bello homenaje al cine mudo, a esa transición hacía el cine sonoro. Una película mágica que consigue trasladar al espectador, como si de una máquina del tiempo se tratara, a otras épocas (los años 20 del cine mudo y la época funky de los 70), gracias a una espectacular ambientación con una minuciosa realización donde se cuida el más mínimo detalle.

Rey Arturo: La leyenda de Excalibur

Acción Drama Fantasía
6.5

Rey Arturo: La leyenda de Excalibur Arturo es un joven intrépido que dirige a su pandilla por los callejones de Londonium. Tras sacar la espada de Excalibur, se verá obligado a tomar algunas duras decisiones. Junto a una misteriosa mujer llamada Guinevere, deberá aprender a manejar la espada, vencer a sus demonios y unir al pueblo para derrotar al tirano Vortigern, quien robó su corona y asesinó a sus padres antes de convertirse en rey.

Death Note

Drama Historia

Death Note Un día, cuando Light termina las clases, encuentra un cuaderno negro tirado en el suelo y su título, «Death Note», le llama la atención. Light averigua que se trata de un cuaderno sobrenatural que es capaz de matar personas si se escriben los nombres en él, mientras el portador visualiza mentalmente la cara de quien quiere asesinar. Nueva adaptación, en versión live-action occidentalizada, de la famosa serie de manga y anime "Death Note". Death Note Critica Cuaderno de bitácora. 25 de agosto del año 2017: Los americanos siguen sin entender el anime. Antes de ver la película me propuse liberarme de los estereotipos, de las pretensiones que te da el haber visto previamente el anime (y leído el manga) y poner la mente en blanco. Haría así primero una crítica a 'Death Note' como película per se y también a la misma como adaptación del anime. Pero es que lo segundo no hay por dónde cogerlo. Una película de algo más de 1 hora y media que recoge de su adaptación japonesa lo justo, nombres de personajes, bloque principal del argumento y excentricidades varias (excepto las famosas patatas de Light). Y es aquí donde está a mi entender su principal problema: pretender amasar la esencia de sus 37 capítulos en escasos 100 minutos. De nuevo los estadounidenses vuelven a darnos más ejemplos que demuestran que o bien no ven la fuente de aquello que quieren grabar o no lo entienden en absoluto. La principal característica de Light (Kira) era ese atractivo tan siniestro que nos producía a todos. Un chaval de nuestra edad que comienza con algo puro y que poco a poco se convierte en rehén de su propio sueño; mitad sociopata, mitad salvador. Y aquí su desarrollo es nulo. Tanto es así que la sensación que me da es que lo han intentado sacralizar. Kira es protagonista y antagonista al mismo tiempo, y en la película parece que los únicos enemigos son aquellos que intentan detenerle. L es otro que tal baila. Al margen de su cambio de etnia (que sinceramente, me da exactamente igual), queda reducido a una mera caricatura estrafalaria. Como si los guionistas hubieran entendido que lo que hace brillante a L fuera su forma de sentarse, comer caramelos o coger el teléfono, y no su ética particular y su inteligencia sin parangón. Inteligencia al nivel de Kira, que sin embargo ésta solo se deja atisbar en los últimos minutos de la película, siendo el resto del tiempo un adolescente con la posibilidad de matar. La locura de Mia la han traducido 'decentemente' y me quedo con más ganas de Ryuk (y la voz de Williem Dafoe, impresionante). Mención aparte hay que hacer de la dinámica L-Kira. A mi entender, la historia de 'Death Note' no es tanto la de un cuaderno que mata gente sino la del juego del gato y el ratón entre sus dos protagonistas, Kira y L (no se entiende si no la bajada de nivel de la serie cuando esa relación desaparece). Juego que gira entorno a la batalla de egos; un ajedrez mortal que nos hacía vibrar con cada encuentro entre ambos. Aquí el único encuentro que presenciamos nos da la impresión de que estamos viendo a dos desequilibrados decir frases de galleta de la suerte y no a dos hombres luchando por ver qué visión del mundo prevalece: la justicia de Kira o la justicia de L. Termino de ver la película con la misión de sumar otra adaptación más a la sección (encabezada por Dragon Ball): "No, parad, no sigáis, no queremos ver más animes destrozados" y con el sabor de saber que con un poco más de cariño y en un formato de serie Netflix (10-12 capítulos) esta crítica sería muy diferente. Como película es pasable, como adaptación es un cero a la izquierda. Pero no tengáis miedo, pues siempre podremos volver a ver la obra de Tsugumi Ohba y quitarnos este mal sabor de boca.

El irlandés

Crimen Drama Historia
8

El irlandés Pennsylvania, 1956. Frank Sheeran, un veterano de guerra de origen irlandés que trabaja como camionero, conoce accidentalmente al mafioso Russell Bufalino. Una vez convertido en su hombre de confianza, Bufalino envía a Frank a Chicago con el encargo de ayudar a Jimmy Hoffa, un poderoso líder sindical relacionado con el crimen organizado, con quien Frank mantendrá una estrecha amistad durante casi veinte años. El irlandés Critica   ..escribir que acabo de contemplar una obra maestra, una despedida a lo grande del legendario director Martin Scorsese, que 'El irlandés' merece ser incluida en el olimpo del cine de gangster junto a películas como 'El padrino', 'Érase una vez en América', 'Uno de los nuestros, 'Casino'...pero no. Los aficionados al cine tenemos una tendencia natural a glorificar a nuestras leyendas, a aplaudir y elevar a lo más alto del séptimo arte aquellas películas dirigidas o interpretadas por grandes artistas que años atrás nos emocionaron de manera auténtica, es decir...Por lo que eran, no por lo que fueron. Tiene perfecta explicación puesto que el nivel artístico del cine ha ido bajando progresivamente y esto ha provocado que nuestra exigencia también haya descendido a la par. Debo confirmar que soy un enamorado del cine de Scorsese y que, junto a Billy Wilder y Woody Allen, está en mi lista de directores favoritos, un genio que ha creado un buen número de obras maestras entre las cuáles no me canso de visionar 'Toro Salvaje', 'Jo que noche', 'Uno de los nuestros', 'Casino' y 'El lobo de Wall Street'. Respecto a Robert de Niro y Al Pacino no citaré el largo listado de peliculones en los que han intervenido pero sí diré que me parecen grandes actores a los que siempre he admirado, especialmente en su etapa temprana donde estaban despejados de histrionismos y sobreactuaciones. Llevaba meses esperando ver esta película, la reunión de ese maravilloso elenco me tenía entusiasmado, deseaba poder ver un cierre perfecto a la trilogía de la mafia de Scorsese, decir que es de los pocos genios que se han podido despedir del cine con una auténtica obra maestra (solo me viene a la cabeza Sergio Leone) pero considero que el tiempo, tema central de la película, al igual que es cruel con todos nosotros, también lo es con las leyendas que tanto adoramos. Siendo más preciso, tengo un importante problema de credibilidad con los personajes que interpretan nuestros famosos actores. Pese a que el rejuvenecimiento facial digital considero que está bastante logrado, me resulta muy chocante los movimientos lentos y torpes que arrastran durante todas las décadas, especialmente en el caso de De Niro. ¿Algo puramente estético o superficial me pueden decir algunos? Para mí el actor debe adaptarse al físico que requiere el personaje y no al revés. De ahí que me resulte ridícula (con sonrisa involuntaria incluida) la escena en la que Frank le da una paliza al frutero: son los movimientos de una persona de 80 años, clarísimamente. Sin embargo, cuando De Niro interpreta aquellos pasajes de su etapa más adulta, todo resulta más natural y emotivo. Estos saltos en el tiempo son continuos y, desde mi perspectiva, crea una obra bastante irregular entre momentos auténticos y otros forzados antinaturalmente. Después de este importante problema de verosimilitud e intentando analizar la obra desde la razón, como si jamás hubiese visto una película de ninguno de los artistas implicados, tampoco me atrevería a decir que el guion, la historia o la banda sonora me han fascinado desde el minuto uno. Respecto al guion y al contrario de algunas de las críticas que lo han equiparado a las charlas mafiosas de otras películas del director, no recuerdo ningún pasaje especialmente interesante o digno de mención. Los temas que aparecen en la historia son la amistad traicionada, el sentimiento de culpa, la búsqueda de la redención o la vejez pero el punto de vista empleado en cada uno de ellos no me ha llevado a una nueva reflexión en ninguno de dichos apartados (como aventuraban varias críticas). ¿La banda sonora? 'In the Still of the night' al principio y al final.

Una oración antes del amanecer

Acción Crimen Drama
6.8

Una oración antes del amanecer Basada en la experiencia vivida por el británico Billy Moore, que sobrevivió a una dura experiencia en una cárcel en Tailandia convirtiéndose dentro en boxeador. Una oración antes del amanecer Critica Honestamente, filmar cámara en mano, bien pegadito a un protagonista que le pasan mil putadas, me parece la vía fácil. Porque sí, el cine es sobre todo imagen y mejor prescindir de la palabra, pero también es herencia, legado y novedad, no filmar una dramatización con el baremo de calidad "vídeo de comunión". 'Una Oración antes del Amanecer' tiene bases muy potentes, aunque da la impresión de creerse más buena de lo que es. Y es verdad que eso le da pies durante un buen rato, pero también que solo verdaderos narradores pueden sostener dos horas de gruñidos tailandeses en plan documental: no, no me "resulta incómodo quedarme con ella durante dos horas" como dice alguna crítica profesional, se me hace más bien tedioso porque la identificación emocional es nula sin contraste para la brutalidad. Afortunadamente, algo sucede pasada la (larga) presentación. Billy Moore va a parar a prisión por ser un camello, y lo más terrorífico no es la estancia, sino el maremágnum de voces y gritos en tailandés diciendo cosas que no entiende. La intrusión no se queda en lo auditivo, sino también en lo visual: ahí abajo, entre hombres morenos de elaborados tatuajes, su piel pálida y británica reluce como un faro, sacando a la luz racismos latentes de alguna venganza hacia el hombre blanco. Es el lado desfavorable de la justicia, metido dentro del cajón del anonimato, metido dentro de la más pura mierda de entorno que le rodea. Encima de todo eso, está el mono. La urgencia de meterse otro chute, en un lugar en el que te juegas la vida solo por tener algo. La caída es larga y sobre todo penosa, reforzada en autoengaños, estallidos de violencia y la clase de furia que tiene un perro enjaulado, echándose atrás hasta que solo puede contraatacar con uñas y dientes. Pero todo infierno tiene una norma, escrita desde tiempos antiguos: si estás lejos de la salida, fuérzate a salir por el otro lado. De vez en cuando, asoma el cambio en Billy, a través de un autocontrol que solo puede mantener luchando. Y, entre la emoción cruda de puñetazo y puñetazo, aparecen detalles blandos como los senos de una prostituta, redimiendo a la bestia que queda en el boxeador. "A veces, durante los combates, puedes ver a tu familia en el público": son las cosas sencillas las que cuentan cuando estás ascendiendo la montaña más alta. Hay un momento, al final, en el que toda la aglomeración de caos luchador y tailandés encuentra la catarsis más apropiada, una que no es fácil ni grandiosa. Así suelen ser los momentos que merecen de verdad la pena.